Oct 18 2008
394 lecturas

Sociedad

Italia: gobierno estudia segregar a los alumnos inmigrantes

Periodista digital*

El gobierno italiano que lidera Silvio Berlusconi planifica una nueva medida polémica en relación a los inmigrantes. Podrían poner en marcha un sistema de acceso a la escuela sólo para los alumnos procedentes de otros países, que deberían pasar un test de ingreso y estarían en clases diferentes a los niños italianos. El plan ya ha provocado duras críticas de la oposición, que califican la medida como discriminatoria.

La polémica ha crecido al conocerse que los socios de Berlusconi, la ultraderechista Liga Norte, argumentan que la medida persigue "integrar mejor" a los extranjeros en la escuela italiana. La enmienda que obliga al Ejecutivo a estudiar estas medidas fue aprobada el miércoles.

La enmienda de la Liga Norte, que tiene que continuar su aprobación en el Parlamento para poder ser ley, prevé que los niños inmigrantes entren en el colegio "tras la superación de un test y específicas pruebas de evaluación". Para aquellos que no las superen, se organizarán "clases puente" para garantizar la inserción del alumno en el grupo correspondiente.

Además, se prohibirá la inserción de los alumnos extranjeros después del 31 de diciembre, y los niños inmigrantes serán distribuidos en las aulas en proporción con el número de alumnos italianos.

"Es una vergüenza que un país como Italia, puente del Mediterráneo, vote en el Parlamento clases especiales para estudiantes extranjeros", declaró la responsable de políticas juveniles del Partido Demócrata, Pina Picierno.

El tema de la inmigración ha protagonizado algunas de las polémicas más sonadas del Gobierno de ‘Il Cavaliere’. Desde mayo de este año, en Italia se considera un delito la inmigración ilegal. La norma se aprobó sólo unos días después de una operación masiva en todo el país contra inmigrantes ‘sin papeles’: casi 300 personas fueron detenidas.

Los gitanos han sido otro de los objetivos de Berlusconi. Además de tenerlos controlados a través de un censo de huellas dactilares, el gobierno se ha enfrentado al caso de las agresiones racistas a gitanos y a la conmoción que generó la indiferencia ante la muerte de dos niñas de esta etnia en una playa de Nápoles (ver imagen a la izquierda).

* www.periodistadigital.com
 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario