Mar 24 2006
221 lecturas

Economía

Justicia para todos: – JUICIO SIN IMPUTADOS, SIN PÚBLICO Y SIN PRENSA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Desde tempranas horas del martes 21 de marzo fueron incomunicados en celdas de castigo los imputados en el caso Poluko Pidenko, el Lonko José Cariqueo Saravia y el dirigente Juan Antonio Colihuinca, quienes se unieron a la huelga de hambre que desde hace 10 días mantienen otros cinco presos mapuche de la cárcel de Angol. Desde ese lugar fueron trasladados hoy –miércoles 22– al Tribunal Oral en lo Penal de esa ciudad para continuar con las diligencias del juicio.

foto
Al comenzar la audiencia los imputados se negaron a que les fueran retiradas las esposas, siéndoles sacadas a la fuerza por gendarmería. Esto provocó incidentes protagonizados por algunos de los familiares que allí se encontraban, entre ellos, la machi Adriana Loncomilla –esposa de José Cariqueo– y sus cuatro hijos menores de edad.

Ante eso el tribunal ordenó el desalojo inmediato y total del público presente en la sala, incluida la prensa, además de trasladar a los imputados a una sala contigua, sin permitírseles estar presentes en el juicio que enfrentan.

Finalmente se ordenó la presencia de un contingente de carabineros de las fuerzas especiales de Malleco, quienes rodearon el tribunal.

En relación a la incautación por parte del Tribunal el Oral en lo Penal de Angol –durante el primer día de audiencias en este caso– de dos equipos de filmación a los periodistas de la Productora Nueva Imagen, quienes realizan un documental sobre la situación mapuche en la Araucanía, los afectados presentaron a primera hora un escrito a los jueces del tribunal: Ricardo Larenas, Luis Soto y Julio Sandoval, por la arbitrariedad e ilegalidad del procedimiento, instándoles a deponer la medida y a restituir los equipos a los profesionales.

La respuesta del tribunal se obtuvo 45 minutos después: un s “no ha lugar”. Los equipos siguen requisados.

Se dio el caso de un Estado a la vez acusador, juzgador y defensor que vulnera las normas mínimas de su Código Penal y Constitución Política para asegurar un juicio justo. Los observadores de derechos humanos, no pudieron observar esa instancia de las actuaciones procesales.

Una vez más los juicios contra mapuche son el paradigma del indebido proceso.

———————————

* En el periódico Azkintuwe del 22 de marzo de 2006.
(www.nodo50.org/azkintuwe/mar22_4.htm).

fotoAddenda

Las cámaras fueron requisadas el 20 de marzo de 2006 luego de un incidente que protagonizó el abogado de la empresa forestal MININCO –parte acusadora contra el lonko y el dirigente campesino procesados– al maltratar de palabra a los periodistas César Jiménez y Gonzalo Vergara, que las portaban.

El letrado alegó que los periodistas grababan las incidencias de la audiencia –lo que no se verificó en el momento– y el magistrado decidió la requisa de los aparatos sin mayor trámite.

El caso Poluko-Pidenko trata de un incendio forestal –que se estima intencional– en tierras de MININCO y por el que ya han sido condenados no menos de 10 campesinos mapuche.

Según observadores de los juicios –debido a la declaración de testigos pagados entre otras irregularidades– no se han respetado los derechos de los imputados.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario