May 12 2005
192 lecturas

Economía

La historia de Hugo: de la ceguera a la esperanza

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El pedido –y la descripción del drama– saltó como información para despertar el espíritu solidario de las personas en el Diario de Las Américas, que se publica en Miami, EEUU: una madre de 26 años clamaba por ayuda para salvar la vista de su pequeño Hugo.

“Nació con los ojos cerrados, y en el hospital de Quito me decían que era normal, pero yo sabía que no, que algo malo estaba pasando”, dijo la madre. Hugo cuenta hoy con poco mas de dos años.

Sus padres recibieron US$ 2.000 de un fondo estatal de ayuda del gobierno ecuatoriano; esa cantidad, más lo que lograron reunir por la venta de sus enseres y la solidaridad privada, alcanzó para someter al niño a un primer tratamiento en Estados Unidos.

Varados en el país norteño, acudieron la Fundación Jackson Memorial, que ayuda a niños necesitados de América Latina y del Caribe que sufren de enfermedades que no pueden ser tratadas en sus países. La organización inició una campaña para juntar el dinero necesario.

LA OTRA SOLIDARIDAD

Nunca imaginaron los padres del pequeño Hugo que el gobierno de Cuba, a través del presidente del Consejo de Ministros, iba a ofrecer su solidaridad. Fidel Castro, desde el Palacio de Convenciones de La Habana, incluso subió la apuesta: declaró la predisposición de las autoridades cubanas de curar de este mal a alrededor de 100.000 latinoamericanos.

El proyecto médico desarrollado en primera instancia para tratar a enfermos venzolanos recibió el nombre de Operación Milagro; las autoridades de salud señalaron que unos 20.000 venezolanos habían sido tratados exitosamente de ésta y otras enfermedades.

Tras referirse al infortunio de Hugo Manosalvas relatadao en el diario de La Florida (EEUU), dijo Fidel Castro: “Muy bien, ya tenemos todos los datos. Ahora mismo que llamen allí y le digan que aquí hay una donación. Le ofrecemos a la madre del niño que venga a Cuba para atenderlo inmedia y gratuitamente”.

A continuación solicitó –informó EFE– al Banco Central de Cuba que viera cómo enviarle a la madre lo suficiente para su pasaje y el del niño a la isla, sin que la remesa fuera incautada por las autoridades norteamericanas –por cuanto, a causa del bloqueo económico, EEUU puede incautar el dinero en dólares que manipule Cuba, sea cual sea su fin–.

El mandatario cubano reiteró en esa oportunidad el ofrecimiento de ayudar a miles de latinoamericanos condenados a la ceguera, noticia que ha causado amplia repercusión nacional e internacional.

“Hay más de cuatro millones de personas en el hemisferio que requieren de estas atenciones, sin las cuales pierden la vista más tarde o más temprano” –puntualizó Castro–. Y cerró: “Es una vergüenza publicar tantos teléfonos para salvar la vista de un niño. Pero esa es la situación real de esos países”.

REACCIÓN EN ECUADOR

Conocia la oferta cubana, la agencia de informaciones ALTERCOM (www.altercom.org) envió una carta abierta al presidente del Ecuador y a los ministros de Gobierno (Interior) y Salud en la que pide tomen las autoridades las medidas del caso para garantizar el viaje de Cecilia y su hijo a La Habana.

“Esperamos que el gobierno ecuatoriano asuma el costo de los pasajes del niño y paciente y su madre a La Habana. Por ejemplo: cada miembro del gabinete podría colaborar con 100 dólares de sus sueldos y viáticos, que a la final sería como regresar al pequeño ciudadano Hugo Manosalvas parte del aporte que han hecho sus antepasados para el bienestar de los ilustrísimos gobernantes que nos han desgobernado y empobrecido”.

“Lo que Cuba y el presidente Castro acaban de hacer no es un gesto de filantropía, no. Es un acto hermoso y humano de solidaridad, propio de un pueblo que destina más del 70 por ciento de su presupuesto al gasto social, del cual son beneficiarios también miles de compatriotas que estudian o estudiaron, que se curan o se curaron en Cuba sin que les cueste un centavo a ellos o al Ecuador.

“Ningún cubano o cubana mendigan atención de salud o educación gracias a que carecen de los partidos y empresas electoreras que acá nos esquilman y fastidian”.

No ha habido información sobre la respuesta de las autoridades en Quito.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario