Sep 3 2005
239 lecturas

Economía

Informe: Pascua Lama, saqueo ambiental

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Pascua Lama es un proyecto minero de extracción de oro que, de concretarse, se desarrollará a partir del año 2006 en la Cordillera de los Andes en la III Región en el valle del Huasco, a 150 kilómetros al este de la ciudad de Vallenar, en Chile; y a 300 de San Juan, en el Departamento de Iglesia, Provincia de San Juan, Argentina, a 5 mil metros sobre el nivel del mar. El yacimiento contiene alrededor de 465 toneladas de oro, la inversión será de 1.500 millones de dólares y las ganancias de 10 mil millones de dólares.

La empresa minera que llevará a cabo este proyecto es la Compañía Minera Nevada, flial de Barrick Gold Corporation (BGCo) en Chile, con casa matriz en Canadá. BGCo fue fundada por el multimillonario saudí Adnan Khashoggi, involucrado en el tráfco de armas y amigo personal de George Bush padre.

fotoUN GRAN NEGOCIO,

PERO SUCIO Y MORTAL

Barrick Gold posee variados yacimientos mineros en América del Sur y en África, y su estadía en dichos lugares ha signifcado enfermedad, pobreza y muerte.
La extracción de oro incluye los procesos de molienda, acidulación, oxidación, neutralización, remoción de oro y refnería. En cada una de estas etapas ocurren procesos dañinos para el medio ambiente.

En la molienda y extracción de oro se liberan al aire metales como el arsénico, que es tóxico para quien los inhale. La acidulación incluye la adición de ácido sulfuroso, que por sus características puede contaminar las aguas ante una eventualidad. Durante la remoción de oro se utiliza cianuro, que también es un factor de riesgo de contaminación de aguas y un veneno si se ingiere. Además, se recupera mercurio, lo que no se recupera se volatiliza al aire y es altamente contaminante.

A esto hay que agregar los depósitos de estériles , que corresponden a grandes acumulaciones de material inservible y generan aguas ácidas, que escurren hacia el río Estrecho y hacia fuentes de agua subterránea. El tranque de relave se instalará en territorio argentino, afectando la cuenca del río San Juan, que nace de lamontaña El Mercedario, donde se encuentra el glaciar El Caballito, ubicado en la reserva de la biosfera de San Guillermo.

El proyecto Pascua Lama fue aprobado originalmente –en Chile– el año 2001 por la Comisión Nacional del Medio Ambiente (CONAMA). Sin embargo, la empresa se comprometió a entregar un Plan de Manejo de Glaciares el 2004. Este estudio se presentó a fnes de ese año con el nombre de “Viabilidad de Manejo de los Glaciares”.

En dicho estudio se presenta la alternativa de mover con máquinas hidráulicas 10 hectáreas de los glaciares Toro I, Toro II y Esperanza, que están dentro del rajo de la mina, a un cuarto glaciar llamado Guanaco. En términos hidrológicos y ambientales, proponer una solución de este tipo es inviable por varias razones:

foto
1) Se trata de remover parte importante de una fuente de agua en una zona semi-árida. Vallenar se encuentra en medio del Desierto de Atacama, uno de los desiertos más secos del mundo.
2) El traslado de los glaciares de un lugar a otro no asegura el equilibrio hidrológico de la zona.
3) Durante la etapa de construcción de las obras ya se ha intervenido parte de los glaciares por el polvo que se deposita en ellos, impidiendo mantener la temperatura, por lo tanto, no se puede asegurar la mantención de las condiciones del hielo durante el traslado y luego de su depositación.


UN EMPRENDIMIENTO CON MUCHAS “VENTAJAS”

Además de los impactos ambientales negativos que signifcan el tranque de relaves, el depósito de estériles, la contaminación del agua del río Estrecho, la contaminación de fuentes subterráneas y el traslado de glaciares para acentuar aún más la disminución de fuentes de agua de una zona desértica, se deben agregar los impactos negativos sociales y económicos, que distan mucho de signifcar más empleo y desarrollo para la zona.

En primer lugar, hay que considerar la afectación de las zonas de pastoreo de las comunidades indígenas huascoaltinas –descendientes de diaguitas– a las que se les negará el acceso de sus animales.

Por otro lado, se habla de emplear a cuatro mil personas en la etapa de construcción del proyecto y 1.500 en la etapa de operación. Un porcentaje de ellos será chilenos, tal vez sólo 50 personas sean de la provincia. Esta baja proporción no se condice con la contaminación de las aguas de la zona que afectará a casi de 8.500 agricultores.

foto
A esto se suma el daño a una zona con un potencial turístico importante y con patrimonios arqueológicos de antigua data, además de los problemas de delincuencia, el tránsito de camiones y la pobreza que acarrea cualquier proyecto minero.

Estos antecedentes muestran el desastre ecológico y social que puede sufrir la zona de efectuarse Pascua Lama. Sin embargo, aún se puede evitar.

—————————

* Ofcina para América del Sur y Antártica (www.oceana.org).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario