Nov 16 2018
1445 lecturas

Cultura

La poeta uruguaya Ida Vitale, ganadora del Premio Cervantes

Es la quinta mujer que gana el que se considera 鈥渆l Nobel de Literatura en castellano鈥, un galard贸n que se suma a los varios que recibi贸 en los 煤ltimos tiempos. Por primera vez en la historia, se rompi贸 la alternancia de autores europeos y latinoamericanos.

鈥淟os espa帽oles est谩n igual de locos que en la 茅poca de la conquista鈥. La mujer uruguaya que pronuncia esta frase, con su afectuosa entonaci贸n de cantante de bolero rioplatense, con ese desparpajo elegante y cordial que la caracteriza 鈥搚 que la vuelve m谩s punzante y acaso m谩s provocadora鈥, acaba de escuchar que gan贸 el Premio Cervantes, dotado de 125.000 euros, considerado el Nobel de Literatura en castellano. Ida Vitale, a los 95 a帽os, no deja de agradecer los premios que ha recibido este a帽o, pero parece sugerir, como en estado sutil de alerta: 鈥淓sta boca es m铆a鈥. Resultado de imagen para Ida Vitale

Y la boca de la poeta manifiesta sus peque帽as grandes verdades. C贸mo no rendirse a los pies de la poes铆a de Vitale, considerada como integrante de la llamada Generaci贸n del 45, junto con Mario Benedetti y Juan Carlos Onetti, una poeta excepcional que ha logrado como pocas hacer un uso ilimitado de las limitaciones de la lengua. La arbitraria memoria recuerda el comienzo de 鈥淛ard铆n de S铆lice鈥: 鈥淎hora/ hay que pagar la consumici贸n del tiempo,/ sin demora,/ gastado el arrebato/ en andar por un jard铆n de s铆lice.// Aramos otra vez el mismo surco/ para fertilidad de la desdicha,/ y la letra,/ el silencio/ van entrando con sangre鈥.

Vitale (2 de noviembre de 1923, Montevideo) es la quinta mujer reconocida con el Premio Cervantes, que ha sido concedido a 40 hombres. Hasta ahora lo hab铆an recibido las espa帽olas Mar铆a Zambrano (1988) y Ana Mar铆a Matute (2010), la cubana Dulce Mar铆a Loynaz (1992) y la mexicana Elena Poniatowska (2013). Al reconocer en esta edici贸n a la poeta uruguaya se rompi贸 una 鈥渞egla no escrita鈥, una costumbre que parec铆a imposible profanar. Desde 1996, el Cervantes sol铆a alternar un escritor o escritora espa帽oles con uno latinoamericano. El a帽o pasado lo obtuvo el nicarag眉ense Sergio Ram铆rez. El ministro de Cultura de Espa帽a, Jos茅 Guirao, fue el encargado de hablar con la ganadora 鈥揳 茅l le dijo que 鈥渓os espa帽oles est谩n igual de locos que en la 茅poca de la conquista鈥濃 y anunciar su nombre en una conferencia de prensa que se realiz贸 en la sede del Ministerio, en Madrid. Antes de revelar a la ganadora, ley贸 uno de los poemas de Vitale, 鈥淕otas鈥: 鈥溌縎e hieren y se funden?/ Acaban de dejar de ser la lluvia.// Traviesas en recreo,/ gatitos de un reino transparente,/ corren libres por vidrios y barandas,/ umbrales de su limbo,/ se siguen, se persiguen,/ quiz谩 van, de soledad a bodas,/ a fundirse y amarse.// Trasue帽an otra muerte鈥.

Resultado de imagen para Ida VitaleAmanec铆a en Montevideo, el lugar en el mundo donde naci贸 y adonde regres贸 a vivir despu茅s de la muerte de su segundo esposo, el poeta Enrique Fierro, con quien vivi贸 en Estados Unidos. El exilio marc贸 su vida. En 1974 decidi贸 escapar de la dictadura militar uruguaya y se instal贸 en M茅xico, donde conoci贸 a Octavio Paz, quien la integr贸 al comit茅 asesor de la revista Vuelta, y particip贸 en la creaci贸n del semanario Unom谩suno. Ida 鈥搎ue juega en sus poemas con extremada delicadeza y asombro para que la materia verbal adquiera m谩s precisi贸n鈥 comenzaba a regar las plantas que tiene en su departamento en el barrio Malv铆n, a pocos metros del R铆o de La Plata, cuando recibi贸 una llamada de Espa帽a. 驴Habr谩 pensado en ese preciso instante en su propio poema 鈥淎climataci贸n鈥: 鈥(…) pierdes alma en lo seco, en lo que no comprendes,/ intentas llegar al agua de la vida,/ alumbrar una membrana m铆nima,/ una hoja peque帽a.// No so帽ar flores鈥? 鈥淣unca he esperado premios, es un desconcierto absoluto鈥, dijo la poeta uruguaya, sorprendida por la noticia del premio, y confes贸 que 鈥渘o ten铆a idea que estaban dando el Cervantes鈥, un reconocimiento que ella consider贸 como 鈥渦n exceso de generosidad de Espa帽a鈥,聽 expres贸.

鈥淎hora pienso en toda la gente que muri贸 m谩s joven y que con toda justicia lo podr铆a haber recibido, en tantos que yo he venerado y murieron desconocidos鈥. Uno de ellos fue su marido Enrique Fierro, tambi茅n poeta y ex director de la Biblioteca Nacional de Uruguay, que muri贸 en mayo de 2016, a los 72 a帽os. 鈥淰a a ser un poco loco el d铆a, amanec铆 con la vida cambiada鈥, reconoci贸 la poeta que el pr贸ximo s谩bado 24 de noviembre recibir谩 el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2018 en la Feria del Libro de Guadalajara, en M茅xico, su 鈥減a铆s de adopci贸n鈥, como suele llamarlo, porque le dio 鈥渘o s贸lo la comodidad de un mundo agradable, sino la oportunidad de sentirme 煤til con traducciones, con clases, y eso es algo que jam谩s dejar茅 de agradecerle a ese pa铆s, su enorme apertura hacia el que ven铆a de afuera鈥.

Pronto se cumplir谩n 70 a帽os de la publicaci贸n de su primer libro de poemas: La luz de esta memoria (1949). 鈥淵o no Resultado de imagen para Ida Vitaleconf铆o demasiado en mi palabra. La convicci贸n de haber escrito un buen poema me puede durar quince d铆as鈥, admiti贸 Vitale en una entrevista reciente con P谩gina 12, durante la Feria del Libro de Buenos Aires. 鈥淓se libro lo publiqu茅 porque hubo profesoras, gente amiga, que me dieron una mano. Me qued茅 conforme, nunca pens茅 que era un libro in煤til. En la 煤ltima edici贸n de mi Poes铆a reunida, hay algunos poemas de ese libro como para no falsificar el comienzo. Si sos (Arthur) Rimbaud, puede ser que tu primer libro sea el mejor. Pero no es lo normal. Y no fue mi caso鈥, aclar贸 esta poeta con una larga trayectoria literaria, autora de Palabra dada (1953), Cada uno en su noche (1960), Paso a paso (1963), Oidor andante (1972), Jard铆n de s铆lice (1980), Sue帽os de la constancia (1988), Serie del sinsonte (1992), Procura de lo imposible (1998), Reducci贸n del infinito (2002), Plantas y animales (2003) y el bell铆simo libro en prosa El Abc de Byobu (2005), entre otros t铆tulos. No se puede soslayar el papel que ha tenido como traductora, especialmente de autores franceses e italianos, como Simone de Beauvoir, Benjamin P茅ret, Gaston Bachelard, Jacques Lafaye y Luigi Pirandello.

La mujer que amaneci贸 con la vida cambiada, una de las mejores poetas de lengua castellana por su descomunal plasticidad para condensar el mundo, se siente un poco abrumada por la seguidilla de reconocimientos que ha conquistado en los 煤ltimos tres a帽os y que la han sacado del 鈥渁nonimato鈥: el Premio Reina Sof铆a de Poes铆a Iberoamericana (2015), el Premio Internacional de Poes铆a Federico Garc铆a Lorca (2016), el Premio Max Jacob (2017) y el Premio FIL en Lenguas Romances (2018). Despu茅s del 鈥渟usto鈥 y la sorpresa que se llev贸 al o铆r el 煤ltimo premio que se sum贸 a este listado 鈥搑ecibir谩 el Cervantes en abril de 2019 en Alcal谩 de Henares鈥, quiz谩 record贸 a sus dos grandes referentes, su profesor Jos茅 Bergam铆n y Juan Ram贸n Jim茅nez. El autor de Platero y yo le dijo algo que no olvida: 鈥淟o mejor que se puede hacer es escribir y guardar. Guardar en un caj贸n y sacarlo con el tiempo. Me hablaba de no olvidar nunca la objetividad, la autocr铆tica. Y yo lo hago. Lo guardo todo hasta olvidarlo鈥, advirti贸 la gran poeta uruguaya. Ida quiere terminar un libro sobre M茅xico, el que estaba corrigiendo cuando muri贸 su marido. Ella, que tiene una n铆tida tendencia a comprimir y abreviar el verso, sabe que escribir consiste m谩s en borrar que en a帽adir. 鈥淐orregir es como arreglar cajones: sac谩s lo que est谩 de m谩s鈥.

Los poemas de la mujer que corrige como arreglando cajones condensan una fugacidad irrepetible. 鈥淐orta la vida o larga, todo/ lo que vivimos se reduce/ a un gris residuo en la memoria.// De los antiguos viajes quedan/ las enigm谩ticas monedas/ que pretenden valores falsos.// De la memoria s贸lo sube/ un vago polvo y un perfume.// 驴Acaso sea la poes铆a?鈥. La misteriosa claridad de Ida alumbrar谩 por siempre el camino de la poes铆a en lengua espa帽ola.

Imagen relacionadaFortuna
Por a帽os, disfrutar del error/y de su enmienda,/haber podido hablar, caminar libre,/no existir mutilada,/no entrar o s铆 en iglesias,/leer, o铆r la m煤sica querida,/ser en la noche un ser como en el d铆a.

No ser casada en un negocio,/medida en cabras, sufrir gobierno de parientes

o legal lapidaci贸n.

No desfilar ya nunca/y no admitir palabras/que pongan en la sangre/ limaduras de hierro.

Descubrir por ti misma/otro ser no previsto/en el puente de la mirada.

Ser humano y mujer, ni m谩s ni menos.

(鈥淔ortuna鈥, poema de Ida Vitale, ganadora del Premio Cervantes.)

*Publicado en P谩gina12

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    1 Coment谩rio

    Comentarios

    1. Rolando Revagliatti
      16 noviembre 2018 18:29

      芦La convicci贸n de haber escrito un buen poema me puede durar quince d铆as鈥, leo ahora que dijo esta maravillosa poeta. Un alegr贸n rioplatense, digo yo desde Buenos Aires, en tanto muchos lectores de poes铆a la conocemos, la reconocemos en la Argentina (y desde luego, tambi茅n en Sudam茅rica).