Jul 9 2008
854 lecturas

Política

Gran Bretaña, preocupada por “lenguaje belicoso” argentino

surysur

¿La prensa británica agita el fantasma de la guerra en el Atlantico Sur? El diario inglés Daily Telegraph informó hoy que el gobierno de Gran Bretaña "está cada vez más preocupado por la escalada militar de Argentina en la región de la Antártida, y teme un nuevo conflicto bélico como el de las Islas Malvinas de 1982".

Según la propia publicación londinense, "Argentina elevó la posibilidad de desplegar a fuerzas militares en la región antártica, con el anuncio de planes para el uso de soldados para defender sus intereses".

Más adelante, el diario de mayor circulación en la isla agregó que "… La presidenta Cristina Fernández de Kirchner le dijo a las autoridades de Defensa que Argentina debe estar preparada para garantizar su soberanía y proteger sus recursos naturales (…), mientras las naciones compiten para reclamar áreas de la región que se creen son ricas en petróleo", agregó.

Según el Telegraph, el plan argentino "amenaza con escalar tensiones entre Gran Bretaña y Argentina por las Islas Malvinas", usurpadas por la Corona en 1833, y que en 1982 llevó a una guerra de 74 días de duración, donde las fuerzas argentinas fueron derrotadas.

Pero las palabras de la presidenta Fernández ante las Fuerzas Armadas de su país durante la cena de camaradería efectuada anoche en Buenos Aires se referían a la nueva estrategia de Defensa enfocada en los recursos naturales.

Durante la misma, Fernández reseñó las declaraciones de las potencias mundiales por "declarar patrimonio mundial a la Amazonía y el acuífero Guaraní, pero nunca las patentes medicinales".

Además, Argentina es el país sudamericano que menos gasta en Defensa, y cuenta con las armas más obsoletas de todo el Cono Sur, mientras que Venezuela, Chile, Brasil, Colombia y Perú llevan adelante importantes inversiones en pertrechos bélicos.

Comparados uno contra otro, el presupuesto en defensa del corriente año de Gran Bretaña es de 84.996 millones de dólares, el 3 por ciento de su Producto Bruto Interno (PBI), mientras el de Argentina es de 2.891 millones de la misma moneda, el 1,1 por ciento de su PBI.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario