Oct 27 2009
421 lecturas

Política

“Los golpistas están en el poder para quedarse, con la asesoría de Israel en comunicación y represión selectiva”

Mario Casasús.*

“El grupo oligárquico y los militares que organizaron el golpe de Estado no lo dieron para entregar el poder en 6 meses, sino para quedarse en el poder y profundizar el neoliberalismo, en definitiva abortar la Asamblea Constituyente, ese es el fondo de ellos. La mayoría del pueblo hondureño no va a entrar al proceso electoral si las cosas continúan así, nosotros sostenemos que la Resistencia debe de actuar con relación al proceso electoral exigiendo la Asamblea Nacional Constituyente, incluso  pensando en un futuro gobierno espurio, instaurado por las elecciones, débil y con una enorme crisis económica social y política. Nosotros debemos tener nuestra propia agenda". Habla en Tegucigalpa Carlos Humberto Reyes Pineda.  

 

Reyes Pineda, candidato independiente a la Presidencia de Honduras, es un destacado líder sindical desde la Huelga de 1954 y acérrimo crítico del neoliberalismo. Aquí justifica su participación en el proceso electoral: “exigimos la restitución del orden constitucional, de lo contrario ir a elecciones significaría legitimarles el golpe de Estado”

–¿Cómo surge su candidatura presidencial?

–Yo soy candidato presidencial independiente desde hace unos meses, pero fundamentalmente soy alguien que ha estado toda su vida –desde la Huelga de 1954–, en el movimiento popular; la candidatura es una cuestión coyuntural por lo que se vive el país.

–El Tribunal Supremo Electoral hizo un requerimiento sobre la permanencia de ustedes en el proceso electoral, ¿a todos los candidatos le solicitaron este inútil trámite?

–En relación a la reunión con estos señores del Tribunal Electoral, ellos han estado muy interesados en que la candidatura independiente participe, ellos incluso inscribieron esta candidatura antes del tiempo previsto para hacerlo, nos lo comunicaron un día en las calles de Tegucigalpa, cuando andábamos en una manifestación contra el golpe de Estado, se me acercaron 15 periodistas a decirme: ‘¿Ya sabes cuál es la última?, te inscribieron, primera vez que aceptan una candidatura independiente a la Presidencia de la República y queremos saber tus reacciones’.

"Les dije que era sencillo de explicar, nosotros estamos luchando por el regreso del orden constitucional, camino a una Asamblea Constituyente; así que cuando llené todos los requisitos, entendí el interés del Tribunal Electoral y de los golpistas: legitimarse con el proceso electoral. El día de ayer nos llamaron del Tribunal Electoral para comunicarnos que en un término de 24 hrs diéramos un sí o un no, porque ellos tenían que mandar a imprimir las boletas y nos dan a entender que no quieren gastar en balde.

"Les respondimos que estamos interesados en participar sólo con el retorno del orden institucional porque no podemos reclamar derechos constitucionales si no hay un régimen constitucional en el país; yo no sé si a los demás partidos y organizaciones les hicieron el mismo requerimiento".

–¿La dictadura de Micheletti podría perpetuarse si fracasa de forma deliberada el proceso electoral?

–Nosotros hemos insistido, y se lo dije –por teléfono– al Presidente de la República Manuel Zelaya, que no habría que engañarse: el grupo oligárquico y los militares que organizaron el golpe de Estado no lo dieron para entregar el poder en seis meses, sino para quedarse en el poder y profundizar el neoliberalismo, en definitiva abortar la Asamblea Constituyente, ese es el fondo de ellos.

"La mayoría del pueblo hondureño no va a entrar al proceso electoral si las cosas continúan así, nosotros sostenemos que la Resistencia debe de actuar con relación al proceso electoral exigiendo la Asamblea Nacional Constituyente, incluso  pensando en un futuro gobierno espurio, instaurado por las elecciones, débil y con una enorme crisis económica social y política. Nosotros debemos tener nuestra propia agenda".

–¿Cómo abordará la candidatura independiente el nulo proceso electoral?

–Nosotros como candidatura independiente no estamos en campaña electoral, los únicos que sí hacen proselitismo son los 4 candidatos que respaldan el golpe de Estado y por si fuera poco ellos hacen una contracampaña sobre la candidatura independiente, desinforman a la población sobre nuestros comunicados, mienten constantemente, manipulan todo lo que se refiere a la candidatura independiente y a la Unificación Democrática (UD), definitivamente es muy grave el caso, por eso planteamos al Tribunal Supremo Electoral que en las condiciones del golpe de Estado y represión no procede un proceso electoral.

"La manipulación mediática en contra de nosotros es implacable, he dicho que: ‘La candidatura independiente no iría a elecciones en condiciones de dictadura y que participaríamos cuando regrese el orden constitucional’, y la prensa publica todo lo contrario: ‘Carlos H. Reyes está decidido a participar en el proceso electoral’ (sic).

"Recibo cientos de llamadas de gente confundida con relación a las noticias equivocadas, no es un juego limpio, estamos frente a asesinos y mentirosos, frente a militares que torturan y violan, civiles que incumplen todos los derechos humanos; no podemos esperar nada favorable para nosotros en el campo de las comunicaciones, porque ningún campo están así. Los golpistas están en el poder para quedarse, con la asesoría de israelitas, aplicando las tácticas de Israel tanto en comunicación como represión selectiva.

–Usted sufrió la represión por parte de cuerpos de seguridad del Estado, al punto que tiene fractura en la muñeca derecha; ¿es parte de la política dictatorial selectiva y sistemática?

–Un mes antes del golpe de Estado puse una denuncia ante el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) y otras Organizaciones defensoras de los DD.HH. porque una persona vigilaba mi casa, cuando una mañana pasé frente a él le dijo a otro individuo señalándome: “si no te quitas lo agarramos”.

"El día siguiente al golpe de Estado nos reprimieron y casi me matan a golpes, desgraciadamente soy un poco más alto que el promedio de los hondureños, soy perseguido por la policía y fácilmente me conectan; el 30 de junio nos hicieron una encerrona y estaban prácticamente masacrándonos a las afueras de Tegucigalpa y ante las balas la única alternativa fue tirarnos de un muro de 5 metros de altura, unos cayeron bien, yo al momento de saltar sentí una patada en la oreja, me desequilibraron y caí mal, fracturándome la muñeca, ese día fuimos siete personas las que sufrimos fracturas, además de un profesor asesinado y otras personas gravemente golpeadas. Hemos presentado las denuncias correspondientes, pero de nada han servido, porque aquí ni la Fiscalía, ni otra institución…"

–Si aquí la dictadura no hace nada, ¿ha entrado en contacto con defensores de derechos humanos del extranjero?

–Durante estos días no he podido asistir a las manifestaciones, me he dedicado a recibir a una serie de periodistas y personas que vienen de visita a Honduras; antes había participado con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, cuando llegó a Tegucigalpa el Juez Baltasar Garzón me reuní con él, todos se han llevado una muy buena información de las violaciones a los derechos humanos, eso nos ha servido muchísimo, creemos que pudimos convencerlos de la justicia en nuestros reclamos y de aquí se estaba engañando a la comunidad internacional sobre lo que realmente sucedía.

"La prensa golpista dijo que ‘la CIDH avala que en Honduras no hay miles de muertos’, nosotros nunca hemos dicho que son miles, hemos contado y documentado cuántos son, insisto: lo que decimos es que aparte de los compañeros que han muerto asesinados en las calles –durante las manifestaciones pacíficas-, comenzaron los crímenes selectivos en contra de dirigentes".

–¿Ha rondado la idea de salir del país en una campaña para denunciar los crímenes de lesa humanidad de la dictadura de Micheletti?

–Tenemos a varios compañeros que hacen trabajo en el exterior, creemos que lo hacen muy bien –a pesar de nuestras limitaciones–, nosotros no tenemos la experiencia del Frente Farabundo Martí, o los sandinistas, o los guatemaltecos. Yo no acepto salir del país para hacer denuncias; no desconocemos que la actual dictadura tiene sus contactos en la empresa privada y la prensa corporativa.

–¿Qué lectura hace del fracaso del diálogo ante la propuesta del dictador Micheletti en el sentido que sea la Corte Suprema la responsable de estudiar el retorno del presidente Zelaya?

–El asunto está en que durante un momento ambas comisiones habían llegado a un acuerdo: que la restitución pasara por el Congreso, pero frente a ello aparecieron los verdaderos golpistas y pararon toda intención de que la Mesa de Diálogo avanzara, así que se inventaron que la Corte Suprema de Justicia debía hacer un informe de todos los antecedentes y opinión sobre la restitución.

"Todo esto, como tú decís Mario, es un proceso dilatorio; al principio esto se dirimía al nivel más alto –ONU, OEA y Wáshington–, llega un momento en donde la OEA pone un plazo de 72 horas y los golpistas no lo cumplen, soberbios dijeron “no” negándose a recibir a las comisiones, después del vencimiento del plazo Hillary Clinton llama al presidente Manuel Zelaya y le dice que busque un arreglo –olvidándose de una restitución incondicional, proponiendo a Arias.

"El presidente Zelaya acepta a Oscar Arias como mediador y lógicamente el Departamento de Estado buscaba oxigenar a la dictadura, para que se acomodara bien. ¿Qué pasa? se viene de ese nivel internacional y se pasa a un nivel centroamericano, ya sabemos lo que sucedió en Costa Rica y ahora se han inventado que el asunto debe resolverse en Honduras, cada vez va en un nivel más bajo y la OEA ha buscado la forma de zafarse.

"Lo que se necesita es que la Resistencia siga en las calles, que desconozca cualquier proceso electoral que se realice sin la restitución del presidente Zelaya, y que la comunidad internacional presione lo más posible, creemos que de esta manera la dictadura se debilitaría, ahora se sienten acosados, la represión que vivimos es producto de la desesperación que tienen.

"Te voy a decir algo: desde el 28 de junio sufrimos un estado de sitio, dijeron al derogar el decreto que recuperaríamos nuestras garantías, pero es un tecnicismo, para legitimar lo que ya estaba, lo quitaron  y seguimos en las mismas, aparecieron otros compañeros asesinados y la represión continua en las calles".       

–¿Por qué la necesidad de convocar a una Asamblea Constituyente?

–La Constitución vigente en Honduras se promulgó en 1982, la Asamblea Constituyente funcionó de 1981 hasta enero de 1982, estábamos en el período de la guerra de baja intensidad en Centroamérica, el Embajador de Norteamérica en Tegucigalpa era John Dimitri Negroponte, en Honduras se utilizaron tres ejes para redactar la nueva Constitución:

“1.- Hay que vender a Honduras decían los empresarios, uno de ellos era Miguel Facussé; 2.-Hay que reducir al Estado en su mínima expresión, el Estado no debe intervenir en la economía, el Estado es corrupto y 3.-El Ejército debe ser garante de la Constitución y no el pueblo” sobre esos tres elementos ha funcionado la Constitución desde 1982.

"¿Cuáles son los resultados? El país está vendido, el Estado está reducido a su mínima expresión y los militares ya dieron un golpe de Estado. Antes de esta Constitución los empresarios y las trasnacionales tenían un 40% de la correlación de poder en el país, el Estado otro 40% del poder y l pueblo un 20%; hoy día, a 28 años de vigencia: los empresarios tienen un 75% del poder, el Estado ahora tiene el 20% y el pueblo que tenía 20% ahora le queda un 5% del poder.

"El Estado mismo se ha visto disminuido en todo sentido, el perfil de los presidentes ha bajado porque administran un Estado que no tiene recursos; fíjate que antes de 1980 los ingresos corrientes del Estado eran el 25% del P.I.B. hoy es el 14% del P.I.B. porque los empresarios no pagan impuestos, es un Estado minusválido, los ingresos corrientes de los países desarrollados son del 40% al 45% del P.I.B. son Estados poderosos, incluso en tiempos de crisis los Estados salen a solventar los problemas de los grandes monstruos financieros, y Honduras no puede resolver los problemas de las medicinas en un hospital, ¿te imaginas? y el poder del pueblo del 20% al 5%.

"La Constitución de Honduras sigue el modelo de la Constitución de Pinochet, es producto de la experiencia chilena al neoliberalismo. Cuando el Presidente Zelaya dijo que preguntaría –con La Cuarta Urna–, sobre la posibilidad de una nueva Asamblea Constituyente nosotros lo apoyamos; no es con elecciones que se van a resolver los problemas de Honduras, solamente teniendo un marco jurídico que te permita modificar las estructuras podrás hacerlo, de lo contrario nunca funcionarán.

–Finalmente, ¿el único artículo pétreo de la nueva Asamblea Constituyente sería el 3º: “Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador”?

–Sí, imagino que es un artículo que debe quedar, ya ves: ¿qué hicieron? Dijeron, “No es golpe de Estado” así pueden organizar sus elecciones, nosotros afirmamos que sí es un golpe de Estado, lo que cabe es la restitución del orden constitucional, de lo contrario ir a elecciones significaría legitimarles el golpe de Estado.

* Periodista.
La conversación se mantuvo para TeleSur (www.telesurtv.net), se pùblica también en www.elclarin.cl –y aquí por gentileza del autor.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario