Ene 24 2011
398 lecturas

PolíticaSociedad

Haití, un año después: Una crisis vigente en América Latina

Gonzalo Basile*

Como ocurre en el continente, Haití en más de un 70% tiene un sistema de salud con gasto privado, la inversión pública es la más baja en América Latina, donde la mayoría de la población debe pagar para conseguir cobertura y acceso a la atención en salud. Población que tiene un salario mínimo menor a 4 dólares, que en más de un 80 o 90% trabaja en economía informal según CEPAL.

En este marco, aparece como siempre una lógica de intentar realizar una política de "seguros focalizados" de salud para algunos grupos sociales (madres embarazadas, niños/niños menores 5 años, discapacitados o formatos similares) que sin duda no son la respuesta a los problemas de un sistema de salud como el de Haití cuando más del 50 o 60% de la población no tiene ningún tipo de cobertura ni acceso a la salud hoy.

Además que estos "seguros" -con una basta y larga trayectoria desde 1993 en adelante en latinoamerica- nos dicen quién financia, pero no quien provee los servicios de salud con la clara de situación que fondos de cooperación internacional o públicos sean transferidos al sector privado. En América Latina ya conocemos que ese tipo de recetas de algunos organismos internacionales como el Banco Mundial del aseguramiento focal es una vía muerta y regresiva al derecho a la protección social y salud universal.

 Es en este contexto, que parece imprescindible tener en cuenta dos cuestiones: La primer reflexión resulta que la reconstrucción de Haití no puede ser sin Haití. Se debería dar especial participación y apostar a las capacidades inmensas humanas, técnicas, sociales y políticas de la sociedad civil haitiana. Sus organizaciones campesinas, de mujeres, de trabajadores, académicas son parte de la clave y todos los días lo demuestran desde su fortaleza y apuesta por la vida. En segundo lugar, es momento de fortalecer la ayuda humanitaria desde el MERCOSUR -desmilitarización mediante –  y el UNASUR  en una concepción de profundización de cooperación Sur-Sur que debería jugar un papel central marcando que América del Sur tanto sus Estados como sus pueblos estamos movilizados y solidarios con esta grave situación en Haití.

Dando un fuerte gesto geopolítico. América Latina debiera (ayudar a) recuperar Haití. Los ejes de seguridad alimentaria como en el campo de la salud se pueda avanzar hacia un sistema público de salud para dar cobertura a millones que en Haití no tienen garantizado su derecho a la salud actualmente, parecen prioridades estratégicas donde se podrían aprovechar ejemplos regionales exitosos de sistemas universales de salud como el de Cuba, Costa Rica o Brasil. Ahora es cuando debe estar la presencia de la solidaridad latinoamericana. El reloj corre.

 
* Presidente-Médicos del Mundo Argentina/Cono Sur

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario