Ene 29 2010
460 lecturas

Despacito por las piedras

Google, no te conviertas en instrumento de la hegemonía

La polémica alrededor de Google demuesta los cambios estratégicos de Estados Unidos. En el pasado, EE.UU. mantuvo su hegemonía global con el uso de la fuerza. Pero su poderío nacional se ha visto considerablemente disminuido por la crisis financiera internacional y las dos guerras antiterroristas que ha desatado. Así las cosas, ahora traslada su foco estratégico del área militar a Internet. Es en este contexto que Google se convierte en instrumento de la hegemonía en Internet.
¿Qué podría llevar a una empresa multinacional gigante a intervenir en los temas de seguridad y sistemas pertinentes del país que le acoge? Obviamente, no se trata del comportamiento de una empresa, sino de un acto compulsado por motivos ocultos.
Un principio básico que deben obsevar las compañías internacionales es cumplir con las leyes y sistemas del país donde se ubican. De igual foma, dicho país mantiene un principio al acoger a las empresas extranjeras, es decir, que el proceso se avenga a sus propias leyes y sistemas. Este principio es básico, y no debe ser alterado por ninguna de las partes.
Es normal que el Gobierno administre Internet. Es lo que hacen todos los países, por ejemplo, para contrarrestar la pornografía y el ciberdelito. A la vez, todos los países exigen que el contenido en Internet responda a sus leyes y proteja la seguridad nacional. Google es un buen ejemplo en este sentido. Como compañía de los EE.UU., la misma empaña las fotos geográficas de muchos lugares de ese país.
Hablando en términos generales, los métodos principales de administración de Internet son la supervisión, la colocación de filtros y la supresión de contenidos. Algunos países occidentales insisten en que otros países garanticen la libertad de expresión y en Internet, pero cuando hay contenido que amenaza sus propios intereses nacionales, imponen inmediatamente controles estrictos. Por ejemplo, Google ha filtrado muchos textos sobre discriminación racial e invectivas de retórica antiestadounidense. La supervisión de Internet en China responde por completo a la ley y garantiza un alto grado de libertad para las compañías de Internet y los internautas. Según estadísticas, actualmente China tiene más de 200 millones de blogs, con lo cual se ubica como primera en el mundo en ese aspecto. Cada día, más de 100 millones de chinos hablan libremente en Internet.
Como sitio web, Pueblo en línea ha disfrutado de un alto grado de libertad. Nuestro foro “China poderosa”, dedicado a temas de actualidad, ha estado activo por muchos años. El único principio y requerimiento básico para nosotros es cumplir con la ley y mantener el desarrollo sano de Internet. Mientras las observaciones no vayan contra la ley, cualquier cosa puede ser discutida. Hay completa libertad en nuestro sitio.
Otro ejemplo, hemos dispuesto diversas pizarras para mensajes con acceso a todos los niveles de gobiernos locales. Solo en 2009, se discutieron públicamente por medio de ellos más de 7.000 problemas de áreas locales, los cuales fueron solucionados correctamente.
Además, tenemos una columna nombrada EZheng. Todos pueden expresar sugerencias en él. Y la mayor parte de los problemas presentados también fueron solucionados correctamente. Siempre y cuando Internet se apoye en este concepto, tendrá vitalidad y alma.
Google es una compañía muy creativa con un concepto de desarrollo único, que para muchas compañías resulta difícil de igualar. Creo que se desarrollará bien mientras lo haga como compañía. Espero que no se convierta en instrumento de la hegemonía de EE.UU. en Internet.

He Jiazheng, Pueblo en línea

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario