Dic 23 2009
1128 lecturas

Ambiente

La Barrick Gold y Organización Cisneros, dos empresas que amenazan al pueblo dominicano

Justicia Global*
El pasado mes de noviembre, e l PNUD tomó su decisión: la Cementera “no es viable” en el Parque Nacional Los Haitises. Tras todas las protestas, jornadas de formación y movilización, ¡es una gran alegría poder celebrar esta victoria popular! Sin embargo, antes de cerrar el capítulo, es necesario ver esta victoria en su contexto. Mientras se estaba movilizando masivamente en contra de la Cementera, se concretizaban por detrás dos proyectos mucho más grandes.

La construcción de una fábrica de cemento hubiera sido una gran amenaza a las personas que viven alrededor de Los Haitises, y además una espantosa fuente de contaminación de las aguas dulces del país. Sin embargo, la inversión de la Cementera hubiese sido de “dos cheles” en comparación con lo que la Barrick Gold y la Organización Cisneros están desarrollando en Cotuí y Miches, respectivamente.

Primero, sobre el caso de la empresa canadiense, Barrick Gold, la más grande productora del oro del mundo: el 2 de noviembre la Cámara de Diputados ratificó una enmienda llamada “Contrato Especial de Arrendamiento de Derechos Mineros”. Esta legislación permite que la Barrick Gold explote la mina de Pueblo Viejo, cerca de Cotuí, que cuenta con vastas reservas de oro, plata, cobre y zinc. La votación fue de 115 diputados a favor, y sólo 11 en contra.

E ste acuerdo se parece mucho al saqueo que nos hicieran los conquistadores españoles en siglos pasados: la empresa no tiene que entregar un solo peso al gobierno dominicano hasta después de recuperar su inversión de $2.7 mil millones de dólares, más una tasa de 10 por ciento de rentabilidad. Se está estimando, bajo este acuerdo, que el pueblo dominicano no verá un solo centavo de beneficios de su mina por los primeros 6 años por lo menos, y después, sólo tendrá derecho a un máximo de un 25 por ciento de las utilidades netas.

Mientras tanto, la Barrick Gold no pagará ningún impuesto, tarifa o arancel. Para evitar el impuesto cobrado a corporaciones extranjeras por operar en tierra dominicana, la Barrick creó una empresa local, la Pueblo Viejo Dominicana Corporation, bajo cuyo nombre legal se lleva a cabo sus negocios.

La Barrick Gold tampoco pagará por el agua o la seguridad de sus operaciones. Ha logrado que el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos -INDRHI- le concediera el permiso de utilizar sin costo el agua de la presa de Hatillo para la extracción del oro, a pesar del gran costo que esto implica. Se estima que se necesitan 4 mil galones de agua para producir una sola onza de oro. Además, se informa que desde ya los terrenos de la mina están rodeados de militares dominicanos.

Para contextualizar un poco, el proyecto de la Barrick Gold será la más grande inversión extranjera en la historia de la República Dominicana. Significa una inversión casi 40 veces más grande que los 70 millones de dólares que el Consorcio Minero Dominicano hubiera invertido en la cementera en Los Haitises.

E n los 6 continentes donde tiene minas, la Barrick Gold ha brillado por su legado de estafas, burla de leyes locales y total desconsideración por el medio ambiente. Sólo en América la Barrick tiene 33 denuncias por derrames de sustancias tóxicas en tierra y ríos, acoso a las poblaciones locales, sobornos, homicidio, envenenamiento de fuentes hídricas, abusos contra sus obreros, falsificación de información y más. 

En Londres el pasado 11 de noviembre, ejecutivos de la Barrick Gold lamentaron que la producción mundial de oro ha disminuido cada año desde el 2000 y seguirá bajando, ya que se alega que las grandes reservas de oro se están agotando. Esto se convierte en buena noticia para la Barrick, que ha podido garantizar la explotación de una de las minas más grandes del mundo: para el 2012, una de cada siete onzas de oro producidas en el mundo será sacada de la mina de Pueblo Viejo.

Pueblo Viejo producirá alrededor de 22.4 millones de onzas de oro en los próximos 25 años, según los estimados de la misma Barrick del 2008. Para el 10 de diciembre, la onza de oro cuesta1 mil 133 dólares. xiii Esto significa que, aún si el oro no sube de precio, de aquí al año 2035, la Barrick extraerá por lo menos 25.4 mil millones de dólares en oro de la mina, es decir, 920 mil millones de pesos. Para tener una idea de cuánto dinero se llevaría la Barrick Gold, este saqueo de recursos del pueblo dominicano es equivalente a 16 fraudes de BANINTER.

Mientras decenas de comunidades en todo el país no logran que Obras Públicas levante un dedo para construir carreteras, calles o puentes, esta institución sí se ocupa de construir carreteras y puentes de 4 carriles, además de otra infraestructura, con fondos públicos para acomodar a la maquinaria de la Barrick Gold, que es demasiado ancha para transitar en carreteras normales.

Mientras tanto, a las personas que residen en las áreas cercanas a la mina, se les está dejando elegir entre las siguientes dos opc iones. O aceptan la pequeña suma de 50 mil pesos por la venta de su propiedad -que no es nada en comparación con el valor del oro que se encuentra debajo del terreno- o se le desaloja forzosamente.

Ahora, dejemos ese caso por un lado y trasladémonos 110 kilómetros más hacia el este.Personas residentes del pueblo de Miches, de la provincia de El Seybo, han estado luchando durante muchos años por retener los títulos de sus propiedades y poder desarrollar un ecoturismo local y de bajo impacto amb iental. Sin embargo, hay varias señales que indican la imposición de otro megaproyecto extranjero en la zona.

Primero: El pasado 8 de abril el país fue sacudido al conocer la noticia de que 5 campesinos fueron asesinados y otros 8 fueron heridos mientras protegían sus terrenos ante una camioneta llena de matones que trataban de desalojarlos.Un reportaje del 23 de noviembre del periódico The New York Times informa que en los últimos meses, muchos propietarios locales han vendido sus tierras, y se han mudado o al pueblo de Miches, o fuera de la zona.

Segundo: El pasado mes de octubre, el segundo hombre más rico de América Latina, venezolano Gustavo Cisneros, anunció públicamente sus planes para gastar 2 mil millones de dólares para desarrollar un complejo ecoturístico de lujo llamado “Tropicalia” en los alrededores de Miches. xviii Este proyecto, que supera los 72 mil millones de pesos, significa una inversión 28 veces más grande de la de la Cementera.

Cisneros, el gigante mediático, es dueño del canal Venevisión y fue una de las personas que ingenió el boicot mediático durante el golpe de estado a Hugo Chávez en el 2002. En República Dominicana, Cisneros ya posee varios kilómetros de playa fuera de Miches, y encabeza una compañía minera llamada Mining and Natural Resources, que es dueña de un terreno denominado “La Mireya”. La Mireya consiste de 118.5 kilómetros cuadrados de montaña ubicada a pocos kilómetros de Miches, y que tiene características semejantes al terreno de la mina de Pueblo Viejo. 

Tercero: Parece que el Estado dominicano está haciendo todo lo posible para facilitarle el camino al empresario Cisneros. El pasado 24 de noviembre la Secretaría de Obras Públicas anunció la terminación de un proyecto de $600 millones de pesos de carreteras y calles en la provincia de El Seybo. Mencionaron específicamente futuros planes para mejorar la carretera El Seybo-Miches.

Y si esto no fuera un gasto suficiente para beneficiar a la industria turística extranjera, Leonel Fernández no estaría supervisando personalmente la construcción de la Autopista del Coral, que comunicará los destinos turísticos de Boca Chica y Juan Dolio con los destinos emergentes del noreste. xxiii Estos son pasos significativos hacia la explotación de Miches como “el futuro capital del turismo del Este”, como lo ha denominado Cisneros, ya que actualmente, atravesar los 100 kilómetros de Miches al aeropuerto más cercano requiere de una aventura de 3 horas sobre carreteras malas.

Cuarto: Durante el pasado mes de noviembre hubo un sorprendente aumento de cobertura sobre el caso de Miches en la prensa internacional. El New York Times y otros periódicos de los estados norteamericanos de la Florida y Georgia han destacado a Miches como un líder en la nueva tendencia hacia un ecoturismo sostenible con un componente fuerte de desarrollo social local. La Fundación Cisneros suele aparecer en estos reportajes; se informa sobre las donaciones de ésta para la construcción de letrinas, por ejemplo, o la dirección de talleres para maestros y maestras de Miches.

Hay una conexión entre los casos de Pueblo Viejo y el de Miches, que vale la pena destacar : Gustavo Cisneros es el principal asesor latinoamericano de la junta directiva de la empresa Barrick Gold. xxviii Así que estamos ante dos megaproyectos muy parecidos, ambos respaldados por uno de los hombres más ricos de América Latina.

En el primer caso, el de Cotuí, la minería más grande del mundo ha convencido al gobierno dominicano a que les deje extraer los metales preciosos dominicanos -para beneficio propio- por los próximos 25 años. Esta compañía minera desaloja violentamente a toda persona que vive cerca de la mina, y han asegurado el apoyo del Estado dominicano en cuanto a la infraestructura y represión militar.

En el segundo caso, el de Miches, un billionario extranjero está al punto de “desarrollar” una zona costera de nuestro país para su propio beneficio. En este caso también, las personas están siendo desalojadas, o través de la coerción o la violencia. En este caso también, en vez de defender los derechos de su pueblo, el Estado dominicano ha tomado el lado de los inversionistas extranjeros, gastando millones en carreteras para facilitar el movimiento de equipos y turistas a la zona.

Entre más estudiamos la situación, más podremos concluir que nuestra victoria contra la Cementera fue una victoria pequeña y preliminar. Tenemos que celebrarla pero continuar con los ojos bien abiertos.

Las organizaciones revolucionarias y progresistas de la República Dominicana tenemos el reto de librar batallas más grandes para detener el saqueo continuo de nuestro país. Para esto, nos serán útiles tanto los aprendizajes de la lucha popular de La Rioja, Argentina -que sí ha logrado suspender las actividades de la Barrick Gold en su provincia- como todo lo aprendido en las décadas de lucha en la cordillera central y en Los Haitises.

*Organización política y social internacional fundada y con sede principal en la República Dominicana.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario