Dic 17 2008
499 lecturas

Sociedad

Heroico ejército colombiano: otro muerto matado por la espalda

Adital*

Edwin Legarda, esposo de Quilcue, la máxima autoridad del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) y la dirigenta detrás de las marchas indígenas de noviembre pasado, falleció en un hospital de la ciudad de Popayán. hasta donde fue trasladado tras el atentado que se perpetró el martes 16 en una carretera pública. Legarda, de 28 años, recibió tres impactos de bala y murió cuando era intervenido quirúrgicamente, dijeron sus familiares, indicando que "fueron tiros de fusil".

Legarda fue presuntamente asesinado cuando viajaba hacia Popayán a recoger a su esposa, quien participaba en la reunión de derechos humanos de la ONU en Ginebra. Minutos antes, cuando su esposo aún era operado, la líder del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) aseguró que el atentado era en su contra –si bien no estaba con él– y lo atribuyó al ejército. "Está confirmado que es el Ejército Nacional", declaró entonces  a medios locales.

"Según las primeras informaciones que obtengo, a las cuatro de la mañana pasaba un vehículo por ese sector y lo que me informan el comandante y los soldados que están allá es que hicieron un alto, el vehículo no paró y los soldados dispararon", aseguró un oficial a radio Caracol.

"Se confundieron y desafortunadamente dispararon", agregó, subrayando que no hubo "ningún atentado" y que lamentaba el incidente. Aunque el ejército aseguró que le habían disparado al vehículo "por error" al no detenerse ante el retén, la versión de la comunidad indígena es que el ataque fue un atentado contra Quilcue, pues ella solía movilizarse en ese vehículo.

Según Ernesto Perafán, abogado del CRIC, se trata de una represalia contra la minga indígena, pues este hecho se suma a la decisión de dictar orden de captura contra los cordinadores de la guardia. Perafán aseguró que si la justicia penal militar no dicta orden de captura contra los soldados involucrados, la guardia indígena los va a capturar porque el hecho se produjo en territorio de la comunidad.

"Él se dirigía desde el resguardo de Páez a Popayán a recoger a la consejera. El ejército le disparó desde varios ángulos. Desde ambos lados tiene impactos el carro. No lo auxiliaron, sino que dejaron unas vainillas y cosas en el piso", manifestó Perafán.

La dirigente Quilcue lideró en noviembre una protesta de miles de indígenas del departamento de Cauca, que incluyó una marcha a Bogotá, para exigir el cumplimiento de acuerdos sobre entrega de tierras y respeto de sus derechos.

* www.adital.org.br –que cita como fuente a TeleSur TV.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario