Jul 19 2005
326 lecturas

Opinión

Londres: una bomba sospechosa

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Recibimos un correo de un empleado de Stagecoach, compañía responsable de la mayoría de los autobuses de Londres. Nuestro contacto trabaja una ruta aproximadamente a una milla del sitio donde estalló el autobús el jueves pasado. El chofer del autobús señaló que el bus número 30, fue el único que fue desviado después que las primeras bombas estallaron en el tren subterráneo de Londres, todos los otros autobuses continuaron su jornada normal, pero por alguna razón este autobús fue desviado.

El chofer hace notar lo siguiente sobre la mantención de las cámaras.
“Las cámaras (CCTV) tienen mantención 2 o 3 veces por lo menos por semana y pueden guardar dos semanas completas de grabaciones digitales. Esto es realizado por un contratista privado…. Así, cuando escuché que las cámaras (CCTV) no estaban funcionando en un vehículo que no tiene más de 2 años, desde finales de junio….. lo siento, eso es basura, yo trabajo para la compañía, sé que no es así.

“También un punto de interés…. el último sábado, un contratista vino a inspeccionar las cámaras de los autobuses en el depósito, según mi supervisor, la persona se demoró más de 20 horas durante ese fin de semana, ¿20 horas para ver si las cámaras están funcionando? Así mismo, la persona que vino no era el contratista regular, por razones de seguridad son pocas y las mismas personas que vienen siempre al depósito para llevar a cabo el trabajo, esta vez fue diferente.

“Los choferes en el depósito ya piensan que los llamados bombarderos tenían ayuda desde adentro porque fue demasiado organizado. Algunos incluso piensan que tenían ayuda de la compañía misma”.

He recibido otra información que sugiere que las cámaras tienen mantención y verificación permanente. La policía le paga a la compañía de autobuses para verificar y la compañía de autobuses percibe una ganancia sustancial de esto, así, todas las partes se benefician si el sistema de cámaras se mantiene funcionando.
Esta información hace aún más sospechoso el hecho que las cámaras del autobús no estaban funcionando.
¿Fue la enorme sesión de inspección de 20 horas de las cámaras CCTV un medio para desactivar las grabaciones o algo aun más oscuro? ¿Estaban los contratistas, que no eran conocidos de los empleados de la compañía de autobuses, plantando la bomba?

Pero no se preocupe, los medios de comunicación están babeando sobre esta foto del supuesto bombardero suicida, Hasib Hussain, que –se nos dice– detonó la bomba del autobús. Bueno, es una foto algo difusa de un tipo musulmán con una mochila, ¡El caso está cerrado! Esa es una evidencia suficiente para mí, regreso a dormir.

fotoEstá más allá de cualquier duda que estos cuatro musulmanes fueran encuadrados. Ellos, lo más probable, fueron contratados como espías de MI6, enviados a Pakistán y entonces se trajeron de vuelta y se les dijo que tomarían parte en un ejercicio importante para probar la seguridad nacional. Les entregaron las mochilas, se les llevó a los trenes y entonces detonaron las bombas remotamente.
¿Cree usted, por un segundo, que tipos con un bebé de 8 meses y tipos que enseñaban en escuelas a niños con problemas querrían explotarse y matar a otras personas inocentes?

UN ATAQUE EXPLOSIVO EN 10 FÁCILES PASOS

1) Contrate una empresa de Manejo de Crisis que prepare un simulacro de ataque terrorista paralelo al ataque terrorista que usted va a llevar a cabo. Hágales ejecutar el ejercicio precisamente en los mismos lugares y al mismo tiempo que se realizará el verdadero ataque. Si en cualquier fase del ataque sus árabes son aprehendidos, le dice a la policía que eran parte de un ejercicio.

2) Contrate a cuatro árabes y les dice a ellos que están tomando parte en un ejercicio importante para ayudar a defender a Londres de ataques terroristas. Dótelos con mochilas cargadas con explosivos mortales. Dígale a los Árabes que las mochilas son los explosivos simulados y que no dañarían ni a una mosca.

3) Les dice a los cuatro árabes que deben reunirse en un lugar del tren subterráneo de Londres y luego deberán dispersarse, cada uno tomará un tren diferente. Haga que los árabes con toda seguridad se reúnan en un lugar en donde usted puede obtener un montón de grabaciones en video de ellos a través de las cámaras de vigilancia, grabaciones que usted puede posteriormente repetir eternamente a las babeantes masas en la televisión.

4) Mientras los cuatro árabes están en Londres, plante explosivos en sus casas en Leeds. Plante algunos explosivos en uno de sus automóviles en la ciudad de Luton para que la policía los descubra más tarde. ¿Recuerda el Corán y el manual de vuelo en el automóvil de los secuestradores? Ha Ha, ellos cayeron por ese anzuelo, nylon y la plomada. No hay necesidad de cambiar las tácticas en este caso.

5) Antes que las bombas estallen, asegúrese de advertir a cualquiera de sus compinches que eviten estar en cualquier lugar cercano al sitio donde estallarán los explosivos. Si esto se filtra a la prensa, simplemente niéguelo.

6) El cuarto árabe fue de fiestas la noche antes en Londres y salió tarde de la cama. No se preocupe, los “secuestradores” de sept/11 hicieron la misma cosa pero eso no nos causó un gran problema. El cuarto árabe tomó el autobús para ver si otros árabes están esperando por él. El cuarto árabe comienza a escuchar sobre las explosiones en el tren subterráneo de Londres. El cuarto árabe se da cuenta que esto está preparado y entra en pánico. El cuarto árabe comienza a palpar su mochila. El cuarto árabe activa la bomba y explota.

Si usted ha contratado a árabes adicionales y ellos también se marcharon del juego, ponga localizadores GPS en las mochilas para que usted puede tener francotiradores de la policía preparados para matarlos antes de que ellos contar la verdad.

7) después de que las bombas estallen, divulgue la historia durante una hora que las explosiones se deben a una simple falla eléctrica. Esto le dará tiempo para encubrir y asegurarse que el árabe perezoso del autobús está muerto y que cualquier otro árabe contratado que se marchó también esté muerto. Asegúrese que cualquier grabación de las cámaras que no apoye su historia oficial sea confiscada o sea destruida.

8) Unas horas después de las explosiones, tenga a uno de sus muchachos que publique una ‘declaración de al-Qaeda’ asumiendo la responsabilidad. No se preocupe de cosas como errores en las ‘referencias del Corán’, estos idiotas no tienen dos palmos de frente para deducir.

9) Después que usted se ha asegurado que todos los arabes están muertos y usted está manejando la historia de acuerdo con los planes, espere cuatro días hasta que la policía junte los pedazos de la historia y encuentre los explosivos que usted plantó en la ciudad de Leeds y en el automóvil en la ciudad de Luton. ¿Recuerda el Corán y el manual de vuelo en el automóvil de los secuestradores de sept/11? Ellos cayeron con ese anzuelo, nylon y plomada. No existe ninguna necesidad de cambiar las tácticas en esta ocasión. El retraso en el tiempo convencerá al incauto público que una investigación real está teniendo lugar.
Cree un trasfondo de los árabes contratados para mostrarlos como militantes musulmanes. Las babeantes masas, tal como en el caso de los ‘secuestradores de sept/11’, ignorará los relatos de los vecinos que afirmarán que ellos eran tipos tranquilos, educados, que amaban a los niños y practicaban deportes.

Cita de la BBC: Un residente local lo describió como “un muchacho bueno”.
“Le gustaba jugar fútbol, le gustaba jugar cricket. Estoy asombrado”.


Otro residente dijo que él era simplemente “un muchacho normal” que jugaba baloncesto y jugaba fútbol en el lugar.

10) Siéntese y disfrute como Blair y su galería de serviles delante de las cámaras de televisión mantienen el curso en la guerra al terrorismo. El aumento de los tributos, financiamiento extra para la agencia y poder para despojar de más libertades y derechos hacen de los diez pasos fáciles para organizar un ataque terrorista una aventura que vale la pena. Las docenas de personas muertas fueron un daño colateral necesario. Ésta es una guerra sucia, necesitamos ser menos moralistas que los terroristas para derrotarlos.
Y así es como el gobierno organizó las explosiones en diez pasos fáciles.
Garantizado, usted puede intercambiar diferentes piezas del enigma. Los perpetradores podrían ser terroristas reales que sabían exactamente lo que estaban haciendo. Todo lo que usted necesitaría hacer es tener el control del “cerebro maestro” detrás del ataque y asegurarse que sus muchachos lleven a cabo el trabajo de la forma que usted quería. Voila!

—————————-

* Periodista.

Original en:Prison Planet

Traducción: Animalweb (15/07/2005).
www.animalweb.cl

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario