Ene 16 2012
1395 lecturas

Sociedad

Las infancias latinoamericanos, diversas y plurales

La Fundaci贸n Benjamin, dirigida por Alicia Entel, produjo el libro Infancias de Latinoam茅rica. Un cuadro de situaci贸n, donde se representa mediante fotos, pinturas, poes铆as, la diversidad de culturas entre ni帽os y ni帽as de Latinoam茅rica.| PAGINA 12

Cuenta el semi贸logo Roland Barthes que un d铆a encontr贸 una foto de Jer贸nimo, el 煤ltimo hermano de Napole贸n, y se dijo, asombrado y admirado: 鈥淰eo los ojos que han visto al emperador鈥. Pocas personas parec铆an compartir e incluso comprender su asombro. Buscando despejarlo es que m谩s tarde escribi贸 un libro sobre la fotograf铆a (La c谩mara l煤cida). Esa docena de ni帽os y ni帽as que corren hacia la c谩mara con la sonrisa achin谩ndole los ojos en la tapa del libro Infancias de Latinoam茅rica. Un cuadro de situaci贸n parece contener y provocar esa misma intriga.

Tambi茅n lo logra una ni帽a que come de una olla sucia, chup谩ndose los dedos y mirando fuera de foco; o aquella otra, jovencita ya, que est谩 recostada sobre el pasto con las manos detr谩s de la nuca y los ojos en fuga hacia el horizonte, rodeada de ropa que tambi茅n parece tostarse al sol. 驴Qu茅 estar谩n mirando cada d铆a las ni帽as y ni帽os de Am茅rica latina? 驴Qu茅 estar谩n viviendo, sintiendo, llorando, imaginando? Tratando de recuperar algo de esas vidas tan diversas que muchas veces incluso no son vidas de ni帽os, es que Alicia Entel llev贸 adelante un libro que busca sensibilizar sobre la situaci贸n de las infancias de la regi贸n.

A ra铆z de la crisis de 2001 surge para Entel 鈥揹octora en Filosof铆a por la Universidad de Paris VIII, investigadora en Comunicaci贸n, Conocimiento y Culturas pero cuya 谩rea de trabajo espec铆fica es la imagen y el conocimiento鈥 la necesidad de dar cuenta de la situaci贸n de la infancia a trav茅s del registro fotogr谩fico.

As铆 empez贸 el proyecto en la Fundaci贸n Benjamin, con el apoyo de la Fundaci贸n Arcor, que sigue hasta hoy, siete libros m谩s tarde. En el 2005 aparece el primer libro sobre la inequidad de la infancia en Argentina. 鈥淪e ven en este primero fotos m谩s dram谩ticas鈥, apunta Entel mientras pasa las hojas.

Este a帽o ampliaron el trabajo convocando a pa铆ses de toda Latinoam茅rica y han recibido materiales de Colombia, Brasil, Per煤, Chile, Bolivia, M茅xico, Ecuador y Venezuela, adem谩s de Argentina.

鈥撀縋or qu茅 hablar de las infancias y no de la infancia?

鈥揇urante mucho tiempo se trabaj贸 la infancia como abstracci贸n, seg煤n un modelo burgu茅s hegem贸nico. Pensar la infancia en plural no remite s贸lo a una suerte de diversidad cultural, sino a la inequidad. Hay infancias que no se viven como infancias. Cuando un chico es sometido a la explotaci贸n laboral no podemos compararlo con otro chico al que s铆 se le permite vivir su infancia. Los ni帽os y ni帽as son sujetos de derecho, pero esto no es algo com煤n en toda Am茅rica latina, si bien se han dado avances interesantes.

鈥揈n tu art铆culo dec铆s que en las primeras fotograf铆as en un pueblo ind铆gena de M茅xico 鈥渓os blancos鈥 fotografiaban a la comunidad s贸lo cuando reflejaba tristeza o indigencia, 驴c贸mo es eso?

鈥揝arah Corona hizo muchas investigaciones con abor铆genes mexicanos y ella marca cu谩ndo las comunidades se sacan fotos a s铆 mismas y cu谩ndo se las sacan otros. Incluso investigadores que se sienten solidarios solamente ven en ellos la veta tr谩gica. Esto est谩 bien para denunciar, pero no nos permite conocerlos.

鈥撀縀sto persiste?

鈥揝铆, persiste a煤n hoy en sectores progresistas. Entonces eso me motiv贸 a ver c贸mo distintas comunidades fueron registradas desde el siglo XIX.

Guido Boggiani hace fotos en comunidades del Gran Chaco, por ejemplo, y los hace posar, pero no como los que los fotografiaban con sentido antropom茅trico, como uno que los llev贸 a vivir al Museo de La Plata. Esa impronta del no reconocimiento del otro cultural es muy fuerte en el sistema educativo argentino.

Estos libros son el resultado de un concurso fotogr谩fico y el aporte de art铆culos de especialistas. Adem谩s trabajan con documentos de organismos internacionales. Reciben unas 300 fotos de mucha calidad y otras casi familiares (a decir de Barthes: 鈥淔rente a ciertas fotos yo deseaba ser salvaje, inculto鈥), de las cuales se publican unas 30 o 40. El libro se distribuye en organizaciones sociales, escuelas y efectores de pol铆tica p煤blica porque, en definitiva, es una tarea de sensibilizaci贸n. Cada libro tiene adem谩s un apartado de historia de la infancia. Se recuerda por ejemplo la t铆pica foto del 鈥渁ngelito鈥, el beb茅 fallecido, al que hab铆a que retratar para tener una imagen de 茅l. Pero en la que la madre no puede llorar y al hermanito lo visten de adulto.

鈥淓n el siglo XIX si hay algo que vemos es que esta ni帽ita no es representada como ni帽a鈥, dice Entel se帽alando otra foto. O las familias patriarcales en pose. 鈥淓l hombre sentado y la mujer atr谩s, esto era muy claro. Le he preguntado a gente para que busque fotos y lo encuentro. La mujer al servicio del hombre y el ni帽o como producto de la procreaci贸n, para extender la estirpe y como fuerza de trabajo. En algunos sectores todav铆a pasa mucho鈥, dice Entel y c贸mo no recordar La c谩mara oscura, el cuento donde Ang茅lica Gorodischer, narra la vida de una mujer sometida que logra salir del modelo al servicio de su esposo cuando llega un fot贸grafo a retratar a la familia. Este hombre, que es el primero que la ve, la descubre, la revela, es el que le muestra que otra vida es posible.

鈥溌縌u茅 es lo que se obtiene con las representaciones visuales? Que dicen lo que a veces no se dice con las palabras. Remiten a situaciones para analizar y para que las pol铆ticas sociales lo tomen鈥, explicar谩 Entel, que tambi茅n es docente de la Universidad de Buenos Aires.

Entel tiene muchas respuestas al porqu茅 del libro. Se pregunta: 鈥溌緾贸mo hacer el caleidoscopio latinoamericano? 驴Qu茅 es importante para comprender la pol铆tica? No podemos entender Am茅rica latina si no entendemos el realismo m谩gico, la estad铆stica, la idea no peyorativa de los populismos y la dependencia. 驴C贸mo hacer para ponerlo en un libro? Material fotogr谩fico, material pict贸rico, trocitos de poes铆a鈥. As铆 en este libro se encuentran desde 鈥淐anci贸n Patri贸tica鈥 (1824) o 鈥淰ersos Sencillos鈥, de Jos茅 Mart铆 hasta Gabriela Mistral y Armando Tejada G贸mez con 鈥淗ay un ni帽o en la calle鈥.

Adem谩s est谩 Maria Elena Walsh y 鈥淨ue se vengan los chicos鈥, as铆 como las cifras de la pobreza (en 2007 en Am茅rica latina hab铆a alrededor de 84,5 millones de ni帽os en hogares pobres, el 47 por ciento de la poblaci贸n infantil de la regi贸n) y las infancias de pueblos originarios o las diferencias entre las infancias del campo y de la ciudad.

Y aparecen algunos conceptos cr铆ticos como que 鈥渓a estetizaci贸n de la pobreza es una consecuencia peligrosa que hay que vigilar鈥.

鈥揈n el libro se habla de hiperpedagogizaci贸n de la infancia, 驴puede explicar el concepto?

鈥揅uando en proyectos con la infancia lo que predomina es ser normativos (esto se debe hacer, esto no). Si bien para algunos proyectos educativos puede ser interesante, en general hay que ser cuidadosos porque quitan libertad a las posibilidades creativas. La hiperpedagogizaci贸n no es buena en ninguna manifestaci贸n. Lo mismo el didactismo (驴no puede hacer algo s贸lo para divertirse?). Hay que evitar lo maniqueo, los buenos-los malos. Entonces, 驴Pakapaka es el cielo y lo dem谩s una porquer铆a? No, tenemos sentido cr铆tico en relaci贸n con las m谩s diversas manifestaciones de la infancia.

鈥揟ambi茅n hay un espacio para hablar de las pol铆ticas sociales destinadas a la ni帽ez en la regi贸n, 驴c贸mo ve a la Argentina en este sentido?

鈥揘o tenemos conciencia de la importancia que tiene la Asignaci贸n Universal por Hijo, su masividad. Los programas vinculados con pol铆ticas sociales tienen larga trayectoria, pero durante a帽os estaban focalizados en poblaciones indigentes y eso no colabor贸 para mejorar. En ese sentido son importantes los programas universales y hoy por hoy se necesita mezclar programas localizados y masivos. La Asignaci贸n Universal por Hijo es uno de los mejores de Am茅rica latina pero esto no lo digo yo, es dicho por los dem谩s pa铆ses.

鈥撀緾ree que no se lo valora lo suficiente?

鈥揈n Argentina tenemos una alta capacidad de naturalizaci贸n de las cosas. Entonces, la Asignaci贸n ya est谩: Y no, es muy importante y hay que ver los resultados a corto y largo plazo. La recuperaci贸n que hubo de chicos que volvieron a escolarizarse. Estoy cansada de que se aluda a la Asignaci贸n en t茅rminos de clientelismo o de que las mujeres se van a embarazar m谩s. Si pensamos que con la Asignaci贸n van a ser millonarios realmente. Lo peor que podemos hacer es entablar luchas entre iguales.

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario