Feb 13 2006
282 lecturas

Economía

LAS ELECCIONES LEGISLATIVAS PALESTINAS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El sistema electoral consiste fundamentalmente en la votación por representantes distritales elegidos individualmente por mayoría simple hasta completar un máximo de 66 asientos en el Consejo y, al mismo tiempo, la elección de otros 66 representantes desde listas de partidos que son elegidos en el contexto nacional (no distrital). Estos 66 últimos son electos en forma proporcional a su votación mediante una formula de cifra repartidora de votos.

Existen cupos asegurados para mujeres y para cristianos y musulmanes en proporción a la población en cada localidad. Para tener derecho a representación cada lista debe reunir un mínimo de 2% de la votación total.

Se presentaron 11 listas siendo las dos mas importantes las del Movimiento de Liberacion Nacional Palestino (Fateh) y la del Cambio y Reforma (Hamas). Asi, compitieron 414 candidatos en los 16 distritos electorales y 314 candidatos lo hicieron a través de las listas nacionales.

foto
Los electores, los triunfadores

La concurrencia a las urnas se estimo en un 75% (1.332.396 personas) lo que es considerado por los observadores como satisfactoria, en virtud de las dificultades para concurrir a los centros de votación debido a las restricciones impuestas por las autoridades israelíes.

Las cifras preliminares le otorgaron el triunfo a Hamas con 86 cupos, lo que representa un 65% de la votación, mientras que Fateh habría obtenido solamente 35 asientos con un 27% de los sufragios. La lista ganadora tiene el derecho a formar el gobierno de la Autoridad Nacional Palestina (ministerios).

Este resultado representa un duro golpe para el actual gobierno conformado por Fateh y muchos observadores lo consideran un voto de castigo a su ineficacia para avanzar en las negociaciones por la autonomía palestina, entre otros motivos de carácter interno.

Estados Unidos ha declarado que no reconocerá al gobierno de Hamas mientras no deponga la vía armada e Israel señaló que no conversará con Hamas, en un claro intento por desconocer la voluntad de los palestinos expresada democráticamente a través de las urnas.

Caminos de unidad

Mientras tanto Hamas ha señalado su disposición a compartir los ministerios con Fateh y otros partidos electos y a conformar un gobierno de coalición en virtud de la experiencia de Fateh en el gobierno, la administración interna y sus relaciones internacionales. Al mismo tiempo han expresado su apoyo al actual presidente Mahmoud Abbas. En los días posteriores se han efectuado intensas jornadas de conversaciones entre las partes para encontrar una salida política y formar el nuevo gabinete en función de un programa unitario.

Integré junto al embajador chileno en Ramalla (capital provisoria de la ANP), señor Hernán Tassara, la delegación oficial de Chile ante la Comisión Central Electoral Palestina.

Con esa investidura participamos en todas las reuniones preparatorias para los observadores internacionales, organizadas por la Unidad de Relacionamiento y Apoyo del Departamento de Observadores Internacionales Electorales dependiente del Programa de las Naciones Unidas Para el Desarrollo (PNUD) –Liaison & Support Unit-International Electoral Observer-United Nations development Program–, durante los dias previos a las elecciones y, concentramos nuestra labor del día 25 en las ciudades de Ramalla y Jerusalén, contando en esa ocasión con la compañía de la embajadora de Uruguay en el Cairo, señora Irene Ubici.

La población de la margen occidental (West Bank) pudo depositar su voto en las urnas de los colegios y otras instituciones acondicionados para tal efecto y en la Mukata –Casa de Gobierno– ubicada en la ciudad de Ramalla, donde votó el presidente Abbas.

El derecho a voto fue ejercido de manera informada, libre y secreta, contando con la protección de la policía palestina desplegada en todos los centros de votación. Aparte de los vocales de mesa, se encontraban en perfecta observancia de sus funciones los apoderados de los partidos politicos participantes. Durante nuestro recorrido por los centros de votación pudimos comprobar la absoluta normalidad y tranquilidad con que se vivió la jornada, respirándose un aire de alto nivel de conciencia cívica por parte de la población palestina.

foto
Diferentes fueron las condiciones bajo las cuales asistieron a votar los habitantes palestinos de Jerusalén Oriental anexada por Israel, dado que Israel permitió que allí votaran solamente 6.300 de los 124.000 electores inscritos, mientras que el resto tuvo que hacerlo viajando a otras ciudades de la margen occidental. A esto se agrega el hecho de que los votantes debían hacerlo en las oficinas de correo, llenando la papeleta del voto en la ventanilla postal ante la vista de los empleados de dichas oficinas y observados por personal israelí que se encontraba detrás de cada funcionario.

El voto lleno era doblado en forma simple por el votante y entregado a las manos del funcionario, quien lo depositaba en un buzón de correo para ser enviado a la margen occidental para ser escrutado. Ello responde a la política israelí de no reconocer la jurisdicción palestina sobre Jerusalen Oriental, tratando en consecuencia el voto como una correspondencia que es enviada fuera de “Israel” por los electores.

Pese a estas limitaciones en cuanto al numero de votantes autorizados, falta de secreto del voto, control israelí de las listas de votantes, intervención directa de personal israelí durante la votación y rumores previos que hizo circular la autoridad israelí en cuanto que habrían represalias contra los votantes de Jerusalén Oriental, los palestinos de esta parte de la ciudad votaron casi en su totalidad: 6.000 de los 6.300 ciudadanos autorizados.

Durante nuestro desempeño, sostuvimos encuentros con el ministro de Informaciones, señor Ahmad Soboh; el ministro de Cultura señor Yahia Yakhlouf; el vice presidente del Consejo Nacional Palestino, doctor Ghazi Hanania; el presidente del Comite Central de Fatah, señor Abbas Zaqui, y un encuentro especial con el asesor presidencial señor Aburdene –debido a la ocupada agenda del presidente Mahmoud Abbas con ocasión de los resultados electorales–.

Todos ellos expresaron su reconocimiento al triunfo de la doctora Michelle Bachelet en las elecciones presidenciales en Chile, al carácter ejemplar del desarrollo de la democracia en nuestro país y al destacado nivel de crecimiento económico del país.

Durante la reunión final de los observadores internacionales –los observadores electorales en general eran mas de 50.000, de los cuales casi 900 eran internacionales–, posterior a las elecciones, éstos coincidieron en el carácter particular de estas elecciones, únicas en la historia realizadas por un pueblo bajo ocupación y las restrictivas condiciones en las cuales fueron llevadas a cabo.

Consenso: un problema de derechos humanos

Existe consenso entre los representantes de diferentes organizaciones internacionales en cuanto que el problema palestino ha pasado de ser un problema de carácter nacional a problema político internacional, luego a un problema de tipo humanitario y finalmente estamos frente a un problema de derechos humanos.

foto
Dicha afirmación se encuentra sustentada en el grado en que el modo y condiciones de vida de la población civil se han visto afectados por la ocupación israelí. Así por ejemplo, es posible citar que en la margen occidental el desempleo ha alcanzado un 30% mientras que esa cifra asciende a 35% en Gaza; la pobreza afecta a un 50% de la población palestina de la margen occidental mientras que en Gaza hay un 68% de pobres.

A estas dramáticas cifras se agregan las limitaciones al movimiento de los palestinos a través de los checkpoints y el muro divisorio israelí –tendrá una extensión de 670 kms., de los cuales se ha completado la mitad– que penetra 14 kms en territorio palestino y aísla a cerca de 50.000 palestinos entre la línea de armisticio del año 1949, también llamada línea verde.

Grandes extensiones de tierra cultivable han sido apropiados por esta vía por parte de los israelíes.

El muro del “apartheid”

De las 65 puertas de acceso a través del muro, normalmente se encuentran disponibles sólo 25 para los palestinos. En la margen occidental hay 60 checkpoints, 49 puestos de bloqueo de caminos, 200 barreras físicas construidas con movimientos de tierra, 465 cercas metálicas, 90 torres de observación y control militar.

Existen enormes restricciones al movimiento de las personas fuera de las áreas cercadas por el muro y al movimiento de mercaderías para el abastecimiento normal de la población civil. En 2001 Israel se apropió ilegalmente de un 44% de áreas verdes palestinas, especialmente cultivos de cítricos y de un 17% en 2004. De ese modo Israel confisca tierras para continuar instalando asentamientos de colonos.

Por todo ello ha habido en los últimos años un crecimiento de la dependencia de los palestinos de la ayuda humanitaria externa, en especial debido a las restricciones al acceso normal a educación, salud, servicios básicos, empleo y a las instalaciones de los servicios públicos y religiosos. De este modo, se configura un cuadro de deterioro sustantivo de las condiciones básicas de vida de la población civil palestina, que compromete los derechos mas elementales del ser humano.

——————————–

* Académico, dirigente de varias agrupaciones palestinas e integrante de la Secretaría Internacional del Partido por la Democracia en Chile. Asistió a la votación del 25 de enero en calidad de observador internacional invitado.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario