Jul 11 2019
519 lecturas

Opini贸nPol铆tica

Los caminos de la izquierda chilena

鈥淎l andar se hace camino, y al volver la vista atr谩s se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar鈥.

聽(Antonio Machado)

La recuperaci贸n de la Izquierda chilena se ve entrabada por complejos (y fantasmas) que sus enemigos utilizan para mantenerla arrinconada. Pero la Izquierda no es un actor secundario y ha llegado el tiempo de retomar la iniciativa.

Uno de esos complejos es la acusaci贸n de 鈥減opulismo鈥 con que se pretende disuadirla de todo intento de profundizar y extender los derechos del pueblo. Sin embargo el populismo, en cuanto doctrina pol铆tica, tiene un origen digno y hasta heroico. Se remonta a la Rusia zarista y a los intentos por derrocar el absolutismo mediante el terrorismo y la insurrecci贸n campesina. El marxismo super贸 esa tesis que confiaba la suerte de la revoluci贸n a la actividad espont谩nea de las masas. El marxismo centr贸 el eje revolucionario en el proletariado. Y el leninismo en la conducci贸n de un partido de vanguardia. La Izquierda chilena es tributaria de esta vertiente ideol贸gica que nada tiene que ver con el populismo.Resultado de imagen para chile izquierda

El sambenito 鈥減opulista鈥 amedrenta e inhibe la acci贸n de la Izquierda institucional pero poco o nada importa a las masas que luchan por sus reivindicaciones. Ese complejo impide defender como se debe, en todos los niveles, los procesos revolucionarios de Am茅rica Latina y admitir que, a fin de cuentas, desplazar al Estado burgu茅s es condici贸n sine qua non para construir una sociedad de nuevo tipo.

Otro complejo que sufre nuestra Izquierda es el tr谩gico final de la Unidad Popular. Falta energ铆a y claridad en el discurso para defender aquella experiencia. Pero hay tambi茅n quienes le hacen un flaco favor al plantear la reedici贸n de un camino que ya sabemos d贸nde termina. Ser铆a insensato pretender reconstruir la Izquierda y su programa siguiendo el modelo de los 70. Ha pasado casi medio siglo y vivimos un cambio de 茅poca. Es el tiempo de la cibern茅tica, la rob贸tica y la inteligencia artificial. El hombre contra el robot. O el hombre aliado con el robot.

El proletariado chileno de los 70 ya no existe pero la clase obrera, a la que en cuerpo y alma se debe la Izquierda, sigue siendo la mayor铆a. Hoy representa el 47,42% (3.734.937 personas) de la poblaci贸n activa, que junto con las clases medias (19,69%), los funcionarios p煤blicos (4,15%) y la servidumbre dom茅stica (3,52%), constituyen el pueblo sometido a la dictadura del 3,30% de la burgues铆a, secundada por el 20,89% de sus clases sat茅lites. (1)

Hoy la batalla es esencialmente ideol贸gica y se libra en forma diferente a la realidad social. La minor铆a domina a la mayor铆a. Impera la dictadura del pensamiento 煤nico dise帽ado por el neoliberalismo y 茅ste ha logrado contagiar 鈥搈ediante el consumismo y el cr茅dito- a vastos sectores de las clases explotadas. La tarea, pues, es enorme. Se trata de llevar a cabo una revoluci贸n cultural que abra paso a la igualdad.

La Izquierda necesita una actualizaci贸n de m茅todos y estilos de trabajo, distintas formas de organizaci贸n y comunicaci贸n, compenetraci贸n de la realidad social y las demandas de las clases explotadas; y una visi贸n universal que facilite la unidad e integraci贸n con pueblos hermanos que tambi茅n luchan por su dignidad e independencia.

La crisis de las instituciones debido a su desgaste y a una corrupci贸n generalizada, ha creado condiciones m谩s favorables para emprender la reconstrucci贸n de la Izquierda. En este empe帽o hay que agitar un programa m铆nimo que refleje su propia identidad. S贸lo mediante fuerzas sustentadas en el movimiento social, ser谩 posible generar las alianzas necesarias 鈥搃ncluyendo a las fuerzas armadas- para convocar a una Asamblea Constituyente. En las condiciones actuales, librada a la suerte de una mayor铆a ciudadana indiferente a la pol铆tica, que ya se acerca al 70%, una nueva Constituci贸n reflejar铆a la voluntad de quienes se limitar谩n a maquillar las instituciones con una 鈥渕odernizaci贸n鈥 que no tocar谩 un pelo del modelo existente.

Los trabajadores y sus sindicatos, las asociaciones de funcionarios, las organizaciones poblacionales y estudiantiles, el pueblo mapuche, el movimiento No+AFP, los movimientos de mujeres, ambientalistas y LGTBI, todos los que demandan salud y educaci贸n p煤blica de buena calidad, empleos, salarios y pensiones dignas, igualdad en derechos y deberes, son los llamados a crear el instrumento pol铆tico para alcanzar los objetivos de luchas hoy dispersas. Este es el rol orientador que corresponde a la Izquierda. Una Izquierda con agallas, sin complejos ni fantasmas, renaciendo de sus cenizas.

Nota

(1) Ver: Maximiliano Rodr铆guez, 鈥淓structura social, organizaci贸n laboral-gremial y lucha de clases en el capitalismo chileno鈥. https://www.puntofinalblog.cl/blog/estructura-social-organizaci%C3%B3n-laboral-gremial-y-lucha-de-clases-en-el-capitalismo-chileno

*Director de Punto Final

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario