Mar 1 2010
1375 lecturas

Sociedad

La noche del día después

Lagos Nilsson.

De los noventa y siete hospitales y centros importantes de salud ubicados en la zona afectada por el terremoto que despertó a los chilenos a las 3.34 de la madrugada del sábado, una decena presenta graves daños a su estructura y han quedado fuera de servicio; otros diez, al menos, quedaron parcialmente inhabilitados. No es lo peor.

A 36 horas de ocurrido el sismo, todavía es imposible cuantificar el desastre ocasionado por el maremoto en pueblos pescadores, centros regionales de turismo y ciudades y puertos a lo largo de las regiones devastadas. Las principales ciudades de las regiones del Maule y del Bio-Bío se encuentran, al caer la noche del domingo, sin servicio de agua ni electricidad –aunque se trabaja a prisa para remediarlo– y con el comercio que cumple más de un día sin abrir sus puertas.

El crepúsculo trajo consigo atisbos de claridad sobre el cataclismo que se abatió sobre la república chilena y respecto de la inmediata y generosa solidaridad latinoamericana e internacional. El gobierno argentino apresta el envío de tres hospitales de campaña –uno de alta complejidad– a la región en ruinas, que se unirán a los desplegados hoy por el ejército y fuerza aérea locales.

El recuento doloroso se las muertes sube de un millar de almas, más las personas presumiblemente tragadas por el mar o apresados entre los escombros de sus viviendas. Los expertos consideran que el número de víctimas continuará subiendo mientras el Ministerio de la Vivienda y Urbanismo calcula conservadoramente en 500.000 las casas y departamentos que no podrán volverse a habitar y en alredededor de un millçon y medio aquellas con daños de consideración.

En uso de sus facultades el Ejecutivo decretó en las dos regiones más golpeadas, Maule y Bío-Bío estado de catástrofe y desde esta tarde coordinan las tareas de rescate, ayuda humanitaria y mantención del orden público, además de la policía, el ejército y la autoridad política regional. En las ciudades de Concepción y Talcahuano se decretó toque que queda entre las 21 y las nueve de la mañana del lunes.

Concepciòn fue gravemente golpeada por el sismo y Talcahuano se encuentra en ruinas. En la región del Maule no pocos pueblos fueron completamente destruidos en la costa y hacia el interuior

En Concepción, Talca y otras localidades se registraron a lo largo del día actos de pillaje sobre el comercio (supermercados); los damnificados acudieron a "malls" y centros comerciales en busca de agua, leche y otras menestras; algunos tomaron diversos otros artículos; bebidas alcohólicas, electrodomésticos y prendas de vestir principalmente. Los protagonistas de los hechos reclamaban que a más de 24 horas del terremoto no habían recibido ni agua ni alimentos. Eran en su mayoría personas de escasos recursos habitantes de áreas empobrecidas y muchos sin trabajo.

Esta noche volverán a dormir a la intemperie con sus hijos.

Probablemente los daños reales causados por el terremoto no sean apreciados en su totalidad antes de varios días. Colegios, hospitales, vías de comunicación vial, redes telefónicas y de fibra óptica, acuíferos y el sistema de distribución de energía eléctrica en las regiones devastada se reparan, pero no operarán normalmente antes de tres o cuatro días en las grandes ciudades. Se anuncia para el miércoles racionamiento de agua, por 48 horas, en varias localidades de la región de Valparaíso, incluyendo varios sectores del principal puerto del país.

Pasadas las 20.30 se reunían con sus asesores la presidente Bachelet con el presidente electo, Sebastián Piñera, para ir coordinando las acciones de gobierno en la emergencia. Piñera asumirá el mando al mediodía del 11 de marzo. Mientras, el congreso no se reunirá por cuanto los parlamentarios han preferido viajar a sus respectivas circunscripciones con el objeto de informarse e informar a sus conciudadanos sobre el desastre ocurrido.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

2 Comentários - Añadir comentario

Comentarios

  1. Jean Araud
    1 marzo 2010 5:22

    Cuando las noticias de un pais hermano son alarmantes y que las comunicaciones son dificiles, uno sde preocupa por todos y por los amigos. En estas circunstancias que alivio leer lo escrito por un amigo imposible de contactar.
    En circunstancias similares Simon Bolivar dijo “si se opone la naturaleza lucharemos contra ella y la haremos que nos obedezca”. Por supuesto Bolivar no pretendia dominar la naturaleza, sino animar sus compatriotas frente a la adversidad.
    Animos y valor amigos chilenos.

  2. Josefina
    7 marzo 2010 20:52

    Resumo a José Domingo Díaz en “Recuerdos sobre la Rebelión de Caracas” en “Biblioteca de la Academia de la Historia” tomo 38, página 98 y 99.

    …”en encontré a don Simón Bolívar trepado sobre escombros con gran desesperacón en su rostro, me vio y me dirigió estas impías y extravagantes palabras:”Si se opone la naturaleza, lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca”