Abr 15 2012
1067 lecturas

OpiniónPolítica

Juan Gelman/Terrorismo ad usum

La lista más reciente de organizaciones terroristas extranjeras establecida por el Departamento de Estado incluye a 50 activas en cinco continentes, algunas prácticamente desconocidas o sin presencia mediática (www.state.gov, 27-1-12). El Mujahidin-e-Kahlq, es decir, la Organización de los mujahidines del pueblo iraní (MRK, por sus siglas en inglés), figura en el vigésimo noveno lugar y tal vez mereciera un ascenso.

Seymour M. Hersh, Premio Pulitzer de periodismo, acaba de revelar que el Comando Conjunto de Operaciones Especiales de las fuerzas armadas de EE.UU. (JSOC, por sus siglas en inglés) comenzó a entrenar a miembros del MEK en el 2005 (www.newyorker.com, 6-4-12). El Departamento de Estado había agregado la organización a su lista negra en 1997.

El MEK tiene un curioso origen: un grupo de estudiantes iraníes de ideas marxistas-islamistas lo fundó en 1965, emprendió la lucha armada contra el sha, en el ’79 se unió al ayatolá Khomeini, en 1981 enfrentaba a tiros a la Guardia Revolucionaria Islámica del gobierno y sus miembros se refugiaron en Irak cuando Saddam Hussein lanzó la guerra contra Irán. La organización se declara ahora en estado de lucha pacífica contra Teherán y forma parte del opositor Consejo nacional de resistencia iraní. Pero hay dudas sobradas sobre su pacifismo.

Oficiales de JSOC entrenaron a miembros de la MEK en un campo del Departamento de Energ√≠a, ubicado a unos 100 km al noroeste de Las Vegas, que hab√≠a sido utilizado para realizar pruebas nucleares. En el 2002 ‚Äďse√Īala Seymour Hersh‚Äď ‚Äúla MEK gan√≥ cierta credibilidad internacional porque dio a conocer p√ļblicamente ‚Äďy con exactitud‚Äď que Ir√°n hab√≠a comenzado a enriquecer uranio‚ÄĚ. A partir de ah√≠, la organizaci√≥n estrech√≥ sus relaciones con los servicios de inteligencia occidentales y el JSOC comenz√≥ a operar en territorio iran√≠ luego del derrocamiento de Saddam Hussein en el 2003. Financi√≥ a varios grupos opositores a Teher√°n para reunir inteligencia sobre su programa nuclear y llevar a cabo operativos terroristas.

‚ÄúLa MEK, de un modo u otro, logr√≥ recursos, armas, informaci√≥n. Algunas operaciones encubiertas contin√ļan hoy en Ir√°n con el apoyo de EE.UU., seg√ļn funcionarios y ex funcionarios de inteligencia y asesores militares‚ÄĚ, anota Hersh.

La organización terrorista tiene defensores de alto nivel, tanto republicanos como demócratas: varios ex funcionarios importantes hablan a favor de la MEK, aunque no gratis, y entre otros: los ex directores de la CIA James Woolsey y Porter Goss, el ex secretario de Seguridad Interior Tom Ridge, el ex representante de EE.UU. ante la ONU John Bolton, los ex gobernadores de Vermont Howard Dean, y de Pennsylvania Ed Rendell, el ex director del FBI Louis Freeh, el ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani, el ex fiscal general Michael Mukasey (www.democracynow.org, 10-4-12). Pese a tales influyentes, el Departamento de Estado no ha borrado a la MEK de la lista de organizaciones terroristas.

Esto implic√≥ guardar el mayor de los secretos sobre el entrenamiento de sus hombres en Nevada, que recorrieron largas distancias del desierto y escalaron monta√Īas. Tambi√©n se les ense√Īaron t√©cnicas de comunicaci√≥n en el combate. Esta actividad, siempre a cargo de oficiales del JSOC, ces√≥ antes de que el presidente Obama ocupara la Casa Blanca, pero la relaci√≥n con el grupo contin√ļa.

‚ÄúEst√° muy claro que EE.UU. sigue involucrado, al igual que Israel‚ÄĚ, afirm√≥ Hersh. Dos altos funcionarios del gobierno estadounidense indicaron a la NBC que el asesinato de cinco cient√≠ficos nucleares iran√≠es desde el 2007 fue obra de la MEK, ‚Äúfinanciada, entrenada y armada por el servicio secreto israel√≠‚ÄĚ o sea, el Mossad (//rockcenter.msnbc.msn.com, 8-2-12). Son operativos que cuentan con informaci√≥n de la CIA y dem√°s agencias de inteligencia de EE.UU., s√≥lo que ahora ‚Äútodo lo que se hace dentro de Ir√°n lo hacen los intermediarios‚ÄĚ, manifest√≥ a Hersh ‚Äúun asesor de la comunidad de operaciones especiales‚ÄĚ.

Las estrategias de Washington gozan de la particular facultad de convertir a aliados en enemigos y viceversa. Apoy√≥ a los talib√°n para derrotar al invasor sovi√©tico y luego invadi√≥ Afganist√°n para derrocar al gobierno talib√°n. No ahorr√≥ dinero ni armas, incluidas las biol√≥gicas, para que Saddam Hussein venciera a Ir√°n en la guerra que el dictador iraqu√≠ desatara en los a√Īos ‚Äô80, pero invadi√≥ Irak y acab√≥ con el r√©gimen y la vida de Saddam Hussein. La CIA entren√≥ a Osama bin Laden ‚Äďa quien Ronald Reagan calific√≥ de ‚Äúluchador por la libertad‚ÄĚ‚Äď y se convirti√≥ en el antagonista m√°s criminal de EE.UU. W. Bush lanz√≥ la ofensiva mundial contra el terrorismo y bajo su gobierno y en su pa√≠s se entrenaron los terroristas de la MEK. Todos estos movimientos de ida y vuelta tienen una explicaci√≥n, pero qu√© siniestra es.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

A√Īadir comentario