Nov 27 2006
251 lecturas

Política

Irreversible. – RAFAEL CORREA PRESIDENTE ELECTO DEL ECUADOR

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

La aseveración del despacho de la agencia de noticias independiente ecuatoriana ALTERCOM* en el sentido de que el país “decidió cambiar de rumbo para el siglo XXI” es difícilmente discutible; queda para dilucidar cuál es el rumbo que pretende la sociedad ecuatoriana, qué tendrán para decir las organizaciones indígenas –y de qué manera se resuelven los problemas y conflictos etnia-clase-ambiente en ese país– y si el binomio Correa-Moreno, conformado por un intelectual y académico y un hombre de empresa con sensibilidad social, será el “capitán de tormenta” que Ecuador necesita para dejar atrás la crisis casi terminal, social, económica y política, que sacude sus llanos, litoral y cumbres.

foto Próximo el mediodía del lunes 27 de noviembre de 2006 la única duda que dejan las elecciones del domingo es el porcentaje de los votos emitidos a favor de los ganadores y la consecuente ventaja sobre sus rivales; el silencio de Álvaro Noboa (izq.), que ha señalado esperar los resultados oficiales del escrutinio para reconocer su derrota, sabe más a berrinche de niño mimado –se lo cuenta entre los hombres más ricos de América del Sur– que a prudencia política; para los más suspicaces partidarios de Correa es un anticipo de la conducta obstruccionista, cuando no francamente conspirativa, que tendrá la derecha ecuatoriana frente al futuro gobierno.

Se anticipa que la campaña anti Correa será brutal, semejante a la que terminó por derrocar a Salvador Alende hace 33 años y en todo semejante a la que soporta en Caracas Hugo Chávez. Desde luego ya durante el período pre electoral Noboa no se quedó corto en palabras al calificarlo de amigo íntimo de Chávez y Castro, advirtiendo, simultáneamente a los votantes que se venía sobre Ecuador una “marea roja” de asesinos y la pobreza generalizada.

Los ciudadanos no creyeron en soviets instalados en los barrios de Quito ni dictando normas en los muelles de Guayaquil; en cuanto a la pobreza, viven en ella desde hace mucho, demasiado tiempo la mayor parte de la población como para que los asuste. Prefirió la ciudadanía atajar que Noboa –y la clase que representa– adquiera más poder. foto En el rechazo a su candidatura jugó un rol no despreciable el hecho de que nunca pudo terminar de desmentir que utilizara trabajo infantil en sus haciendas.

Carrera ha dicho y reiterado que su gobierno y el de su vicepresidente Moreno (der. arriba) será “de los migrantes”, en clara alusión al hecho de que miles de ecuatorianos han emigrado a donde han podido para escapar de la miseria y el servilisnmo a que los somete la oligarquía. A esos migrantes les promete la posibilidad de regresar, que sólo podrá cumplir abriendo fuentes de trabajo estable con remuneraciones dignas.

foto Otros factores que contribuyeron a darle apoyo popular fue su promesa de llamar a una Asamblea Constituyente para refundar el país, no continuar con las conversaciones para un TLC con EEUU, su oposición a la base militar estadounidense en Manta, su promesa de créditos para la agricultura y la pequeña y mediana industria, protección del ambiente, diseño de una nueva política petrolera y avanzar hacia la integración cotinental –lo que se ha interpretado en el sentido que proponen Chavez y, ahora, Evo Morales.

En su discurso de festejo Rafael Correa anunció “el fin de la noche neoliberal”. Quizá´debió de haber dicho que nunca es más oscura la noche que antes de clarear.

——————————

*El artículo completo de ALTERCOM se encuentra aquí

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario