Dic 10 2009
351 lecturas

Política

La dictadura argentina intentó secuestrar en México a líderes montoneros en los 70

David Brooks*
En 1978 agentes de la policía secreta argentina viajaron a la ciudad de México para secuestrar a elementos de la resistencia contra la dictadura refugiados ahí, y nuevos documentos oficiales revelados ayer corroboran lo declarado por un solo testigo viviente de lo que fue llamada Operación México.

En documentos hechos públicos ayer por el National Security Archive (NSA), organización independiente de investigación dedicada a la transparencia de información oficial sobre relaciones internacionales con sede en Washington, se incluyen un informe argentino secreto que confirma que Jaime Dri fue el único testigo sobreviviente con conocimiento de la Operación México.

El testimonio – y ahora su corroboración– es clave para el caso Guerreiri ante un tribunal en Rosario, donde actualmente se enjuicia a agentes por la detención ilegal y asesinato de 14 montoneros en la cárcel secreta de Rosario. Los documentos fueron presentados ante el tribunal anteayer por Carlos Osorio, director del Proyecto de Documentación del Cono Sur del NSA, quien los descubrió en el llamado Archivo del Terror de Paraguay.

A finales de los años 70, la Operación México fue realizada con el propósito de enviar escuadrones de la muerte para secuestrar, asesinar y desaparecer a dirigentes montoneros exiliados en México. En enero de 2008 el NSA reveló la existencia de ese operativo clandestino, cuando publicó documentos desclasificados encontrados en los archivos de la Dirección Federal de Seguridad de México. En ellos se documenta cómo, en 1978, un escuadrón de inteligencia argentino –cuatro agentes del área de pperaciones 121 bajo órdenes de las autoridades militares argentinas– obligó a integrantes de los montoneros capturados y encarcelados en la cárcel clandestina en Rosario, Argentina, a acompañarlos a México para identificar a sus compañeros ahí.

Ese operativo fue interrumpido por las autoridades mexicanas que interrogaron a dos de los agentes, y después los deportaron junto con los dos prisioneros montoneros con quienes llegaron. Para encubrir la misión fracasada, la policía argentina ejecutó a 14 de los 15 prisioneros que estaban enterados de la Operación México, incluidos los dos deportados por las autoridades mexicanas. (Para mayor información y ver los documentos: www.gwu.edu/%7Ensarchiv/NSAEBB/NSAEBB241/index.htm).

Dri, quien fue capturado en diciembre de 1977 y encarcelado en varios centros de detención clandestinos, estaba en la cárcel de Rosario cuando regresaron los otros reos obligados a viajar a México con los agentes de inteligencia, y así estaba enterado de la operación.

Además del documento de la inteligencia argentina, el NSA también divulgó varios documentos más del Archivo del Terror, como otros oficiales de Estados Unidos, Argentina y México, todos los cuales verifican los detalles de este caso, sobre todo el testimonio de Dri, historia que fue registrada en el libro de Miguel Bonasso, Recuerdo de la Muerte.

“Los nuevos documentos concluyen una triangulación de evidencia documental internacional sobre Operación México y confirman la veracidad del testimonio de Dri que por años fue conocido solamente por el libro Recuerdo de la Muerte”, dijo Osorio al revelar la documentación en el sitio de NSA. Para ver la colección de documentos: www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB300/index.htm

*Corresponsal de La Jornada en México

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario