Mar 7 2007
261 lecturas

Economía

”Libre” comercio, Costa Rica. – EL REBAÑO CATÓLICO ELIGE OTRO CAMINO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

PRONUNCIAMIENTO CONTRA EL TLC

Luego de que trascendiera el Pronunciamiento contra el TLC firmado por más de 30 sacerdotes de la Diócesis de Alajuela, ahora son los de la Diócesis de Tilarán quienes hacen público su rechazo al tratado de libre comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos (TLC).

Adital*

Un total de 19 sacerdotes de esa diócesis de Guanacaste firmaron un documento el 16 de febrero (2007), el cual consta de cinco concisos puntos, en los que manifiestan claramente su rechazo al Tratado. En el primero de esos puntos, los firmantes apoyan “en todos sus términos” el Pronunciamiento contra el TLC de sus pares alajuelenses, pues “sabemos del hondo sentido patriótico y cristiano que movió a nuestros hermanos sacerdotes para manifestarse abiertamente en contra de este tratado, no sólo comercial, pues amarra el futuro de nuestro país a los intereses de las grandes transnacionales y empresas del Norte”.

Ronal Vargas, encargado de la Pastoral Social de Tilarán, manifestó que “los obispos no nos permiten tomar posición más allá de lo que ellos dicen, pero la situación límite del país nos obliga a manifestar nuestra posición”. Cuestionado sobre las consecuencias que este pronunciamiento podría tener dentro de la Iglesia , Vargas apuntó que “podrían ser delicadas, pues asumimos una posición que la jerarquía no ha definido, podrían ir desde una llamada de atención verbal hasta la suspensión”.

El presbítero figuró en medios nacionales luego de ser absuelto de la acusación por injurias y calumnias, luego de que él denunció el traspaso de tierras del Instituto de Desarrollo Agrario (IDA) a una sociedad anónima propiedad de los hermanos Rodrigo y Oscar Arias (ver Universidad No. 1698 del 1° de febrero). El llamó la atención sobre el caso del sacerdote Gerardo Vargas, cesado como encargado de la Pastoral Social de Limón.

El documento de los sacerdotes señala también que “por lo trascendental para la historia de nuestro país creemos en la necesidad de un referendo popular que manifieste la opinión general al respecto. Aunque al ver la millonaria campaña publicitaria tan superficial y engañosa con que se irrespeta la inteligencia del pueblo, pareciera que la desinformación ha sido asumida por los que repiten las consignas de “mayor empleo y riqueza para todos”, la misma que nos hicieron creer con los PAEs”.

Además de recordar “la lamentable situación en la que apenas sobreviven los campesinos mexicanos”, los sacerdotes apuntan que “todas y todos los costarricenses debemos manifestarnos ante la eventual aprobación del TLC que transformará en sus cimientos nuestra Patria”. Vargas afirmó que “la mayoría de los firmantes del comunicado somos de zonas rurales y trabajamos con agricultores, hemos visto cómo las políticas gubernamentales desfavorecen al sector agrícola y ahora con el TLC pondrán a nuestros campesinos a competir contra productores subsidiados. Uno se aventura a pensar si las consecuencias serán similares a las de México”.

El presbítero comentó que Guanacaste es la provincia con más hogares pobres y mayor desempleo del país, con el TLC eso se agravará y con el pueblo sufrimos nosotros, agregó.

La jerarquía eclesiástica

A propósito de las manifestaciones públicas del grupo de sacerdotes de Tilarán y Alajuela, el presidente de la Conferencia Episcopal , monseñor Francisco Ulloa, dijo que no consideraba que fuera un acto de rebeldía o de desunión en la Iglesia. En rueda de prensa, la Conferencia Episcopal emitió un comunicado en el que exhortaron a los sacerdotes a que como pastores del pueblo de Dios en el que hay “diferencias de criterios sobre este asunto” (el TLC), promuevan “la unidad, la tolerancia y el respeto”.

El prelado agregó que como obispos respetan la manifestación de los sacerdotes, pero también “los exhortamos a que como pastores, en vista de que prestan un servicio a la comunidad cristiana, donde hay personas que están a favor o en contra del TLC, deben buscar la unidad, la reconciliación y la armonía. Creo que este grupo de sacerdotes es minoritario pero si se manifestó, lo respetamos”.

Sobre los argumentos expuestos por los curas, Ulloa consideró que “son los que esgrimen los grupos en contra, sobre todo las razones ordinarias que se dan para oponerse al TLC, especialmente las que tienen que ver con los campesinos y la agricultura y como ellos están más o menos con los campesinos y agricultores, pues ellos más bien se centraron en estos temas”.

Sin embargo, no son sólo sacerdotes párrocos y diáconos se manifestaron en contra del TLC. En 2004 monseñor Vittorino Girardi, de la Diócesis de Tilarán, escribió en el boletín Iglesia Viva que “el TLC debe situarse en el campo más amplio de la globalización, un proceso que a simple vista muestra su injusticia (…) Veo el peligro inminente de que los más pobres sean una vez más los más sacrificados, aumentándose así la distancia entre ricos y pobres”.

Censura eclesiástica en Limón

Desde hace varios años, el presbítero Gerardo Vargas, Encargado de la Pastoral Social de Limón, afirmó que hacía “un trabajo de concientización política sobre el neoliberalismo y últimamente contra el TLC”, lo que generó en su opinión, que el obispo de Limón, José Rafael Quirós, lo relevara del cargo en la Pastoral Social de la provincia en diciembre pasado.

Universidad trató de buscar una reacción con el obispo Quirós, pero el encargado de prensa de la Conferencia Episcopal , el padre Glen Gómez, afirmó que se los sacerdotes de esa diócesis se encontraban en retiro desde el lunes 26 de febrero. En opinión del padre Vargas su trabajo fue incómodo para los sectores religioso y político, al tiempo que denunció haber sido atacado por sus posiciones por parte de un periodista del periódico La Nación que escribe artículos de opinión. “Esa decisión fue una consecuencia directa de mi trabajo y el estar en contra del TLC, también tiene que ver con la posición que adoptamos en contra de la privatización de JAPDEVA”, denunció.

Sobre esta denuncia Monseñor Ulloa señaló que consideraba a Vargas “un sacerdote muy bien preparado, con una gran sensibilidad social. Respeto la decisión del obispo actual porque eso es normal entre nosotros, el que periódicamente se hagan cambios en los cargos, posiblemente a través del diálogo del obispo con el padre Gerardo llegaron a la conclusión de que tenía muchos años trabajando en la pastoral social”.

Otras iglesias cristianas rechazan el TLC

El Movimiento Ecuménico Popular Costarricense hizo circular un pronunciamiento contra el TLC el pasado viernes 23 de febrero. En el texto avalado por “personas y representantes de diferentes iglesias y denominaciones religiosas”, expresaron el compromiso con el pueblo de Costa Rica y en especial con los sectores en desventaja social que se verán afectados por la ratificación de este Tratado de Libre Comercio con los EE.UU.

Indicaron que les “preocupa en primer lugar que la aprobación de este Tratado por la Asamblea Legislativa se presente en un contexto de políticas económicas de claro perfil neoliberal que profundizan el deterioro social que vive el país”, al tiempo que señalaron que las condiciones de vida del pueblo se han deteriorado a raíz de las medidas de corte neoliberal.

El documento finaliza con un llamado a “todas las personas cristianas y de las distintas confesiones de fe, a pronunciarse en contra del TLC, a incorporarse a las actividades que está programando el Frente Nacional contra el TLC. Además, llaman a manifestar su oposición por medio de cartas, cultos, reuniones de reflexión y oración, cantos y otras actividades similares en lo que llaman “el marco de la Resistencia contra el TLC”. Es firmado por Iglesia Luterana Costarricense, sacerdotes y laicos de la Iglesia Católica , pastores y líderes de la Iglesia Episcopal, pastores de la Iglesia Presbiteriana, pastores así como líderes de las Iglesias Bautistas, catedráticos y estudiantes de la Escuela Ecuménica de la Universidad Nacional , la Universidad Bíblica Latinoamericana, miembros del Departamento Ecuménico de Investigaciones, miembros del Consejo Latinoamericano de Iglesias en la Región Mesoamericana.

Fuente:
www.semanario.ucr.ac.cr.

———————————

* Agencia de noticias latinoamericana, www.adital.com.br.

Chávez precisa:
PARA HABLAR Y COMER PESCADO…

Arias lo llamó dictador y el venezolano le respondió. Todo en medio del temor que despierta el eventual cierre de una planta industrial venezolana en territorio de Costa Rica. Antecedentes.

Informa Tico*

“Hay una diferencia sencilla entre un dictador y un demócrata: si el demócrata no tiene oposición su deber es crearla, mientras que el sueño del dictador es eliminar toda oposición”. Esas fueron la palabras pronunciadas por el presidente Oscar Arias el pasado primero de febrero en referencia a su homólogo venezolano Hugo Chávez, cuando éste recibió poderes especiales del Congreso de su país para gobernar por decreto.

“Al señor presidente de Costa Rica le gusta meterse en cosas que no debe meterse”, le dijo Chávez a Arias el 21 de febrero.

“Lo importante es no tener oposición sino un poder absoluto (…) No sé qué es esa alianza boliviariana más allá del deseo de perpetuarse en el poder, si se puede para toda la vida”, agregó más adelante el presidente Arias, siempre en referencia al mandatario venezolano.

Dos semanas después, el 16 de febrero, el periodico La Nación anuncia que el gobierno de Chávez había decidido cerrar la planta de la empresa CVG Aluminios Nacionales S.A. (Alunasa), con sede en Esparza, Puntarenas, lo que dejaría sin empleo a 400 trabajadores costarricenses de esa zona, una de las más pobres del país.

“Inminente cierre de Alunasa por enojo de Chávez”, tituló La Nación, tras enterarse de una carta enviada el 14 de enero por representantes de los trabajadores al presidente Arias en la que expresaban su preocupación por los rumores de cierre. Sin embargo, hasta ahora ningún funcionario del gobierno venezolano, ni siquiera el presidente ha dicho de manera tajante que va a cerrar la fábrica.

El dia 21 de febrero, el presidente Chávez hace referencia por primera vez al caso de Alunasa: “Andan diciendo que estoy bravo y por eso ordené que sacaran la empresa. No, solo que hay relaciones geopolíticas y hay razones económicas y técnicas”, dijo Chávez, pero sin aclarar sobre si cerrará o no.

Y el 25 de febrero en su programa Aló Presidente manifestó que “nosotros nunca atacaremos, siempre estamos contraatacando”. Chavez dijo que se está “especulando” sobre el tema de Alunasa. “Se ha armado un alboroto allá en Costa Rica, sobre todo la prensa oligárquica. Incluso han tratado de que los sindicatos de trabajadores se pronuncien en contra del gobierno venezolano. Una manipulación burda”, dijo.

Aseguró que ha conversado e incluso recibió una carta de los trabajadores de la empresa de aluminio. “Hablé con una de las trabajadoras” comentó el presidente Chávez, quien reveló que un grupo de ellos vendrá pronto al país.

Paralelamente, el “tema Chávez” desató un polvorín en la Asamblea Legislativa, donde los diputados del PLN cerraron filas junto al presidente Arias, y lanzaban toda clase de epítetos contra el presidente venezolano e intentaban responsabilizar de la crisis de Alunasa no a Arias sino a los sindicatos y al Partido Acción Ciudadana (PAC), a los que acusaron de ser una especie de agentes del gobierno de Chávez.

La diputada del Partido Liberación Nacional (PLN) Ofelia Taitelbaum dijo en el plenario que “no son los sindicatos (los que tienen relaciones con Chávez), es el Partido Acción Ciudadana. Yo creo que es hora de comenzar a decir las cosas por su nombre”.

Sin embargo, contrario a los juicios de los diputados del PLN, la bancada de oposición advirtió que el presidente Arias ha estado opinando sobre temas que no le incumben, como cuando visitó al papa para pedirle que regañara a los obispos costarricenses por no apoyar el TLC, o en el caso de Cuba.

En relación con el tema venezolano, la diputada del PAC Andrea Morales dijo el pasado jueves en el plenario, que el presidente Arias se entromete en asuntos que no le atañen.

“A ninguno de nosotros nos gustaría que saliera Hugo Chávez diciendo que el nombramiento de don Oscar Arias, por segunda vez, por la reelección fue (autorizada) de manera sospechosa por la Sala Constitucional. Eso es entrometerse en la política de los países, nadie lo hecho con nosotros, no tenemos nosotros que hacerlo con ningún país”, dijo Morales.

El diputado social cristiano Bienvenido Venegas también recriminó la actuación del PLN. “No comparto las voces que se han levantado en esta Asamblea Legislativa, echándole más sal a la herida, porque, prácticamente, han provocado la decisión que tomó el presidente de Venezuela”, del supuesto cierre.

Por su parte, el diputado del Frente Amplio José Merino recordó que fue en el primer gobierno de Oscar Arias (1986-1990) cuando Alunasa fue privatizada.

“Se concretó la venta a un grupo de empresarios costarricenses, por un precio inferior (a su valor en el mercado)”. Fue “la piñata que hizo el bipartidismo con las empresas de Codesa”, la corporación estatal creada en el gobierno de Daniel Oduber (1974-78). Merino dijo que en vez de atizar la confrontación con Chávez se debería buscar un diálogo para que Alunasa siga operando en Esparza.

—————————————–

* www.informa-tico.com.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario