Dic 19 2009
610 lecturas

Cultura

Lo incomprensible, imperdonable… la humillación de un pueblo

Mario Casasús.*

Roxana Miranda Rupailaf confiesa: “No escribo poesía en mapuzungun; es más, a mí me correspondería escribir chezungun que es la variante williche; he tomado cursos de idioma ahora de grande, pero es complicado, porque para escribir tengo que sentir las emociones en esa lengua y sólo las siento desde la imposibilidad del español.

 

"El tema de la traducción es más que nada un espejo de lo que pude ser, lo que me quitaron y anularon, y su resultado. Lo que no soy está primero, primero va el mapuchezungun en mi libro porque es mi pasado, mi memoria, mis ancestros”.

Autora de: Las tentaciones de Eva (2003); Seducción de los venenos (Lom, 2008) e Invocación al Shumpall (Santa Muerte Cartonera, 2009); catedrática en la Universidad de Los Lagos (Osorno) y estudiante en el magíster de Literatura Hispanoamericana Contemporánea de la Universidad Austral (Valdivia), Roxana Miranda Rupailaf (1982) ha participado en las antologías: 20 poetas mapuche contemporáneos (Chile, 2003); Hilando en la memoria (Chile, 2006); Antología mapuche trilingüe (Australia, 2007) y La memoria iluminada (España, 2007), entre otras compilaciones.
 
Miranda Rupailaf es la poeta mapuche con mayor proyección internacional y ante el terrorismo de Estado que sufre su comunidad responsabiliza:

“La dictadura se acabó para los chilenos pero no para los mapuche. El señor Juan Agustín Figueroa es uno de los responsables de la tergiversación de nuestra imagen, de que la mitad de los chilenos piensen que somos una molestia, unos delincuentes. Por supuesto, la Fundación Neruda es un escudo, pues no creo que el señor Figueroa haya leído el Canto General (1950); y si lo hizo, entonces no lo comprendió. Nosotros como pueblo no necesitamos de la Fundación Neruda.

“La verdad es que es incomprensible e imperdonable, es una humillación a nuestro pueblo; y esa era su intención; mostrar por todos los medios de la mentira lo terroristas que son los mapuche. Aplicar una Ley Antiterrorista injusta propia de la dictadura con la que se supone no estuvo de acuerdo, sin embargo, los medios represores son los mismos.

"La dictadura se acabó para los chilenos, pero no para los mapuche.

“Y no es una opinión que vaya contra los galardonados, se sabe que estas cosas se aceptan por necesidad. Se ha dicho mucho sobre Jaime Huenún por haber aceptado el Premio Neruda 2003, pero poco se ha indagado en su discurso y en su poética, que nada tienen que ver con Figueroa.

"Me  alegra que alguien con la conciencia indígena que él tiene haya sido merecedor de este premio. Lo que no me satisface son las personas que no tienen idea de quién reciben el premio, ni cuál es el problema indígena en Chile. Personas que no son capaces de crear un discurso que se contraponga al aparato ideológico que sostiene la Fundación Neruda”.

Periodista.
Publicado originalmente en Clarín (www.elclarin.cl). Se reproduce aquí por gentileza del autor.

Debido a un error del editor de turno, la conversaciòn entre el periodista y la poeta se publicó en versión abreviada; recomendamos leerla en su original completo aquí.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario