May 8 2006
619 lecturas

Política

Huelga de hambre. – OFRECER EL CUERPO PARA GANAR LA VIDA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Cartas, correos electr√≥nicos, declaraciones en boletines, diarios y revistas marginales ‚Äďtodos preferimos llamarnos independientes‚Äď, llamadas telef√≥nicas, reuniones. Personalidades que escriben a la Presidenta de la Rep√ļblica de Chile, como el Premio Nobel alternativo de la Paz, Mart√≠n Almada ‚Äďel descubridor de los archivos de la Operaci√≥n C√≥ndor en Paraguay‚Äď, pidiendo para los mapuche el m√≠nimo que sustenta nuestros valores culturales: derecho a la vida y la libertad.

Otros escriben a la abogada de los presos el huelga de hambre, como Noam Chomsky, ofreciendo la mano abierta de su solidaridad. Los algunas vez presos pol√≠ticos chilenos residentes en Estocolmo, Suecia, exigen se esclarezca la verdad oculta tr√°s procesos judiciales que en alguna ocasi√≥n se prob√≥ fueron ama√Īados.

El panorama

En distintos lugares de Chile ‚ÄďValpara√≠so y Temuco, por ejemplo‚Äď las fuerzas policiales han reprimido con singular sa√Īa peque√Īas manifestaciones de apoyo a la causa mapuche. Hay presos y habr√° procesados por ello. Como los ciudadanos de tez oscura en Estados Unidos, los chilenos est√°n a un tris de convertirse en carne de presidio por el solo hecho de o ser mapuche o simpatizar con sus demandas.

No son los hechos los que alimentan la voracidad carcelaria del gobierno ‚Äďdel actual y los anteriores‚Äď son las palabras. Los chilenos est√°n quiz√° mucho m√°s cerca de lo que pudiera imaginar una mente afiebrada de ser castigados por pensar distinto. El curso de esta pol√≠tica de Estado, desde luego, no es creaci√≥n de los asesores de la presidenta Bachelet, viene de atr√°s, se comenz√≥ a gestar con la teor√≠a de que s√≥lo es v√°lido lo decidido por consenso. El consenso, en una curiosa vuelta de tuerca, criminaliza lo que es diferente. Los mapuche son diferentes.
foto

Los criterios que se imponen al interior del gobierno son continuidad de la pol√≠tica del consenso. Una pena. Una esperanza que parece desvanecerse. ¬ŅQu√© compromisos honra el gobierno? Carece de importancia, se dir√≠a, sumergida como est√° la poblaci√≥n en el temor de perder su empleo, de no pagar los ¬ęjugosos¬Ľ cr√©ditos que la atenaza, v√≠ctima de un sistema educativo que apenas educa a los pudientes, librado una dura y est√©ril guerra por sobrevivir en una competencia feroz por migajas ‚Äďa la que llaman fuerza de los microemprendimientos‚Äď.

Chile se ha convertido en pa√≠s de mendigos: todos con un ¬ęproyecto¬Ľ que refuerza el status quo impuesto. De seguir as√≠ se convertir√° en un pa√≠s sin dignidad.

El caso de la fiscal Reyes

Myriam Reyes Garc√≠a es defensora penal p√ļblica. En Temuco se la investiga por la presunci√≥n de que habr√≠a sido ella la que ¬ęfiltr√≥¬Ľ a la prensa un documento reservado del Ministerio P√ļblico, en el cual se dan a conocer los pagos a testigos protegidos que declararon en el caso del as√≠ llamado ‚ÄúIncendio Terrorista‚ÄĚ en la causa Poluco-Pidenco, realizado en Agosto del 2004. Esta causa tiene como imputados, y reos, a dirigentes mapuche.

Tras el juicio que conden√≥ a cuatro personas a cumplir una pena de 10 a√Īos y un d√≠a de presidio ‚Äďotros siete est√°n pr√≥fugos‚Äď el diario electr√≥nico El Gong de Temuco‚ÄĚ public√≥ un documento reservado del Ministerio P√ļblico que detalla pagos por alrededor de 20 millones de pesos a 10 testigos, en un per√≠odo de cuatro meses. Cuatro de estos testigos enfrentan querellas por falso testimonio.

A los firmantes de una declaraci√≤n en defensa de la fiscal ¬ęllama la atenci√≥n la focalizaci√≥n de la acusaci√≥n en la persona de Myriam Reyes, existiendo tantas posibilidades de filtraci√≥n de la informaci√≥n y no teni√©ndose a la fecha el m√°s m√≠nimo indicio de su culpabilidad. (‚Ķ) El proceso nos sugiere la persecuci√≥n a una persona comprometida con la verdad y la justicia, en un territorio donde se intenta avasallar ‚Äďcon malas pr√°cticas‚Äď la justa lucha del pueblo mapuche.

¬ę(‚Ķ)Tenemos preguntas altamente significativas: ¬Ņc√≥mo es posible que la justicia chilena utilice testigos pagados?, ¬Ņpor qu√© raz√≥n es posible que √©sta destine cuantiosos dineros para obtener tales declaraciones? Si esta pr√°ctica fuera leg√≠tima ¬Ņpor qu√© se mantiene oculta? Y en su defecto, ¬Ņpor qu√© raz√≥n se persigue a quienes intentan trasparentarlo?

Esos cuatro condenados son los que est√°n en huelga de hambre.

foto

√öltimo comunicado
de los presos políticos mapuche
en huelga de hambre*

En Temuco, territorio mapuche, a domingo 7 de mayo del 2006 a 56 días de huelga.

Los presos pol√≠ticos mapuche recluidos en la enfermer√≠a de la c√°rcel de Temuco desean denunciar a la opini√≥n p√ļblica los maltratos y torturas psicol√≥gicas a las que hemos sido expuestos estos d√≠as por nuestro justo derecho a tener justicia:

1¬ļ Fuimos trasladados a la fuerza y en nuestra contra desde Angol a la enfermer√≠a de Temuco. D√≠as antes se nos hab√≠a planteado la idea de la enfermer√≠a por que tenia mayores comodidades, equipamientos y personal medico las 24 horas, pero nosotros nos negamos.

Al llegar a Temuco fuimos forzados algunos al suero y otros de tanta resistencia no pudieron con ello, incluso hubo quebradura de vidrios y tazas por lo mismo, lo que significo dormir encadenados a la cama toda la noche y solo antes de la visita se llevaron las cadenas.

Una de las peticiones es permanecer siempre juntos los 4 y en esos días la lamieng Chepa fue aislada de nosotros y solo podía hablarnos en visitas lo que también tuvimos que hacer fuerte resistencia para que estuviera con nosotros.

2¬ļ Que aun no entendemos por que nos trajeron a Temuco violentados si aqu√≠ estamos sufriendo todos los d√≠as. Estamos con otros internos,
enfermos con enfermedades que pueden afectar nuestra salud. También los servicios higiénicos están en mal estado y en pésimo estado.

Pero lo peor es la tortura diaria del olor de la comida y el pan caliente, ya que las comidas son repartidas en la misma sala donde estamos. Después de tanto alegar pusieron un biombo lo que solo oculta parte de la visión. Por lo menos no vemos como comen los presos, pero el olor lo seguimos sintiendo lo que nos hace arder el estomago donde se llena nuestra boca de agua (aquí abajo es el rancho de la cárcel y la panadería).

3¬ļ Que ayer como a las 18 horas fuimos sacados en contra de nuestra voluntad, con extrema violencia y brutalidad para seg√ļn ellos ¬ęsalvarnos la vida¬Ľ, con un gran operativo, lamentablemente para ellos nosotros cuatro somos mapuche firmes, decididos y guerreros crecidos con comida buena, comida de comunidad, lo que nos hace seguir resistiendo nuestro cuerpo.

¬ŅY qu√© paso? Nos enviaron de nuevo a esta enfermer√≠a sin suero para algunos y todos molidos y apaleados para ¬ęsalvarnos la vida¬Ľ. Por eso nuestra gente se enfureci√≥ y llegaron al hospital y luego a la c√°rcel. Tambi√©n entro nuestra madre y algunos hermanos con abogado para ver como estamos, as√≠ que nos constataron lesiones y los golpes de piernas y brazos que recibimos. ¬ęTodo esto quedo grabado por gendarmer√≠a desde que salimos hasta que llegamos¬Ľ.

Nosotros queremos llamar a todo nuestro pueblo a todas las comunidades de la resistencia, a las organizaciones mapuche no importando quien sea, a todo mapuche no importando quien sea, a todo mapuche urbano, a todo hombre y mujer que tiene conciencia a hacer fuerza al lado nuestro, por que nosotros estamos defendiendo nuestro derecho a tener justicia, defendemos el derecho que tiene nuestro pueblo a la tierra y libertad, por eso:

¬ęLibertad o muerte¬Ľ a todos los presos politicos mapuche

Juan Patricio Marileo
Jaime Marileo
Juan Carlos Huenulao

Patricia Troncoso

—————————————

* Recibido de la Agrupación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos Mapuche.

www.presospoliticosmapuche.org

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario