Ago 11 2008
804 lecturas

Política

Israel detrás de Georgia en la batalla de los ductos del Mar Caspio con Rusia

 
DEBKAfile*
 
Análisis de un elemento no siempre considerado en el conflicto entre Georgia y la Federación Rusa: la presencia de intereses israelíes en la zona. Todo comienza, es un decir, cuando tanques georgianos e infantería, apoyadas por consejeros militares israelitas, capturaron Tskhinvali, capital de la disidente Ossetia del Sur,  temprano en la mañana del Viernes 8 de agosto, llevando el conflicto Georgia-Rusia sobre la provincia a un clímax militar. 
 
En la primera respuesta de Moscú a la caída de Tskhinvali, el Presidente Dimitry Medvedev ordenó al ejército ruso prepararse para una emergencia nacional después de llamar al Concejo de Seguridad de la ONU para una sesión de emergencia para el viernes. Refuerzos fueron enviados de inmediato a la “fuerza de pacificación” rusa presente en la región para apoyar a los separatistas. 
 
Los expertos geopolíticos de DEBKAfile notan que a nivel de superficie, los ruso están apoyando a los separatistas de S. Ossetia y la vecina Abkhazia como respuesta por el fortalecimiento de la influencia norteamericana [mejor dicho zionista, EEUU es controlado por los kosher N del T] en la diminuta Georgia y sus 4.5 millones de habitantes. Sin embargo, más inmediato, el conflicto se ha encendido por la carrera por el control de las tuberías que sacan el petróleo y el gas de la región del Caspio. 
 
Los rusos pueden soportar duramente la ambición del pro-norteamericano presidente Georgiano Mikhail Saakashvili para llevar a su país a la OTAN. Pero ellos pusieron una gruesa línea contra sus planes y aquellos de las compañías petroleras Occidentales, incluyendo las empresas israelitas, para dirigir el petróleo de Azerbaiyán y las tuberías de gas desde Turkmenistan las cuales transitan por Georgia, a través de Turquía en lugar de conectarlas en las tuberías rusas. 
 
Saakashvili sólo necesita dejar este plan para que Moscú  cierre las provincias que se sublevan contra Tbilisi. Mientras el acuda a sus armas, Ossetia del Sur y Abkhazia emprenderán las guerras separatistas. 
 
DEBKAfile revela el interés de Israel en el conflicto de sus exclusivas fuentes militares: 
 
Jerusalén posee un enorme interés que las tuberías de gas y petróleo del Caspio lleguen al puerto terminal turco de Ceyhan, en lugar de usar la red rusa. Intensas negociaciones están en marcha entre Israel Turquía, Georgia, Turkmenistan y Azarbaijan para que las tuberías alcancen Turquía y desde allí a los terminales de petróleo de Israel en Ashkelon y a su puerto del Mar Rojo, Eilat. De allí, los supertanques pueden llevar el gas y el petróleo al lejano oriente a través del Océano Indico. 
 
Consciente de la sensibilidad de Moscú en el asunto del petróleo, Israel ofreció una participación a Rusia en el proyecto pero fue rechazado. 
 
El año pasado, el presidente Georgiano comisionó desde empresas de seguridad privadas israelitas a varios cientos de consejeros militares, estimados en más de 1,000, para entrenar las fuerzas armadas Georgianas en comandos, aire, mar, blindados y tácticas de combate de artillería. Ellos también ofrecieron instrucción en Inteligencia militar y seguridad para el régimen central. Tbilisi también compró armas, inteligencia y sistemas de guerra electrónica desde Israel. 
 
Estos consejeros indudablemente estaban profundamente involucrados en las preparaciones del ejército Georgiano para conquistar la capital del sur de Ossetia este viernes. 
 
En recientes semanas, Moscú ha exigido repetidamente a Jerusalén que detenga su ayuda militar a Georgia, amenazando finalmente con una crisis en las relaciones bilaterales. Israel respondió diciendo que la única ayuda que dio a Tbilisi era “defensiva.” 
 
Esto no ha caído bien en el Kremlin. Por consiguiente, mientras la crisis militar se intensifica en Ossetia del Sur, puede esperarse que Moscú castigue a Israel por su intervención.   
 
 

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario