Dic 15 2010
860 lecturas

Economía

La diabólica Sonja Kohn (la socia de Madoff) y sus nexos con los petroleros oligarcas rusos

Alfredo Jalife-Rahme*

En vísperas del suicidio de Mark –hijo mayor del máximo desfalcador de la historia de la humanidad, Bernard Madoff–, el estupendo abogado Irving Picard, en representación de los despojados, entabló un juicio por cerca de 60 mil millones de dólares a Sonja Kohn, el alma gemela criminal de Bernie, enjaulado por lavado de dinero.

 

Hace casi dos años Nelson D. Schwartz y Julia Werdigier, de The New York Times (7/1/09), habían expuesto que Sonja Kohn se había esfumado de la escena debido al escándalo financiero del banco austriaco Medici (de su propiedad en 75 por ciento), asociado a las transacciones mafiosas de Bernie.

Una teoría que circulaba sobre el ocultamiento de Sonja Kohn es que pudo tener miedo (sic) de algunos inversionistas particularmente molestos: los oligarcas rusos (¡súper sic!). ¡Cuidado!

No es para menos. Hace 10 años el famoso banquero israelí-libanés-brasileño Edmond Safra había sido incinerado en su departamento de lujo en Mónaco, otro criminal paraíso fiscal (The Independent, 5/12/99), que otras fuentes muy confiables atribuyen a los oligarcas petroleros rusos. ¡Uf!

Todo lo que tenga que ver con los oligarcas petroleros rusos es muy explosivo debido a la mezcla detonante del binomio inextricable de petróleo y bancos (que hasta Salinas ha detectado en su polémico nuevo libro).

El caso Madoff lleva dos suicidios en la plaza de Nueva York: el del aristócrata francés Rene-Thierry Magon de la Villehuchet, quien perdió mil 400 millones de dólares con su firma Access International, y el de Mark Madoff.

¿Que motivos geopolíticos existen detrás de la súbita exhibición del caso Kohn? ¿Por qué se tardaron tanto? ¿Se encuentra implicada la guerra global de las divisas para intentar sepultar el euro mediante la exhumación de las triangulaciones de las bancas pandilleras de Austria e Italia con su similar mafiosa de Israel?

Hechos

La diabólica –apodada así por The Daily Beast/Newsweek– Sonja Kohn cesó de dar la cara en público y sus abogados alegan (nota: para eso son generosamente pagados) que su cliente y el mafioso Banco Medici fueron víctimas (sic) de los desfalcos de Madoff. A ver si les creen los ominosos oligarcas petroleros rusos.

A salto de mata, ahora Sonja Kohn está consagrada a las inversiones en las fuentes alternativas de energía. ¡Hasta se convirtió en ecologista!

Quizá por mera coincidencia, pero el grupo mexicano muy bien identificado del megaespeculador George Soros, presunto hombre de paja de los esclavistas (The Financial Times dixit) banqueros Rothschild, se dedica a lo mismo (no hay que ser mal pensados: desde luego que a las fuentes alternativas de energía).

Se presume que el monto de la quiebra de Lehman Brothers (lo que provocó la crisis financiera global), así como los desfalcos de Madoff, fueron redireccionados a la banca de Israel (Linda Sandler, Bloomberg, 27/09/08; thetruthseeker.com.uk, 2/10/08; Finance Yahoo, 18/12/08).

Gran parte del hurto masivo de Sonja Kohn, de su propia confesión, fueron invertidos en Israel (Globes Israel’s Business Arena, 17/12/01), que está resultando el óptimo paraíso criminal fiscal del planeta, donde anómala y unilateralmente se prohíbe la extradición de sus delincuentes nacionales (Samsom Blinded, 10/3/08): ¡otro unilateral privilegio universal más en su haber!

A cada quien sus pistas. A nuestro juicio, el caso Madoff y el “affaire Kohn” son yuxtaposiciones con otros objetivos aviesos de lo que hemos denominado la geopolítica del crimen organizado global teledirigido desde Wall Street y la City, como el pestilente escándalo Irán-contras de la guerra fría, triangulado intercambio clandestino de cocaína por armas entre Irán y los contras de Nicaragua bajo la égida de Estados Unidos e Israel, con su conocida rama mexicana, tan desparpajada como siempre (By the time being).

La pista más relevante que ha emergido del caso Kohn versa sobre la bidireccionalidad entre el petróleo (y el gas) con la banca israelí-anglosajona.

El petróleo sigue siendo la primera joya geoestratégica del planeta (por encima del lucrativo narcotráfico y la venta global de armas) y su monto rentista debe andar fácilmente por arriba de los 5 billones de dólares al año (y en ascenso irresistible).

El vínculo de Sonja Kohn con los oligarcas petroleros rusos es sumamente imponente.

Por espíritu navideño, pudor y falta de hígado, solamente diré que existen hoy 109 mil citas en Google sobre el criminal binomio oligarcas rusos, Israel: da para una enciclopedia del verdadero crimen organizado global.

Una cita llamó mi atención: seis de los siete oligarcas rusos calificaron para la ciudadanía israelí (Jeff Gates, Criminal State, 9/7/10).

El anterior presidente Mijail Gorbachov asume que un billón de dólares fueron saqueados por la mafia de los oligarcas petroleros rusos bajo el disfraz de la privatización, lo que tuvo un efecto pauperizador en los pensionados y en los niños de lo cual Billy Javk, un compungido lector del periódico israelí Haaretz, se apiada: Cuánto del dinero robado por los oligarcas fue otorgado a Israel. Mientras el pueblo de Rusia fue arrastrado a la pobreza y a la muerte (El dinero de los oligarcas en Israel, Haaretz, 27/1/07).

Cualquier parecido de México con Pemex y el Fobaproa/IPAB (maquinado por los cordobistas-zedillistas hermanos Werner Wainfeld) es mera casualidad coincidente (aunque ya muy reincidente).

Uno de los oligarcas petroleros rusos refugiados en Israel es nada menos que Leonid Nevzlin (con una carga de 10 asesinatos en su conciencia), considerado uno de los más ricos del país hebreo, y anterior dueño de la petrolera rusa Yukos, en sociedad con el malhechor Mijail Khodorkosvky, hoy encarcelado (Pravda 2/8/05 y The Jerusalem Post 6/11/05).

¿Será casual que a cuatro días de la exhumación del caso Kohn, The Financial Times (14/12/12), portavoz del neoliberalismo global, haya pedido clemencia por Mijail Khodorkovsky, a su juicio perseguido (sic) por el sistema legal ruso?

Así las cosas, no es nada descabellado que los neoliberales globales, quienes detentan las llaves maestras de los premios Nobel –en particular, los de economía, de la paz y literatura– lo postulen como candidato por cualquiera de los tres galardones o hasta de los tres juntos. ¿Qué y quién lo impide?

Conclusión

No se puede entender la resurrección de Rusia en la etapa admirada del zar energético global Vlady Putin sin la restatización de sus hidrocarburos de manos de la mafia de los oligarcas rusos: caballo de Troya de la banca israelí-anglosajona para balcanizar lo que queda(ba) de la URSS y adueñarse de su petróleo. ¿Alguna similitud con el México neoliberal?

De allí la trascendencia geofinanciero-geoenergética del caso de Sonja Kohn, alma criminal gemela de Bernie Madoff.

Se me pasaba, ahora que están de moda los Wikileaks, uno de los cables de la embajada de Estados Unidos en Tel Aviv explaya que muchos (sic) oligarcas rusos de origen judío y miembros judíos de grupos del crimen organizado han recibido la ciudadanía israelí. Tal mafia de los oligarcas rusos ha lavado (sic) 10 mil millones de dólares en tenencias financieras en Israel. Otro cable de la misma autoría fue titulado: ¿Israel, la tierra prometida del crimen organizado? So what? Hasta ahora son inimputables.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario