Abr 3 2008
356 lecturas

Cultura

LA PREGUNTA ES LIBERTAD

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

En toda estación,
pregunta.

Con viento y estrellas de fuego,
con miedo,
cuando viajan las hojas,
pregunta,
si hoy destierro helado,
si sueña el sol silvestre,
si tu desapareces,
pregunta.

Si tengo el nudo inmenso,
dime que pregunta.

Si la marea regala mirar íntimo de sus ojos,
si silencian los fulgores del amor,
pregunta,
en los brotes plenos humeando poesía,
en la muerte nieve nada,
pregunta.

La pregunta es libertad.

Es la estación del niño
cuando asombran sus preguntas;
por qué, rítmico, insistente,
de dónde vienes tú, redondo,
que hay más allá, más allá, más allá…
pregunta en ola interminable,
por qué,
después,
de dónde,
tú,
yo,
qué hay más allá, más allá, después,
sencillo preguntar.
Y tú huyes,
pides ayuda,
te rindes, transas, mientes, hieres.
Por qué
no das la mano a estas preguntas
y las acercas a las tuyas,
como el río al mar.

Cuando llega la estación del amor,
con todos sus colores,
pregunta,
con asombro, con tu miedo,
por qué nosotros,
por qué no el otro, por qué él,
por qué nosotros y no todos los otros.

Cuando respires grande y pequeño,
cuando se acerquen a la poesía,
cuando empiece el huracán del cosmos,
si el cuerpo se transforma en mirada,
cuando el tercero acecha peligroso, implacable,
si el nudo duele desde la sombra y antaño,
pregunta,
aunque abrume como tajo brutal de amapolas,
pregunta hasta las primeras vertientes
donde ciega la luz porque nace tu certeza.

Colectivos, hermanos, amigos, compañeros,
no ahoguen la pregunta con órdenes y letras, con números y sitios,
con grandes y pequeños.

Vamos a jugar y preguntemos,
tomemos la pala y preguntemos,
busquemos la verdad y preguntemos,
vamos a la lucha y preguntemos.

Preguntas a la tierra y al amigo.
Preguntas a la ciudad y al compañero.
Pregunta, y no vaciles, a tu hermano,
con preguntas se hace el colectivo,
la libertad pregunta su camino.

Pregunta, en la estación del miedo,
cuando el miedo recorre hasta las últimas galerías donde quieren apresar el infinito.
Si hay furor de relámpagos en acantilados surgentes,
cuando el pesar estalla como el más obscuro de los astros,
pregunta.
Pregunta, por ejemplo,
por las palabras vivas de los amigos muertos,
pregunta, donde estén,
las más queridas, las últimas, las más de ellos,
el gesto luminoso,
la pregunta que nunca le hiciste,
la melodía única en sus ojos,
pregunta,
desde tus inmensas tormentas, pregunta
la pregunta para darles nuevos amigos,
pregunta la pregunta que pueden sembrar.

—————————

foto
* Psiquiatria y experto en Salud Pública. Ensayista y poeta, catedrático, educador comunitario.

Director del Centro de Desarrollo Humano Las Coincidencias de Isla Negra
Miembro del Directorio de la Corporación de Estudios de la Calidad de Vida , del Canelo de Nos y de la Comunidad Terapéutica de Peñalolén.

Dirige el Diplomado de Salud y Desarrollo Personal y el Curso de formación de líderes del antiguo hospital San José, patrocinados por la Universidad Bolivariana y la Corporación de Estudios de la Calidad de Vida, y el Curso de Formació de Guías Poéticos y el Seminario de Desarrollo Humano, de Las Coincidencias, patrocinados también por la Universidad
Bolivariana.

Sus últimos libros son Viviendo la Poesía (Universidad Bolivariana, 2007) y Palabras Amigas (Ediciones Caballo de Mar, 2007).

http://luisweinstein.cl

Addenda
En el periódico El Rancahuaso, aquí, puede leerse una de suyo interesante entrevista con el autor.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario