Nov 28 2011
485 lecturas

Opinión

La oposición venezolana se mal colgó de Uribe

A la oposición venezolana le han salido caras sus últimas andanzas en malas compañías. Ante las declaraciones injerencistas de Uribe, han tratado de desmarcarse del obsesivo colombiano, pero el mal está hecho en buena parte. Resulta que eligieron como anfitrión a un personaje aislado en su propio país, que solo sobrevive públicamente gracias a la generosa ayuda de su mentor, el imperialismo. | NÉSTOR FRANCIA.*

Haberse reunido con Uribe en Bogotá con alguien que cada vez para los colombianos y los venezolanos se convierte en un vestigio del pasado, al menos incómodo cuando no francamente repugnante, coloca a esta oposición impenitente en el lugar que le corresponde: precisamente ese pasado al cual pertenecen.

Para colmo de sus males, su tenida bogotana ocurre poco antes de un evento histórico como es la instalación de la primera reunión presidencial de la CELAC y también de una nueva reunión de Chávez con Santos. Al final, aparece Chávez como lo que es: un estadista de amplia visión, que promueve con éxito la integración latinoamericana y caribeña, y que se reúne con el actual mandatario de Colombia, José Manuel Santos, acentuando de ese modo la gran diferencia de este liderazgo revolucionario moderno con relación a la anacrónica calidad de los majunches.

La reunión con Santos seguramente no será fácil. Ya Chávez lo ha dicho: conversarán sobre temas “álgidos” como la guerrilla, el narcotráfico, la economía. Además lo harán en medio de conspiraciones contra la mejoría de las relaciones entre los dos países, de lo cual es ejemplo la imprudente boutade de Uribe ante sus huéspedes escuálidos del patio. Son los mismos que conspiran contra la unión latinoamericana y caribeña.

Ayer, por cierto, en el acostumbrado espacio de redacción propagandística que firma el movimiento virtual 2D en El Nacional, este grupo fascista carga contra la reunión de la CELAC y prácticamente exige que esta organización se convierta en una especie de policía que vigile los intereses del imperialismo y la oligarquía en todos nuestros países.

El citado documento, entre otras destempladas afirmaciones, asienta lo siguiente:

– ¿Tendrá, acaso, la CELAC una comisión de derechos humanos y una corte que responda por el cumplimiento de sus principios?

– ¿Tendrá, acaso, la CELAC una carta que consagre la libertad de expresión, el derecho a la propiedad, la vigencia de la Constitución, o dejará todo ese legado de la democracia y de la civilización al azar de quienes convierten a las sociedades en campos de concentración rodeados de alambradas de púas?

– ¿Vendrán los jefes de Estado y de Gobierno a decirnos a los venezolanos que estamos solos y que debemos someternos en silencio, permitir que se vulneren nuestros derechos, que nuestros hijos estén obligados a estudiar con los textos escolares que proclaman al Presidente de Venezuela como el gran benefactor y salvador de la Patria?

(Ojalá les soliciten a sus embajadores que les muestren los libros que bajo penas diversas los niños venezolanos están obligados a seguir).

– Se proclama que la CELAC será una OEA sin Estados Unidos. Bienvenida la idea, pero cuídense los jefes de Estado y de gobierno de convertir a Estados Unidos en sinónimo de libertad. A eso, y no a otra cosa, equivaldría una CELAC que le abra las puertas a las autocracias y a los totalitarismos, y que en nombre de la soberanía de cada uno se condene a los pueblos como los condenó la OEA en los tiempos de la Guerra Fría y de sus dictadores.

¿Ignorancia, estupidez? No, mala índole, simple obsesión y malignidad fascista, burguesa. Con razón son tan panas de Uribe ¿Quién les dijo que la CELAC fue ideada para vigilar gobiernos? Si más bien ha sido un parto difícil que entre sus grandes logros tiene el haber concertado a gobiernos de distintos signos ideológicos en aras de un interés superior, en un mundo convulsionado y en crisis: la unión de los países latinoamericanos y del Caribe.

* Periodista.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario