Jun 25 2008
470 lecturas

Sociedad

Informe del ACNUR sobre refugiados: mala calificación para Colombia

 

Pablo Ramos*  
 
El país caribeño se ubica en tercera posición por cantidad de expulsados. Y encabeza el listado mundial por desplazados internos.  
El viernes pasado se conmemoró el Día Mundial del Refugiado, y 48 horas antes había sido divulgado por la agencia correspondiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Londres el informe anual sobre la evolución de esta problemática. El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), en su documento llamado "Tendencias Globales" de 2007, mensuró el tamaño de esta tragedia humanitaria: el mundo generó el año pasado 11.400.000 de refugiados y 26 millones de desplazados bajo su amparo. No están contabilizados los 4.600.000 palestinos en esta situación, ya que de esta nacionalidad se encarga otra agencia de la ONU.
 
El informe presentado por el presidente de esta organización, el portugués António Guterres, en la capital británica ubica como la nación que más población expulsó a Afganistán, seguida de Irak y de Colombia. Pero en relación a aquellos que debieron desplazarse dentro de su propio país, es la nación sudamericana la que encabeza esta triste lista.
 
"Tras cinco años de disminución en el número de refugiados, entre 2001 y 2005, estamos viendo un incremento en los dos últimos años, lo cual es un motivo de preocupación" dijo Guterres, quien fuera primer ministro de Portugal, en el lanzamiento de una semana de actividades enmarcadas en derredor del Día Mundial del Refugiado.
 
Se define como refugiado a aquella persona que tiene "fundados temores de ser perseguido por motivos de religión, nacionalidad, raza, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas fuera del país de su nacionalidad o aquellos que huyen de su país amenazados por la violencia generalizada, agresión extranjera, conflictos internos o violación masiva de los derechos humanos".
 
El número de refugiados bajo la responsabilidad del ACNUR se incrementó de 9.900.000 a 11.400.000 a finales de 2007. Según el Centro para la supervisión del Desplazamiento Interno, el número total de personas afectadas por el desplazamiento dentro de las fronteras de un mismo estado provocado por los conflictos aumentó de 24.400.000 a 26 millones.
 
Las dos primeras naciones que expulsan población (Afganistán e Irak), se encuentran en estado de guerra e invadidos por una coalición internacional liderada por Estados Unidos. La nación afgana fue atacada por fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en 2001 para derribar el régimen talibán en Kabul. Unos 3 millones de afganos son refugiados, básicamente en Pakistán e Irán.
 
Mientras que la nación árabe corrió suerte similar a partir de 2003, cuando una falsa acusación de posesión de armas de destrucción masiva motivó a que una expedición anglo-estadounidense destituyese al presidente Saddam Hussein. En ambos casos, la situación actual es peor que antes de la pretendida solución. Dos millones de irakíes debieron salir de su país hacia Siria y Jordania principalmente.
 
La situación de Colombia se diferencia en que ese país no se encuentra bajo ocupación extranjera. Pero atraviesa un cíclico proceso de luchas internas hace cinco décadas, con regiones donde el Estado no ejerce soberanía efectiva, principalmente selváticas. Pero desde 1999 aplica el llamado "Plan Colombia", con el cual pretende disminuir la producción de drogas prohibidas –básicamente cocaína- y resolver el conflicto armado. Esta iniciativa es impulsada por la Casa Blanca, en un doble rol de financista y proveedor de pertrechos bélicos.
 
Unos 552.000 colombianos debieron abandonar su tierra para salvar sus vidas o conservar sus conciencias, según contabilizó el ACNUR. La mayoría de ellos se encuentran en los países vecinos, en Venezuela y Ecuador, aunque crece el otorgamiento de asilo político por parte de Argentina. El "Top five" de este lamentable ranking lo cierran Sudán (523.000 desplazados) y Somalia (457.000).
 
Cabe destacar que Colombia tiene un nivel de desarrollo relativo muy superior al del resto de sus compañeros de lista, salvo el Irak previo a la Guerra del Golfo Pérsico (1990-1991).
 
Y a los tres países Estados Unidos propuso la misma solución: la guerra. Con los resultados que el ACNUR se encargó de cuantificar, en base a informaciones aportadas por 150 miembros de ONU.
 
Pero si un tercer puesto en esta estadística nadie lo desea (ni aún los que se ubican primeros y segundos), menos aún anhelan encabezar el listado de desplazados internos. En este caso se trata de aquellas personas se ven obligadas a abandonar su lugar de residencia pero permanecen dentro de su país. Y aquí es Colombia quien se encuentra al tope de la lista, con 3 millones de desplazados.
 
Los cuatro países que secundan a Bogotá son Irak, con 2.400.000 desplazados, la República Democrática del Congo, con 1.300.000, Uganda (1.200.000) y Somalia (1.000.000). Cabe acotar que las tres naciones africanas se encuentran en guerra civil.
 
Si sumamos los refugiados de la tierra de Gabriel García Márquez más los desplazados, la tragedia humanitaria alcanza a más de tres millones y medio de colombianos…
 
No obstante este número, y desde que el gobierno del presidente Alvaro Uribe impulsase y el Congreso en Bogotá aprobase el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, Colombia es citada como "ejemplo latinoamericano" junto a Chile y México, en contrapartida de Argentina, Bolivia, Ecuador y Venezuela, naciones consideradas en distintos grados como "díscolas".
 
* Publicado en APM

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario