Feb 10 2010
1449 lecturas

Política

Las naciones sudamericanas se comprometen a reconstruir Haití

En el documento final aprobado unánimemente por los presidentes y representantes de los gobiernos de la Unasur este martes en Quito, se decidió un plan integral de ayuda a Haití, que incluye atención inmediata y estrategias a largo y corto plazo para la reconstrucción de la empobrecida nación caribeña.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), aprobó  un fondo de ayuda a Haití de 100 millones de dólares y el envío de carpas para los damnificados por el sismo del pasado 12 de enero. Instó asimismo a los miembros del grupo a condonar la deuda al país más pobre de América.

En el documento de la cumbre extraordinaria que se llevó a cabo este día en Quito, capital de Ecuador, los socios del bloque suramericano también dieron su voto para la solicitud de un crédito de hasta 200 millones de dólares al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con un plazo de pago de entre 15 a 20 años y con un interés mínimo. Este préstamo está respaldado por la Unasur.

Acordaron además trabajar por la recuperación del sector agrícola del país, aspecto que incluye la reforestación, donación de semillas e insumos para impulsar el desarrollo económico en la nación caribeña.

El texto también prevé incrementar acciones de la docena de países miembros en materia de salud para mejorar la calidad de vida del pueblo haitiano; todo en labor conjunta y bajo la supervisión del gobierno constitucional de Haití.

En cuanto a la reconstrucción de la infraestructura del país, los asistentes a la reunión extraordinaria de Unasur acordaron la instalación de albergues para las miles de personas que actualmente viven a la intemperie mientras se recuperan las ciudades más afectadas. Este punto abarca la donación de maquinarias al gobierno haitiano.

En cuanto a la reforestación de Haití, Unasur coincidió en la necesidad de estimular la diversificación de fuentes energéticas y el uso de energías renovables para que la nación no dependa tanto de la explotación de la madera, que ha causado la casi extinción de la vegetación en la isla.

El acuerdo de 12 puntos exhorta, igualmente, a los países del bloque a facilitar los procesos de regulación migratoria en beneficio de los haitianos que soliciten residencia en estas naciones, así como la eliminación de tarifas de exportaciones para estimular la inversión en Haití.

La educación también se verá estimulada por el plan de colaboración de la Unasur hacia el pueblo haitiano pues se prevé la construcción de nuevas escuelas y liceos con características antisísmicas.

Se establece, finalmente, la cooperación de los Estados miembros para el envío marítimo de ayudas a Haití y la promoción de una brigada de solidaridad que colabore en la nación caribeña.

El documento fue aprobado por el voto unánime de todos los asistentes al final de la sesión, donde el presidente de Ecuador, Rafael Correa, expresó que lo más importante de este plan es "ejectutarlo por el bien de Haití".

Haiti no merece otra invasión

El presidente de Haití, René Preval, tras la cumbre extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) de este martes, convocada por Ecuador para definir ayuda a su país tras el terremoto del 12 de enero, agradeció el apoyo "de países hermanos" y destacó que los propósitos planteados para reconstruir a su nación implican una labor titánica.

"Esta reunión es un gesto que muestra la colaboración de países del sur que quieren colaborar con otro país del sur", expresó Preval, este martes, en una rueda de prensa ofrecida junto al presidente anfitrión, Rafael Correa,  una vez que culminó el encuentro.

La declaración final de la cumbre de la Unasur, aprobada por unánimidad, implica un plan integral de ayuda a Haití, que incluye atención inmediata y estrategias a largo y corto plazo para la reconstrucción de la empobrecida nación caribeña.

"Yo aprecio mucho esta ayuda, que no es pequeña, sobre todo que viene de países hermanos, que tienen dificultades", aseveró el presidente haitiano.

Destacó que "no es el dinero del presidente Correa, es el dinero del pueblo ecuatoriano, y es al pueblo ecuatoriano que yo tengo que agradecer", dijo y felicitó a los ciudadanos de la nación sede de la cumbre por la confianza que tienen en su presidente.

Detalló que durante la cumbre, hizo especial énfasis en alcanzar buenos niveles de descentralización en Haití. "La descentralización, para nosotros es una prioridad, y estamos trabajando en una carretera (…) que se puede construir. Si se puede hacer la descentralización. Uno debe irse a las zonas más atrasadas del país".

"Cuando lean las resoluciones (de la cumbre de la Unasur) van a ver que hay una disposición para mandar ingenieros, materiales y personas para trabajar en Haití, también en la agricultura, para sostener la agricultura, la donación de semillas, de fertilizantes y van a mandar especialistas también".

Resaltó que "si se siguen todas la resoluciones, no puedo más que tener satisfacciones (…) hay cosas que vendrán más rápidamente que otras", agregó.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) aprobó este martes un fondo de ayuda a Haití de 100 millones de dólares y el envío de carpas para los damnificados por el sismo del pasado 12 de enero. Instó asimismo a los miembros del grupo a condonar la deuda al país más pobre de América.

La historia de la pobreza

El presidente haitiano, René Preval, durante su intervención, también hizo énfasis en que la "situación de Haití es muy difícil y muy desesperante". Indicó que se debe desarrollar "un trabajo de redirección y no podemos hacer cosmética".

Recordó que en el momento de la independencia, su país tuvo que pagar una gran cantidad en francos oro y ese hecho los empobreció mucho. "Para un país que acababa de nacer, 150 millones de francos oros, significó mucho", dijo.

"También tuvimos que ceder los derechos de aduanas sobre las mercancías a Francia (…). Tuvimos que hacer eso para que nos reconozcan los europeos", señaló.

"Aunque Haití tenga (más) de 200 años y pico, eso quiere decir que después de la esclavitud tuvimos que trabajar sin la presencia de los colonos franceses y eso nos atrasó mucho (…). Después de la independencia los hijos de los colonos se adueñaron de las grandes plantaciones", lo que ocasionó que los pobladores de escasos recursos tuvieran que trasladarse a las montañas.

"Ahora, esos hijos de esclavos que se fueron a las montañas, tuvieron que sobrevivir y tuvieron que cortar árboles para sobrevivir y eso empobreció a los suelos", describió.

El presidente haitiano, René Preval, relató que hubo un pequeño grupo heredero que se concentró en las ciudades y no invirtió en las provincias, lo que representó también una causa de pobreza.

Luego de relatar un poco de la historia y causas de la pobreza haitiana, durante la rueda de prensa, Preval expresó: "Me preguntas si es un trabajo de titán. Sí, es un trabajo titánico,  porque hay que hacer todo. Es un problema político, social, histórico".

"Hoy los que concentran el poder político y económico y social deben darse cuenta de que esto no puede continuar porque vamos a tener más catástrofes en el futuro", reflexionó.

El Jefe de Estado de la nación devastada por el terremoto del pasado 12 de enero, refirió que "cuando pasan lo huracanes, pasan a Cuba, pasan también en Haití, en Cuba no hay muertos y en Haití si, es porque Haití no toma cuidado de sus áreas rurales (…) no toma cuidado de sus campesinos".

"Ahora hay que trasladar los recursos para las provincias, hay que invertir mucho en la salud, en la vías, en la vivienda", dijo, de lo contrario, "en 10 o 20 años llega otro terromoto o los huracanes y vamos a tener miles de muertos", concluyó.

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario