Mar 2 2019
624 lecturas

OpiniónPolítica

Los movimientos que disputan con la nueva derecha

La energía social emancipadora no desaparece ni se esfuma. Se transmuta, se transforma y se convierte en algo diferente, capaz de impulsar nuevos movimientos, sin perder sus rasgos básicos aunque se presente de maneras nuevas e inéditas. Algo así está sucediendo en los países donde los pueblos necesitan pelearle el día a día a unas derechas de nuevo tipo, tan demagógicas como autoritarias.

Quisiera presentar brevemente tres casos que acontecen estos d√≠as en Brasil y Argentina, en frontal resistencia a sus respectivos gobiernos, que ense√Īan que s√≠ se puede, que pese a la ¬ęcorrelaci√≥n de fuerzas¬Ľ desfavorable, podemos tomar iniciativas y avanzar.

Resultado de imagen para movimento paso livre brasilEl primero es el Movimiento Pase Libre (MPL) de Sao Paulo, que en el mes de enero realiz√≥ cinco manifestaciones contra el aumento del pasaje de Metro y autob√ļs (¬°¬°23 pesos mexicanos cada trayecto!!). El MPL naci√≥ durante el Foro Social Mundial de 2005, fruto de una nueva camada de militantes, se expandi√≥ por las principales ciudades de Brasil y tuvo un protagonismo decisivo en junio de 2013, al precipitar la salida a la calle de 20 millones de personas en 353 ciudades, en respuesta a la represi√≥n de la polic√≠a militar.

Cuando la nueva derecha gan√≥ las calles ese mismo mes, desplazando a los movimientos populares, el MPL se retir√≥ del centro y se concentr√≥ en los barrios. Sus miembros se dispersaron por un tiempo, pero siguieron activos en los a√Īos siguientes en la lucha contra la reforma educativa, impulsando las ocupaciones de m√°s de 2 mil centros durante la gesti√≥n conservadora de Michel Temer (2016-2018).

En las convocatorias de enero, participaron entre 500 y 15 mil j√≥venes, acosados por cientos de polic√≠as, pero fueron capaces de Resultado de imagen para movimiento paso livreretomar las calles, con muy pocos medios, mientras las grandes organizaciones sociales perdieron la iniciativa (goo.gl/WujJU7). No es f√°cil salir a la calle durante el primer mes del gobierno de Jair Bolsonaro, pero con esa ofensiva est√°n se√Īalando el camino para los pr√≥ximos a√Īos, que pasa por enfrentar a la ultraderecha, que ya no puede convocar millones como hizo a√Īos atr√°s.

El segundo caso ilustra la potencia del movimiento de mujeres, capaz de ¬ęingresar¬Ľ hasta en los m√°s rec√≥nditos recovecos del patriarcado. Un grupo de mujeres polic√≠as de toda Argentina, emitieron un comunicado donde se√Īalan que quieren ¬ęfrenar los abusos y violaciones a nosotras dentro de la instituci√≥n¬Ľ y adem√°s piden no ser enviadas a marchas de mujeres, porque ¬ęno es un delito manifestar por la seguridad y la erradicaci√≥n de la violencia contra nosotras¬Ľ (goo.gl/rdCngm).

Agregan que en caso de acudir a una manifestaci√≥n de mujeres, ser√° ¬ępara levantar el cartel Ni una menos, acompa√Īando, jam√°s reprimiendo¬Ľ. Como trabajadoras que se sienten, decidieron formar una red y aseguran que est√°n ¬ętotalmente en contra de la represi√≥n a organizaciones feministas¬Ľ y advierten que ¬ęante cualquier hecho de violencia siempre estaremos del lado de las mujeres que han sido reprimidas, y pedimos que denuncien los abusos de poder¬Ľ.

La fuerza del movimiento feminista y la lucha antipatriarcal en Argentina, están involucrando a un amplio abanico, desde las actrices hasta las policías. Nunca habíamos imaginado que sucederían hechos como los mencionados, en cuerpos represivos donde se ejerce un minucioso y férreo control jereárquico/patriarcal.

El tercer caso sucede tambi√©n en Argentina, donde la Uni√≥n de Trabajadores de la Tierra (UTT) acaba de sufrir una est√ļpida pero intensa represi√≥n de la polic√≠a de Buenos Aires, a sus ¬ęverdurazos¬Ľ, ventas de productos agr√≠colas en plazas y calles. La UTT agrupa alrededor de 10 mil familias de productores rurales en todo el pa√≠s, cuya producci√≥n la venden en por lo menos tres grandes almacenes en la capital argentina. Cultivan alrededor de 120 hect√°reas y venden a precios por debajo de las grandes superficies.

Dos semanas atr√°s, la venta de verduras en Constituci√≥n (terminal de transportes) fue duramente reprimida por orden del gobierno de la ciudad (goo.gl/bTQ3u3), pero esta semana volvieron con otro ¬ęvedurazo¬Ľ en la c√©ntrica Plaza de Mayo, reclamando mejoras para los peque√Īos productores. La UTT moviliz√≥ 5 mil trabajadores rurales y anunci√≥ la donaci√≥n de 20 mil kilos de hortalizas frescas ¬ępara combatir el hambre¬Ľ (goo.gl/Uid1Hj).

La UTT es hija del movimiento piquetero. Proviene del Frente Dar√≠o Santill√°n y quiz√° por eso 80 por ciento est√° en las periferias de Buenos Aires, formando un in√©dito y creativo movimiento ¬ęrur-urbano¬Ľ. Una parte de las familias que integran la organizaci√≥n son migrantes de Bolivia, expertas en la producci√≥n agr√≠cola. Ocupan tierras para producir, se orientan hacia la agroecolog√≠a y se organizan territorialmente en grupos de base.

Habría mucho más para decir. Los movimientos se están rearticulando, creando las condiciones anímicas y organizativas para resistir y lanzar nuevas ofensivas. Sólo queda estar atentos y confiar en los abajos.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario