Sep 4 2007
248 lecturas

Opinión

LAS INCOHERENCIAS DE UN NOBEL DE LA PAZ

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Pone oidos sordos a otros premios Nobel y notables. Impulsa la entrega de nuestra soberanía, en lugar de
fortalecer la constitución, antes de negociar cualquier tratado sea
con USA, China, Europa… Se burla del pueblo costarricense,
tratándolo de ignorante, irrespeta a las culturas autóctonas
(bribrís), llevando una comparsa limonense a su comunidad, cuando
ellos tenían sus propias representaciones.

Utiliza el discurso del miedo, que se van las empresas sin el TLC, cuando en Guatemala se van igual y con el TLC. Los inversionistas dejan un país cuando este ya no les es rentable. Punto. Calla a la iglesia católica, pero visitó las evangélicas, buscando su apoyo…

Pero para mí, como ecologista, lo más vergonzoso es pregonar paz con la Naturaleza, cuando a vista y paciencia se destruye lo poco valioso que queda en esta bendita tierra, para “avalar el progreso.” Permite la
construcción de edificios en zonas protegidas, desoyendo los consejos de expertos y entendidos del daño irreversible que se hace al fomentar un desarrollo urbanístico desmedido, que de paso es solo para
inversionistas extranjeros por sus precios elevadísimos.

Contamina Guanacaste por medio de quemas en fincas azucareras. Además no está de más que se respeten las zonas marítimo-terrestres que serán las primeras que desaparecerán con el cambio climático.

¿Que hubiera esperado de un verdadero artífice de la paz?

Que no busque la gloria personal internacional pregonando desarme mundial, cuando abre portillos para fabricar armas o partes de ellas en su propia nación.

Que antes de llenar los bolsillos empresariales, piense más en hacer de este un verdadero país verde. La biodiversidad que tenemos es tan grande que en lugar de “cederla” a empresas transnacionales que la
estudian y patentan luego, podría ser protegida, admirada por turistas ambientalistas.

No siga fomentando el turismo sexual, como su amigo Mel Gibson, asiduo visitante del Hotel del Rey.

En lugar de impulsar Mega- proyectos turísticos que impactan la ecología y no dejan riqueza en las zonas donde se instalan,hacer de Costa Rica el pulmón centroamericano. Hay organizaciones que pagan por ello.

Ahora que su gobierno le dona millones de dólares a las municipalidades del sí, ¿por qué no obligar a que separen la basura y a reciclarla, fomentar el uso de biogestores con basura de origen orgánico para generar
electricidad o gas para cocinar?

¿O es sí para los bolsillos, no a la comunidad? ¿Por qué esta inercia para tomar las decisiones trascendentales?

No sea pusilánime, tome medidas drásticas para bajar la contaminación por emisión de gases. Los importadores de autos deberían traer únicamente vehículos de baja cilindrada, híbridos con cero impuestos. Imponer los “car pools” en horas pico en las autopistas, pues aquí la mayoría de los carros llevan un solo pasajero, el chofer. Que COOPESA fabrique buses eléctricos.

Asi como no le tiembla la mano para torcer brazos para modificar leyes que se acomoden a sus intereses, debería hacer ese esfuerzo y más, en aras de preservar este país.

Tantos viajecitos al extranjero no le han iluminado, para implantar medidas pro-planetarias. Sin embargo, cómo se le transforma el semblante al aparecer en una fotografía con un Steve Case de AOL o un príncipe árabe. Esta actividad que usted avala, golpea los ecosistemas, favorece la ya cada día más pronunciada diferencia de clases y no contribuye para nada, a reducir el calentamiento global.

Vio la película de Al Gore, ¿creyó que era hecha en Hollywood nada
más para ayudarle a una posible campaña presidencial en un futuro? ¿No
vio las barbaridades que ocurren en todo el planeta y que ya deben ser
enfrentadas para bajar el ritmo acelerado de la inevitable
destrucción?

Y para no ir muy lejos, aquí mismo en Costa Rica han
desaparecido muchas especies, el caudal del agua de los ríos es
impresionantemente menor, gran parte del agua potable está
contaminada. La siembra de cinco millones de árboles tardará en dar
frutos, mejor hubieran evitado talar los que teníamos.

Le recomiendo que escuche La Verdad Oculta de Costa Rica en la voz del
Oceanógrafo físico Don Guillermo Quiros, pues muchos sabemos lo que su
clase político-empresarial niega y que eventualmente podría ser, si se
maneja en un futuro con tecnología amigable al ambiente, la salvación
de este país.

A usted posiblemente ya le queden pocos años, ¿pero qué está legando a
las generaciones futuras? ¿Un galerón árido de microchips, call
centers, empleados de zonas francas y hoteles, donde hay que importar
todo lo que se consume, o un país verde, con agricultura natural u
orgánica, produciendo y consumiendo con orgullo lo básico que Costa
Rica necesita para su soberanía alimentaria, con muchos pequeños y
medianos empresarios bien capacitados, con instituciones fortalecidas
y no retorcidas?

Yo le señalo a usted y cada miembro de su gobierno por negligencia en
asuntos ambientales. Cada movimiento suyo va dirigido únicamente hacia
el comercio. Usted se tacha de intelectual, inteligente y sensible,
pero a la hora de tomar partido, no lo demuestra.

Se trata de la sobrevivencia de Costa Rica. ¿En qué posición está el proyecto de ley
de las garantías ambientales en la Asamblea Legislativa gracias a PLN-
PUSC y Libertarios? ¡Abra los ojos, no se puede anteponer los negocios
a la vida!

Recuerde que Dios y la patria se lo reclamarán.

———————–

* Ecologista.

Tomado de La Prensa Libre, San José, Costa Rica.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario