Dic 22 2012
500 lecturas

Política

Kerry será el nuevo canciller de Obama

El presidente estadounidense, Barack Obama, nominó ayer al senador demócrata John Kerry cómo próximo secretario de Estado, en reemplazo de la actual titular de la Cancillería, Hillary Clinton. “La vida entera de John lo ha preparado para este rol”, afirmó Obama y predijo que será un “secretario de Estado excepcional”, destacando además los servicios prestados por Kerry en la marina durante la guerra de Vietnam y sus tres décadas como senador.

Kerry sustituirá en enero a Clinton al frente de la diplomacia “en una nueva era en el liderazgo de Estados Unidos”, según dijo Obama en la Casa Blanca al anunciar su designación, que tiene que ser confirmada ahora por el Senado. La nominación tendrá que ser aprobada por el Senado, lo que se da por seguro. El senador de 69 años pasó a ser el favorito para ocupar el puesto después de que la embajadora estadounidense ante la ONU, Susan Rice, retirase su disposición a asumir el cargo. Rice, embajadora de Estados Unidos ante la ONU y principal favorita para ocupar el cargo hasta hace unos días, renunció la semana pasada a la posibilidad de aspirar a él tras las acusaciones republicanas de que mintió sobre el ataque al consulado estadounidense en Benghazi, Libia, del pasado 11 de septiembre.

“En su extraordinariamente distinguida carrera en el Senado y como presidente de la Comisón de Relaciones Exteriores, John ha jugado un papel central en los principales debates de política exterior durante casi treinta años”, agregó el presidente desde la Casa Blanca, donde compareció junto al propio Kerry y su esposa, Teresa Heinz Kerry. “Mientras pasamos la página de una década de guerra, (Kerry) comprende que tenemos que unir todos los elementos del poder estadounidenese y asegurarnos de que están trabajando en conjunto: diplomacia y desarrollo, economía y política, ejército e inteligencia, así como el poder de nuestros valores, que inspiran a tanta gente en el mundo”, dijo Obama. Además, como veterano de Vietnam, Kerry es consciente de que el poder militar de Estados Unidos “debe ser empleado sabiamente”, agregó el presidente.

Kerry, quien en 2004 perdió las elecciones ante el republicano George W. Bush, es senador por Ma-ssachusetts desde 1984 y actualmente está al frente de la Comisión de Exteriores del Senado. Cuenta no sólo con la confianza del gobierno de Obama, sino también con la amistad de muchos senadores republicanos, entre ellos John McCain.

Durante el anuncio no estuvo presente Clinton, quien se recupera de una reciente conmoción cerebral. Obama, que habló con ella por teléfono, aseguró que “no podía estar más entusiasmada” respecto de su decisión por Kerry. Además, el presidente alabó el “excelente desempeño” de Clinton como secretaria de Estado y su “incansable trabajo”.

En un comunicado divulgado por el Departamento de Estado, Clinton declaró que ayer habló con Kerry para felicitarlo, destacó que “lleva la diplomacia en las venas” y lo definió como un “amigo” a quien ha pedido asesoramiento muchas veces en los últimos cuatro años. Pese a su popularidad y a que su manejo de la diplomacia ha sido alabado hasta por sus opositores, Clinton anunció hace meses que no seguiría junto a Obama en un segundo mandato porque, según ella misma ha dicho, quiere descansar y pasar más tiempo con su familia.

A Kerry le deja una tarea difícil en un momento en que el Departamento de Estado se enfrenta a posibles recortes de presupuesto como medida contra el elevado déficit y al reforzamiento de la seguridad de las misiones diplomáticas en el extranjero, decidido a raíz del ataque en Libia.

“Estoy deseando trabajar contigo en lugar de debatir contigo”, bromeó Obama con Kerry, quien representó el papel de Mitt Romney en los ensayos que el mandatario hizo durante la pasada campaña electoral antes de enfrentarse en los debates televisados con el entonces candidato presidencial republicano. Cuando fue candidato presidencial en 2004, Kerry pidió a Obama que pronunciara el discurso de apertura de la Convención Demócrata celebrada en Boston, lo que lanzó a la escena

¿Alguien la extrañará?

¿Alguien la extrañará?

política nacional al entonces desconocido senador por Illinois.

Ahora lo espera un conflicto enquistado en Siria, con la mayor coalición opositora reconocida por Obama como “representante legítimo” del pueblo y la amenaza del uso de armas químicas por parte del régimen de Ba-shar Al Assad, lo que haría que Estados Unidos considerase llevar a cabo una acción militar a la que hasta ahora es reacio.

Los programas nucleares de Irán y Corea del Norte siguen siendo fuente de preocupación para Estados Unidos, mientras que la admisión de Palestina como Estado observador de la ONU supone un nuevo desafío para unas conversaciones de paz con Israel que no han avanzado bajo el primer mandato de Obama. Además, Kerry deberá reforzar la presencia geopolítica y los lazos económicos con Asia y América latina.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario