Sep 26 2006
363 lecturas

Cultura

La red y los incautos – LOCA DANZA DE CITAS INVENTADAS EN LA INTERNET

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

fotoEn Chile erraron hasta prominentes periodistas, al incluir en sus blogs, o hacer circular por sus listas de correo durante los últimos meses, un mensaje activo desde hace años en Internet, atribuido equívocamente al músico carioca Chico Buarque (der.).

La historia real

En mayo del 2000, mientras Cristóbal Buarque (abajo, izq.) participaba en un foro, en Nueva York, un ecologista le preguntó qué opinaba sobre la internacionalización de la Amazonia. Le pidió que hablara como “humanista” y no como “brasileño”. He aquí –resumido– lo que respondió el ex ministro y permanente educador:

“Realmente, como brasileño, sólo hablaría en contra de la internacionalización de la Amazonía. Aunque nuestros gobiernos no cuiden debidamente ese patrimonio, él es nuestro.

“Si la Amazonia, desde una ética humanista, debe ser internacionalizada, ¿por qué no internacionalizamos también las reservas de petróleo del mundo entero? El petróleo es tan importante para el bien de la humanidad como la Amazonia para nuestro futuro. Pese a ello, los dueños de las reservas creen tener el derecho de aumentar o disminuir la extracción de petróleo, y subir su precio a voluntad.

“También, y antes que la Amazonia, me gustaría ver la internacionalización de los grandes museos del mundo. El Louvre no debe pertenecer sólo a Francia. Cada museo del mundo es el guardián de las piezas más bellas producidas por el genio humano. No se puede dejar que ese patrimonio cultural, tanto como el patrimonio natural amazónico, sea manipulado o destruido por el solo placer de un propietario o de un país.

foto
“Hace poco tiempo, un multimillonario japonés decidió que, al morir, se lo enterrara junto con el cuadro de un gran pintor del Renacimiento, de su propiedad. Muy por el contrario, ese cuadro tendría que haber sido internacionalizado”.

“Si EEUU quiere internacionalizar la Amazonia, para no correr el riesgo de dejarla en manos de los brasileños, internacionalicemos también todos los arsenales nucleares norteamericanos. Bastará pensar que ellos ya demostraron ser capaces de llegar a usar esas armas, como ya lo hicieron, causando una destrucción miles de veces mayor que las lamentables quemas realizadas en los bosques de Brasil.

“Por eso, como humanista, acepto defender la internacionalización del mundo; pero mientras el mundo me trate como brasileño, lucharé para que la Amazonía siga siendo nuestra”.

Imaginación virtual

Los centenares de correos electrónicos en circulación que atribuyen el texto precedente a Chico Buarque de Holanda –el cantautor, hoy de 62 años, también escritor–, vienen precedidos del siguiente comentario: “No todos los días un brasileño, que además es un gran artista, les da una buena y educadísima patada en cierta parte a los norteamericanos”, y agrega que, si bien el comentario se publicó en The New York Times y otros importantes diarios de EEUU, Europa y Japón… no sucedió lo mismo en América Latina.

Puede ser, pero lo cierto es que manos anónimas en la internet han reemplazado con creces a los grandes medios, y con sustituciones mucho mas graves que la del cambio de un autor por otro, y todos los días. Plagios, cortes y agregados a textos y fotos “intocables” son tan habituales, que espantarían a los organismos vigilantes del derecho de autor, si pudieran percatarse a tiempo. Innumerables “innovaciones” son recibidas y reenviadas de un punto a otro del planeta, a través de la web, en todos los idiomas.

foto
En castellano, circulan a cada instante, y con entera libertad, textos que se reputan hechos por Gabriela Mistral, Borges, García Márquez o Neruda (der.), tales como los siguientes: “piensa en positivo; ponte en el lugar del otro; la vida es única, disfrútala; cuida a tus seres queridos; no culpes a los demás de tus lágrimas” y otros dulzones consejos semejantes, que jamás salieron de su pluma.

Es lo que el pensador italiano Umberto Eco llama la “imaginación virtual”, que permite a cualquier ciudadano de la aldea global operando en internet, modificar una encíclica papal, el cuento de la Caperucita Roja o un ensayo de Kant, ideando otros finales para un relato o un raciocinio determinado.

Está claro que el pueblo llano se apoderó de la tecnología computacional, y la usa a su arbitrio en Internet, girando como propias –o atribuyéndolas a terceros con fama–, ideas o imágenes “reconstruidas” para uso personal, donde se mezcla lo trascendental con lo cotidiano. Chico Buarque con el Buarque mayor; Don Bosco y la Mignon; Paulo Coelho con Mao Tse Tung; “la Biblia con el calefón”.

Si esto es bueno o malo para la masificación de la alta cultura –úsese o no coloridas presentaciones en Power Point–, es un tema inquietante, pero se trata de una práctica ya tan extendida que parece imposible detenerla.

(© Camilo Taufic, 2006).

———————————————–

foto

* Periodista

Addenda
PARA MUESTRA, EL CLÁSICO BOTÓN

Como ejemplo de lo afirmado en el artículo precedente, véase aquí una presentación, precisamente en Power Point, donde bellas –aunque un tanto relamidas– imágenes cubren una falsa atribución de textos al poeta de Isla Negra, acompañada de una foto también trucada, donde Pablo Neruda aparece con un ligero aire de bobo –ver imagen más arriba–. ¡Los nuevos piratas no se detienen ante nada!

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario