Ene 27 2006
331 lecturas

Opinión

LIBERTAD 2006: ¿SERÁ COMPRAR SEXO EN INTERNET…?

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Esos cuatro mil millones de tercer mundistas con empleos en fábricas o en el campo, que apenas ganan lo suficiente para sobrevivir, carecen de las libertades que poseemos (los estadounidenses). Sin embargo, pueden aspirar a adoptar la forma norteamericana de encontrar a Jesús en los cercanos centros comerciales o incluso “en línea” en la web. La mayor parte de los pobres no pueden esperar satisfacer sus más pequeños impulsos religiosos o sexuales sentándose ante la computadora, que no tienen, o leyendo un correo electrónico evocativo, que nunca han recibido.

foto
Sin embargo, piadosos y solitarios norteamericanos (estadounidenses) pueden encontrar pareja haciendo citas en línea en Christian.café.com, “el mejor sitio cristiano de solteros”. Pueden encontrar devotas –léase reprimidas, pero lujuriosas– parejas del sexo opuesto y leerse mutuamente obscenos pasajes bíblicos antes de tener relaciones, más arriba de la cintura por supuesto.

“Gracias, Christian.cafe.com,” escribió una mujer, “por ser usada por Dios para que nos uniera a mi esposo y a mí. Jason y yo nos conocimos en ChristianCafe.com en diciembre de 2003, Luego en febrero de 2004 nos vimos cara a cara por primera vez. ¡Estamos disfrutando inmensamente del matrimonio!”.
(www.christiancafe.com/guests/join/ad/index.jsp?id=16318).

Bosquejos de una sociedad hambrienta

“Más de treinta cristianos –ilustrado con fotos de una linda rubia y de un apuesto hombre de pelo castaño– pueden “dejar de perder su tiempo en sitios de citas en línea y conocer a verdaderos solteros cristianos”. Y para los obscenos y solitarios sin fachada religiosa, y que sienten el hastío de la vida de matrimonio, la red ofrece picantes juegos sexuales.

“¿Tiene usted los movimientos para volver loco a su hombre? El arte del striptease implica más que un vestuario revelador, tacones de estilete y una boa roja de plumas. Para que salga a relucir la desnudista que tiene escondida, señoras, tienen que conocer los movimientos (por supuesto), pero lo más importante es que tienen que mostrar auto confianza. foto

El Libro de los juegos de alcoba es la clave para hacer realidad sus (de usted y de él) fantasías sexuales más secretas y dar al hombre de su vida una noche que no olvidará. 186 páginas. Encuadernado en cartoné.”

Para los que no leen, la Internet ofrece “Dados que brillan en la oscuridad para el juego sexual”. “Si su vida amorosa consiste en la rutina del acto sexual, entonces he aquí una manera de ponerle pimienta”.

Si usted no experimenta esa “sensación” de excitación, una compañía ofrece un juego para despertar los cinco sentidos. Sensaciones une todo para garantizar que el ambiente exista para las suaves caricias, los temblores del placer sensual, comunicación, pasión y humor. Todos sus sentidos despertarán.

Incluye: dos fichas, dado, reloj de arena, venda para los ojos, tablero, dos flechas giratorias, 30 tarjetas de retos, 30 cupones de favores, estimulador (funciona con una batería que no se incluye), botella de aceite para masaje y folleto de instrucciones”.

Otro entusiasmo

Para los menos obsesionados sexualmente que aún se preocupan por la Carta de Derechos, los hechos en el campus de la Universidad de Santa Cruz fueron motivo de serias preocupaciones. El Pentágono despachó una unidad de espionaje para que obtuviera datos acerca de activistas anti-guerra en el campus. El 5 de abril de 2005, unos 200 estudiantes protestaron vigorosamente por la presencia de reclutadores militares en una feria de empleo.

El entusiasmo de los manifestantes no sólo expulsó a los reclutadores, sino que hizo que la universidad suspendiera temporalmente la feria de empleo.

Cuando la senadora Diane Feinstein (demócrata por California) se enteró del escuadrón de espías del Pentágono, escribió lo siguiente al secretario de Defensa Donald Rumsfeld:

“¿Cuáles integrantes del departamento de Defensa están autorizados para obtener y guardar información acerca de estadounidenses en territorio estadounidense sin aprobación de un tribunal?

¿Bajo qué circunstancias componentes del departamento de Defensa están autorizados a acopiar, reportar, mantener, guardar en una base de datos, analizar, fusionar o manejar de alguna otra manera información acerca de ciudadanos que ejercen una actividad protegida por la Primera Enmienda?”

El representante Sam Farr, quien representa a Santa Cruz, “espantado” y “horrorizado” prometió buscar respuestas acerca del incidente cuando se presentara a revisión el presupuesto de Defensa.

La Administración Bush respondió asegurando que la Autorización para el uso de la fuerza militar (AUMF) autoriza implícitamente el espionaje interno y que prohibir el espionaje sin orden judicial infringe la autoridad del presidente como comandante en jefe. Profesores de la Escuela de Derecho de Harvard argumentaron que tal clase de espionaje podría violar la prohibición de la Cuarta Enmienda de registros e incautaciones no razonables.

La prensa en el baile

foto
Otros dos incidentes debieran alertar a la gente acerca del precario estado de esa “otra libertad” que muchos norteamericanos atesoraron antaño tanto como salir de compras. En la edición del 12 de enero de 2006 de La Voz de Aztlán, Héctor Carreon informa que un agente de seguridad interna dejó bajo su puerta una tarjeta de presentación con la nota “Por favor, telefonéeme”.

El agente quería interrogarlo acerca de La Voz de Aztlán, que Carreon dice es “un servicio de noticias en internet para mexicanos y mexicanos estadounidenses en el suroeste de EEUU y México”,

Subsiguientemente en la casa de Carreon un agente dijo que el periódico “tiene preocupadas a algunas personas en Washington”. Otro agente preguntó si Aztlán era una organización separatista y si yo creía que el Sudoeste debía separarse de Wáshington y convertirse en parte de México”. ¿Era partidario Carreon “del derrocamiento armado y violento del gobierno de EEUU?” Le preguntaron los nombres de sus asociados y la localización de sus armas.

Carreon replicó que creía “en cambios sociales y políticos por medio de las urnas”, Carreon firmó un documento que permitía que examinaran su computadora. “Decidí que sería lo mejor para cooperar totalmente con los agentes federales… Inmediatamente después de que firmé, el agente principal llamó por radio a alguien y en menos de cinco minutos otros dos agentes especiales llegaron a mi casa con maletas de equipos electrónicos. El agente principal me pidió que los acompañara a donde estaba mi computadora, donde pasaron dos horas copiando el disco duro”.

Suma y sigue

Otro indicio del estado tambaleante en que se encuentran nuestras otras libertades proviene de James Moore, ex corresponsal de noticias por televisión y coautor de El cerebro de Bush: Cómo Karl Rove convirtió a George W. Bush en material presidencial.
(www.huffingtonpost.com/jim moore/branded_b_13272.html.

El 4 de enero de 2006 Moore confirmó la reservación de su vuelo antes de salir de su casa, “fue al kiosco electrónico” y recibió un mensaje de error cuando trató de imprimir su pase a bordo. “Por favor, vea a su agente”, decía en la pantalla.

Después de que la agente introdujera el número de la licencia de conducción en el sistema de computación, ella dijo: “Lo siento, señor. Parece que hay un problema. Usted ha sido colocado en la lista de vigilancia de no vuelo”. Esa es la lista que la Administración de Seguridad de Transporte (TSA) creó “para personas que pueden tener vínculos terroristas”.

Moore llamó a la TSA en Washington para saber como llegó “a parar a la lista de vigilancia de no vuelo”. “No estoy autorizado para decirle eso, señor”, dijo el burócrata de TSA. Sin embargo, sí le dijo que había “algo en sus antecedentes que de alguna manera es similar a alguien que están buscando”.

Moore cuyo nombre ha aparecido en la lista durante un año, llegó a la conclusión de que “nunca me dirán la razón oficial. Nunca se la dicen a nadie. Uno no puede hacer una reclamación judicial. Nada de lo que he hecho ha sido suficiente para sacarme de esa lista. El año pasado había 35.000 estadounidenses en esa lista. Según un gobierno europeo que procesa a cientos de miles de viajeros estadounidenses cada año, la lista que les han dado para trabajar, ha crecido desde entonces a 80 000″.

Mientras TSA castiga a personas no dejándolas que aborden aviones, la NSA las espía no sólo por medio de la intervención electrónica de sus teléfonos y correos electrónicos. La NSA utilizó a la policía local en la ciudad de Nueva York y en Baltimore para monitorear a manifestantes en contra de la guerra. Miembros del Voto de Resistencia de Baltimore, con cierta relación con el Comité de Servicio de Amigos Norteamericanos, tienen antecedentes de desobediencia civil no violenta.

Un correo electrónico de la NSA demuestra que la Unidad de Inteligencia del Departamento de Policía de Baltimore entregó a la NSA todos los detalles de una manifestación de protesta del 3 de julio de 2004 en Fort Meade. Un abogado de la gente del Voto de Resistencia obtuvo el correo electrónico por medio del proceso de descubrimiento de NSA.
www.commondreams.org/cgibin/print.cgi?file=/headlines06/0113-09.htm).

Conceptos convertidos en chatarra

Si usted desea la libertad de realizar sexo virtual –incluso con los piadosos cristianos que dirigen los tres poderes del Estado– el lugar indicado es Estados Unidos. En 1944 Franklin Roosevelt proclamó esas anticuadas libertades: de palabra, de expresión y religión; y libertad de carencias y de temores. Bueno, eso es historia –al menos por ahora.

No necesitamos esos documentos para saber que los derechos antiguamente inviolables de no ser abusados o torturados se han erosionado. Es más, a pesar de las negativas de la Casa Blanca, Human Rights Watch (HRW) declaró que la estrategia de la Casa Blanca depende de abusar de los sospechosos de terrorismo durante los interrogatorios. (Informe anual de HRW publicado el 18 de enero de 2006).

HRW sacó esta conclusión a partir de evidencia sólida, incluyendo declaraciones por parte de altos funcionarios de Bush. El informe aseguró que la declaración de Bush de que Estados Unidos no tortura a los sospechosos suena falso.

¿A qué conclusión llegar? ¿Disfrutar de la libertad de ir de compras y de practicar juegos sexuales, pero no poner tontamente en peligro la seguridad nacional con esas otras libertades, otrora sagradas?

——————————-

* Académico. Integrante del Instituto para Estudios de Política. Artículo aparecido en Progreso Semanal (www.progresosemanal.com/index.php?progreso=Landau&otherweek=).

Las imágenes se obtuvieron en el portal http:// irc.blogs.sapo.pt/arquivo/2004_09.html

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario