Nov 15 2010
863 lecturas

Participación ciudadana

Lautaro Rojo Millapán / Chile, un país en la ilegalidad

Creo que ha llegado el tiempo de poner las cosas en su lugar, hablar claro y "a calzón  quitado". Todo lo que acontece en Chile, se hace bajo la màs absoluta ilegalidad. Posiblemente, los grandes juristas y especialmente los que son capos en Derecho Constitucional, no estén de acuerdo con lo que yo manifiesto. Pero estoy seguro que ellos tampoco, querrán darle respuesta a mis afirmaciones.

Y no lo harán porque ellos están conscientes de que vengo de una cultura ancestral mapuche y, además, porque yo no escribo para una élite de casta privilegiada; escribo para el pueblo y hago uso de su propio lenguaje, porque es de la única manera que el pueblo entienda, hablándole en su propia lengua y con las palabras que èl  entiende y no tenga  que recurrir al diccionario para comprender lo que quieren expresar los letrados o maestros del idioma.

¿Por qué yo creo que Chile es un país que vive en la ilegalidad?

Sencillamente porque, aquí se cometen toda clase de injusticias, en Chile no existe la justicia, solo de nombre. Lo que aquí existe es la ley del embudo. Los grandes ladrones, criminales y asesinos andan sueltos. El pobre que muchas veces roba porque no tiene trabajo y se muere de hambre, es encarcelado y condenado a vivir en prisión al gusto de los encargados de administrar justicia,  Pero para aquel  de cuello y corbata, que roba al Estado los dineros del pueblo chileno, a ese se lo premia y se le sube de categoría.

Las constituciones que se han dictado para gobernar al país, jamás han contado con la participación y aprobación del pueblo. Han sido confeccionadas a espaldas del pueblo, por grupitos autoproclamados los dueños de Chile y por ende se han auto nominado líderes  de  tiendas políticas ideadas por ellos mismos.

Chile ha vivido siempre bajo la tutela del dominio capitalista, los primeros en llegar a colonizarlo, fueron unos cuantos delincuentes sanguinarios, con hambre de llevarse todas las riquezas con las que Dios bendijo a su territorio. Pero mis ancestros mapuche no los dejaron que cometieran tantas atrocidades contra las etnias originarias y los combatieron, hasta que se fueron con la cola entre las piernas, abandonando Chile para siempre, a sabiendas que

"Chile, fértil provincia señalada
en la región antártica famosa,
de remotas naciones respetada
por fuerte, principal y poderosa.
La gente que produce es tan granada
tan soberbia, gallarda y belicosa
que no ha sido por rey jamás regida,
ni a extranjero dominio sometida".

Si  Alonso de Ercilla viviera, no creo que pensaría lo mismo de los chilenos de ahora. Peor aùn, si Lautaro estuviera vivo, volvería a morir, pero de vergüenza.

Debemos cerrarle el paso a un Alberto Cardemil (pinochetista) que se està moviendo para que parlamentarios de la Concertación lo apoyen en su diabólica idea de presentar un proyecto de ley, para maquillar la Constitución  y agregarle el de una reelección Presidencial a partir del gobierno de Sebastiàn Piñera. ¿Que tal la idea para los giles chilenos?

Y a cambio de eso, le ofrece a la DC y al PRI, cambiar el sistema binominal  y que todo los chilenos en el extranjero puedan tener derecho a votar. Y no es chiste. Si la derecha se lo propone lo puede conseguir; siempre sostuve  y seguirè sosteniendo, que  el poder político en manos de un millonario es una bomba de tiempo. Y ya lo estamos viendo.

Piñera niega que haya intervenido en la elección de la ANFP. Pero los periodistas aseguran tener pruebas de que sí hizo llamadas telefónicas, al igual que Ruiz Tagle  y Lavin.

De tal manera, que si Piñera se propone  ser reelegido, lo puede conseguir, porque tiene el poder económico y el poder político en  sus manos y ahora puede hacer lo que le venga en ganas.

Ademàs, no deben olvidarse los lectores que èl acaba de venderle su Canal de TV,a la CNN  y con eso està contribuyendo a que en Chile se haga un despliegue de periodistas espìas y para ello hay informes de la USAID, USIP, SIP,agencias norteamericanas que se están gastando millones de dólares, para desinformar a  los pueblos de Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, Honduras, Cuba ,Argentina, Brasil, con el propósito de impedir que estos países busquen su independencia.

Y como si todo eso fuera poco, próximamente se reunirán en Mexico, bajo la dirección de Emilio y Gloria Estefan (ambos agentes de la CIA norteamericana), para entregar premios a mùsicos y cantantes  llamados “Consejo por la Libertad de Cuba” (CLC).

El mismo Emilio Estefan fue declarado “Hèroe de la Libertad”al recibir este premio. Y serà el orador principal de dicho evento artístico, nada menos,que el hijo político de Âlvaro Uribe Vèlez, Juan Manuel Santos actual presidente de Colombia, todos estos movimientos están siendo supervisados por los sipianos (SIP) la misma que ha sido denunciada cantidad de veces, por ser cómplice del Departamento de Estado, al desarrollar operaciones de desinformación destinadas a engañar al público.

Radicada en Miami. La Sociedad Interamericana de Prensa, por si no lo saben, està dirigida por Jules Dubois  que es un agente de la inteligencia norteamericana y un furibundo propagandista de la injerencia de EE.UU. en Amèrica Latina.

Desde hace tiempo que preparaba este documento, para información del pueblo de Chile, en forma muy especial para los jóvenes que por estar preocupados y entretenidos con payasadas de circos, farándulas, invasión de artistas norteamericanos, como las bandas de Rock —incluyendo marihuana, coca y licor— no tienen tiempo para leer e informarse de cómo se vive en la realidad en Chile.

Y eso que éstas nuevas generaciones, no saben ni conocen nada de lo que fueron los grandes campamentos mineros de las salitreras, los grandes campamentos de los mineros del cobre.

Cuando las compañías americanas le construían casas a los trabajadores, les tenían pulperías, les daban el agua,  luz y los precios de las pulperías eran al costo, especialmente en Chuquicamara, allí los trabajadores recibían una tarjeta de racionamiento como las que entrega el gobierno al pueblo cubano. Todo para los trabajadores era racionado, las tiendas les vendían ropa a los trabajadores al precio costo —una camiseta costaba 0.40, un par de zapatos de hombres costaba 10 o 12 pesos, un traje de hombre no costaba màs de 40 pesos.

Pero los salarios eran de hambre, se pagaba 50 pesos al mes y muchas veces con horas extras se sacaban hasta 150 pesos. Muchas veces las pulperías vendían alimentos, a los que se les pasaba el tiempo,  con gorgojos; en las salitreras muchas veces, vendían carne descompuesta, podrida.

Cuando un extraño entraba a la poblaciòn era controlado por carabineros de Chile (en ese tiempo les llamábamos carabineros de la Chile Exploration Company, porque de  paje a rey, todo eran unos sirviente de los intereses del capitalismo yanqui). La mayoría de los empleados públicos, alcaldes,  gobernadores, funcionarios  del trabajo, jueces, empleados de correos, todos estaban bajo el mando de la compañías americanas, hasta los servicios de Investigaciones de Chile.

Por eso cuando se nacionalizaron los minerales de cobre, los yanquis se fueron llorando, porque se les acababa la teta y ya no podían seguir robando màs nuestras riquezas. Todo había pasado a manos de los chilenos. Ahora herramos dueños de nuestras riquezas naturales. (¡Pero que poco nos durò la alegría!)

El gobierno de Richard Nixon, un ganapan y títere del imperialismo, moviò todos los peones, usando a Henry Kissinger, para que preparara el golpe de Estado con el derrocamiento y la muerte de Salvador Allende. Y de esta manera, el pueblo de Chile fue traicionado y los que traicionaron a Salvador Allende, una vez que lo asesinaron, volvieron a entregar nuestros riquezas en manos de los norteamericanos.

Destruyeron los sindicatos, asesinaron  a los mejores dirigentes sindicales y políticos con que contaba el pàìs. La dictadura de los militares al mando de uno de los generales màs sanguinarios que haya tenido el Ejercito de Chile, como Augusto Pinochet Ugarte.

Pero la historia negra de una larga noche que vivió Chile, jamàs podrá borrarse de la mente  de los familiares que perdieron a sus seres queridos. Porque en la medida que transcurre el tiempo, será muy difícil limpiar esa mancha de sangre, que dejaron los criminales y asesinos sobre las "gloriosas fuerzas armadas chilenas".

Quiero terminar este ensayo disculpándome de mis hermanos mapuche por no haber dedicado màs tiempo a ellos, por las injuticias que contra ellos se han cometido y se siguen cometiendo. Pero ellos me sabrán disculpar, porque a pesar de todo, el mundo entero saben como  viven, y còmo se les trata tan brutalmente a nuestras etnias originarias de nuestra noble e indomable raza araucana, que siempre mantendrá su frente en alto defendiendo lo que injustamente le han robado; sus tierras.

* Lautaro8015@gmail.com

Recado del autor

Hasta aquí una parte de las ilegalidades en las que hemos vivido los chilenos, he dejado para otra oportunidad las atrocidades cometidas en los gobiernos de Arturo Alessandri Palma, con la matanza de  la Caja del Seguro Obrero en Santiago. La matanza de los 600 trabajadores y sus familiares en la Escuela Santa Maria de Iquique. El gobierno traidor de Gabriel Gonzalez  Videla y otras muchas.
Los años comienzan a pesar y no quiero morirme sin haber logrado ver que en Chile se haga una Asamblea Constituyente, pero con la participación del pueblo, para hacer realidad una nueva Constituciòn màs digna y democrática.
Para mi un nuevo Chile debe estar escrito en una nueva Constituciòn con una nueva Carta Magna Politica. Ojalà nunca tomen en cuenta para nada a los traidores, cínicos, vendidos, hipócritas, de algunos partidos políticos cuya historia deberíamos, todos, conocer.

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario