Sep 10 2010
873 lecturas

Cultura

Los caminos del viento

Surysur.*

Resulta extraño presentar un discurso que, escrito, todavía no se ha pronunciado. Es el que dirá el 14 de setiembre Eduardo Galeano, al recibir el Premio Stig Dagerman, que otorga anualmente la sociedad que vela por la memoria del escritor sueco  fallecido en 1954 a quienes, por medio de su trabajo, estimulan relaciones de comprensión entre las personas y promueven y cautelan la libertad de todos para expresarse.
Dirá Galeano:

 
Querido Stig:
Ojalá seamos dignos de tu desesperada esperanza.

Ojalá podamos tener el coraje de estar solos y la valentía de arriesgarnos a estar juntos, porque de nada sirve un diente fuera de la boca, ni un dedo fuera de la mano.

Ojalá podamos ser desobedientes, cada vez que recibimos órdenes que humillan nuestra conciencia o violan  nuestro sentido común.

Ojalá podamos merecer que nos llamen locos, como han sido llamadas locas las Madres de Plaza de Mayo, por cometer la locura de negarnos a olvidar en los tiempos de la amnesia obligatoria. 

Ojalá podamos ser tan porfiados para seguir creyendo, contra toda evidencia, que la condición humana vale la pena, porque hemos sido mal hechos, pero no estamos terminados.

Ojalá podamos ser capaces de seguir caminando los caminos del viento, a pesar de las caídas y las traiciones y las derrotas, porque la historia continúa, más allá de nosotros, y cuando ella dice adiós, está diciendo: hasta luego.

Ojalá podamos mantener viva la certeza de que es posible ser compatriota y contemporáneo de todo aquel que viva animado por la voluntad de justicia y la voluntad de belleza, nazca donde nazca y viva cuando viva, porque no tienen fronteras los mapas del alma ni del tiempo.
 
* Despacho de Other News (www.other-news.info/noticias). Other News es iniciativa del periodista Roberto Savio para difundir materiales que no suelen publicarse en los medios del periodismo comercial.

Addenda
Stig Dagerman (Alvkarleby, Uppsala, 1923-Estocolmo 1954), periodista y escritor anarquista sueco. Autor de una profusa obra, algunas publicadas en castellano (sus obras completas se contienen —en sueco— en once volúmenes), despertó renovado interés entre lectores y editores hacia la década de 1981/90, casi treinta años después de su suicidio.
La sociedad de Amigos de Stig Dagerman concedió este año su reconocimiento a Galeano porque "su literatura invariablemente siempre ha estado del lado de los condenados de la Tierra".
La ceremonia tendrá lugar el martes próximo en la localidad donde nació Dagerman.
 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario