Jun 30 2007
266 lecturas

Política

Lo que es meter. – LA PATA Y LAS MANOS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El ex presidente neoliberal chileno Ricardo Lagos, para lograr alguna notoriedad, a veces incurre en improperios, lo que evidencia mediocridad política y su carencia de atributos como ex “estadista”. Recientemente en entrevista concedida para el diario El Universal de México, este experto en el tráfico de influencias y la corrupción de altos personeros de gobierno, como una forma de sumarse a la campaña contra el presidente Hugo Chávez, ha manifestado que ni en Venezuela ni en Latinoamérica existe el “chavismo” sino solamente un
presidente “carismático”, con mucho dinero a su disposición que carece de un sustento político sólido.

Recordemos que Ricardo Lagos, cuando ocupó la primera magistratura chilena, fue –sin olvidar al terrorista G.W. Bush– el único gobernante americano en reconocer a los golpistas que el 11 de abril de 2002, intentaron terminar con el proceso de cambios que vive Venezuela y su revolución socialista. Hoy este perrito faldero del imperio, es uno más entre los que se suman a la campaña de desestabilización de la democracia en Venezuela.

Lagos, que jamás ha tenido, ni de cerca, la estatura política, cultura y moral del presidente Salvador Allende –o la del presidente Chávez hoy día–, agrego que le “encantaría que todos (los países) tuvieran lo que tiene Hugo Chávez: la chequera”, porque “así las cosas serían más fáciles” en la región, olvidándose de que la Concertación de la que el forma parte ha privatizado y en la actualidad regala, el cobre a las transnacionales imperialistas, que se lo llevan gratis sin pagar en la práctica nada de nada, algo que ni el Pinochet hizo durante su sanguinaria dictadura burguesa.

Y a propósito de chequera, habría que preguntarle al señor Lagos ¿que ha pasado con el tan éxitoso modelo neoliberal chileno, que con tanto apasionamiento ayudó a darle continuidad bajo su gestión? ¿Es que acaso el modelo económico en boga en Chile, no produce billetes que le permitan tener una chequera parecida a la de los venezolanos?

¿Es que acaso la éxitosa economía y billetera del país del cono sur solo produce dinero para

– los corruptos existentes en los Ferrocarriles del Estado,
– aquellos de las altas esferas de los gobiernos de la Concertación,
– la corrupta casta política que ocupa puestos parlamentarios,
– quienes medran en Chile Deportes,
– los que realizan los turbios negociados, y
– los francotiradores por la corrupción existente en el Transantiago y su fracasada implementación del servicio público de transporte de pasajeros, que fue diseñado bajo su gestión presidencial?

Si en Chile hubiera igualdad y funcionara la justicia el ministerio público debería imputar varios delitos al señor Lagos por todos estos hechos de corrupción, pero en el capitalismo los ricos y sus mayordomos no van a la cárcel.

El señor Lagos, por cierto no dice absolutamente nada que ha pasado con las ganancias obtenidas con el precio del cobre, que ya alcanza alrededor de los cuatro dólares por libra, puesto que la clase trabajadora, los sectores populares y la capas medias empobrecidas, nada han visto de los billetes provenientes de la chequera del cobre
y de los éxitos del jaguar suramericano.

Cuando se trata de resolver los problemas de las grandes mayorías del país siempre la billetera de la Concertación esta vacía –o ¿sólo alcanza para paliativos, migajas o limosnas, para los sectores más golpeados por el neoliberalismo.

El ex mandatario Lagos, que entre otras cosas pretende aparecer como un crítico del populismo, se olvida que su campaña presidencial la desarrollo bajo la demagogia, el populismo, el cohecho, y que a pesar de eso en la primera vuelta no obtuvo los votos necesarios para proclamarse Presidente de la República. Para alcanzar la
primera magistratura de la nación, tuvo que hacerlo con los votos de la izquierda marginada de su derecho a tener representación parlamentaria, producto de la existencia de un sistema electoral anti-democrático que él, como buen sirviente de la burguesía chilena, no intentó en serio erradicar.

Al contrario bajo su gestión –y como lo ha expresado más de alguna vez la jerarquía de la Iglesia Católica, en Chile– de gobierno se dispararon las desigualdades sociales y se hizo cada vez mayor la brecha entre ricos y pobres. …A pesar de que su mandato contó con una abultada chequera.

El ex mandatario no hizo absolutamente nada para terminar con el privilegio parasitario de los altos mandos de las fuerzas armadas, que aun profitan del 10% de las ganancias provenientes de las ventas del cobre, y que tienen carácter reservado por lo que los chilenos no saben de qué forma se usan –o eventualmente se abusa– esos dineros, y que también provienen de la gorda billetera fiscal. Tampoco hizo algo para dar pasos efectivos en la renacionalización del cobre, que hoy en un 69% se encuentra en manos de capitales privados. ¿Cuantos problemas sociales se podrían haber resuelto si el cobre en su integridad, hubiese permanecido bajo control del Estado chileno, considerando el precio que hoy tiene el mineral en los mercados internacionales?

Pero no solo eso: el ex presidente también se manda algunas frase para el bronce, como esa que dice que la clave para evitar la tensión social en los países es asegurar la “cohesión social” de sus habitantes y dar “una sensación de que cuando el país avanza, avanza para todos”. O sea, que se puede mentir al país, a costa de
una presunta cohesión social, del tráfico de influencias y la corrupción. Todo vale para Lagos.

Al menos la chequera al presidente Chávez, le ha permitido mejorar las condiciones de vida de su pueblo, ayudar a países hermanos y además cancelar definitivamente las deudas con las mafias del BM y el FMI. Que yo recuerde Chile, a pesar de sus grandes éxitos económicos, aún no logra cancelar sus deudas con los entes mafiosos financieros internacionales y las condiciones de vida de las mayorías son deplorables.

Las reiteradas declaraciones de Lagos en contra del presidente socialista Hugo Chávez al parecer buscan hacer méritos y obtener algún tipo de financiamiento para la fundación que lleva su nombre, o para lograr algunos dólares para su Partido del Progreso con el cual pretenden destruir al (lo que resta del) Partido Socialista, o para enfrentar una presunta candidatura presidencial en 2009, que tendría que resolver primero con sus rivales de la Concertación, como el zorro pro-pinochetista José Miguel Insulza, Eduardo Frei, Soledad Alvear o el mismísimo Adolfo Zaldivar.

Lo claro de está situación es que el ex presidente Lagos, ya forma parte de los lacayos al servicio del imperio que buscan el derrocamiento del presidente Hugo Chávez, como lo son también Alejandro Foxley, Gutemberg Martínez o Eduardo Frei –que “olvidan” que la CIA financió a la DC, para contribuir a la desestabilización del gobierno de la Unidad Popular y asesinar a nuestro compañero presidente Salvador Allende, interviniendo en los asuntos interno de Chile–. O los senadores corruptos y parasitarios del parlamento chileno que junto al pinochetismo (UDI- RN), se suman a los cantos de sirena del golpismo que baja del norte y empuja hacia el sur la oligarquía financiera y económica de Venezuela, como el señor Jaime Naranjo, que con esos actos viola las resoluciones en apoyo a las revoluciones cubana y bolivariana emitidas por el congreso del Partido Socialista –que es su máxima autoridad e instancia–.

Finalmente cabe agregar que al señor Lagos le duele sobremanera que Hugo Chávez tenga la nombradía internacional, que él jamás ha tenido ni tendrá, que tenga también un proyecto estratégico como es la construcción del socialismo del siglo XXI, mientras que Lagos es un procapitalista con el gobierno mas neoliberal de la historia de Chile, superando incluso al tirano Pinochet, y siempre anda buscando ejemplos en los rastrojos de la decadente Europa capitalista cuyos gobiernos socialdemócratas han empezado a desmontar el Estado de bienestar para exprimir al máximo a las masas y con ello ir resolviendo la tremenda crisis de acumulación por la que atraviesa el sistema en este momento de su historia.

Al menos Chávez, junto a mandatarios como Fidel Castro, Evo Morales, Daniel Ortega, Rafael Correa y otros, dan pasos decididos por un proceso de integración efectivo, al margen de los intereses geopolíticos de los
terroristas de la Casa Blanca para el continente, en donde, cabe decirlo, Lagos nunca fue un personaje que influyera o trascendiera a pesar de la chequera corrupta de su gestión presidencial.

La reciente creación del Consejo Energético Suramericano, en el que se acordó reconvertir la Comunidad Sudamericana de Naciones en la Unión Sudamericana de Naciones (UnaSur), hablan por si solo de que en la región se escucha a Hugo Chávez, algo por cierto que el señor. Lagos nunca pudo alcanzar y ahora sólo le queda
alinearse con los mamarrachos, que buscan la caída del presidente venezolano.

La estatura moral y política del señor Lagos, comparada con la del presidente Chávez es la de un enano entre jugadores de básquetbol.

——————————

* Dirigente del Partido Socialista chileno en el exterior de Chile.
.a/p>

X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario