Nov 9 2009
346 lecturas

Economía

Las telefónicas quieren entrar por la ventana de las películas en Internet

APM*
Que las empresas de telecomunicaciones no puedan legalmente ofrecer servicios de TV no les impediría distribuir contenidos en video, específicamente si no es bajo el modelo de “broadcasting”. Es por eso que la semana pasada, Telefónica de Argentina anunció que para marzo del año próximo lanzará un servicio por el cual ofrecerá películas, series, documentales y otros contenidos en video utilizando el modelo de bajo demanda (“on demand”), a través de su red de banda ancha.

Inicialmente, el servicio estará disponible en Capital y Gran Buenos Aires, aunque seguramente no en la totalidad de ese territorio, conociendo las limitaciones técnicas de este tipo de transmisión y sus necesidades de ancho de banda.

Así lo consignó un informe de la consultora privada Carrier y Asociados, en su boletín digital. Esa empresa mantiene una mirada crítica respecto de la flamante ley de medios de la democracia, como se desprende de otros artículos del mencionado boletín.

Según esa consultora, el servicio, que será exclusivo para clientes de Telefónica, tendrá un abono mensual (de valor no anunciado) que incluiría la conexión de banda ancha y una cantidad limitada de contenidos. Los mismos podrán ser vistos directamente en el televisor, sin necesidad de PC. Lo que sí ya está determinado es que los contenidos no incluidos en el abono tendrán precios que oscilarán entre 1,90 y 6,90 pesos (el dólar cotiza a algo menos de 4 pesos por unidad).

En otro estudio (La TV se muda), la misma empresa observa una combinación del creciente consumo online de contenidos de TV y la tendencia alcista a las descargas de videos por Internet, que ubican a la red como una alternativa más que potencial a las ofertas de TV (tanto gratuita como paga).

Según esas encuestas un 30 por ciento de quienes están abonados a un servicio de TV paga (cable o satélite) muestran intenciones de abandonarlo si existiera la posibilidad de conectar su televisor a Internet para ver películas o series. Se trata de valores que pueden ser considerados como muy altos, habida cuenta de que se trata aún de un concepto y no de un servicio concreto, dice la consultora privada.

De acuerdo a ese informe, la primera razón mencionada para ese potencial cambio corresponde al tema precio (“el cable es muy caro”), el resto de las menciones tienen que ver con los contenidos, especialmente con la escasa amplitud de los mismos en los servicios de TV paga frente a la infinitud de los contenidos en Internet.

Un dato de peso que registra la consultora es que más de la mitad de los menores de 18 años afirman no estar interesados en la programación actual de los servicios de TV paga.

Esto es una seria amenaza a futuro, ya que cuando estos adolescentes ingresen en la vida adulta, tendrán muy arraigado el hábito de consumir contenidos vía Internet, viendo a la TV como algo anticuado y rígido, subraya el informe privado.

El rol de Internet no sólo como plataforma de comunicación sino como medio de entretenimiento se confirmaría toda vez que la medición consigna que el 39 por ciento de los usuarios de la red afirman que la PC conectada es el principal medio de entretenimiento, desplazando a la TV al segundo lugar. Este porcentaje crece en la medida en que desciende la edad, lo que posicionaría a Internet como la plataforma por donde pasará cada vez más el entretenimiento.

*Agencia de Prensa del Mercosur, Universidad de La Plata, Argentina

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario