Feb 5 2009
816 lecturas

Película de la semana

La Feria de Ancud

M.S.

Las imágenes de este breve documental son historia; no podrán ser vistas nunca más, no al menos tal como aquí se ven, en la realidad del mundo físico; lo único que la magia teme, el fuego, se las llevó al mundo de la memoria. Y no es inapropiado hablar en este caso de magia, puesto que hablamos de Ancud, en la Isla Grande Chiloé, allí donde la geografía se deshace entre el mar y la lluvia para ir rehaciendo los colores del planeta hacia el norte.

Probablemente nadie imaginó que una chispa –misteriosa, como todo lo que tiene que ver con la Tierra de la Magia– destruiría en la madrugada del miércoles 4 de febrero de 2009 el Mercado y la Feria de Ancud. 105 locatarios de los puestos de venta son los náufragos de este desastre terrestre.

El olor del humo reemplaza los aromas de lo que el humo permitió que el fuego devorara: artesanías, productos agrícolas, delicias del paladar; y esperanzas.

Este brevísimo filme, sin proponérselo quienes lo realizaron, es lo que resta de lo que fue un mundo colorido, amistoso y sorprendente manejado en buena parte por mujeres.

Por mujeres chilotas, el mayor freno al infortunio, el talismán secular ante las andanzas de los malos espíritus que surgen de la lluvia entre las plantas empapadas.

Feria rural de Ancud se filmó hace más de una década y en pantalla es posible ver la instalación de los feriantes de distintos poblados y caseríos de la isla, que llegan con sus mercancías desde Quicaví, Quemchi o Manao, muy temprano, para no sólo vender, también para intercambiar novedades y consejos.

Dura es la vida en esa geografía, y ahora triste. El mercado que fue había sido restaurado hace poco. Era una atracción turística.

Hoy sólo es posible asomarse al recuerdo, pero los chilotes saben que si bien la vida a veces castiga, continuará. Y que ellos no permitirán que sus tradiciones se pierdan.

La misma dura madera del archipiélago y las mismas manos que han quedado vacías reconstruirán y destruido.

Duración: 7.47 minutos; una producción del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario