Oct 1 2008
1274 lecturas

Política

Los vientos del URUPABOL: El resurgir de un viejo sueño de integración

Margarita Torres*

Los presidentes de Uruguay, Paraguay y Bolivia hablaron de la posibilidad de reactivar el convenio que quedó trunco y que podría modificar la situación del Mercosur.
 
Los presidentes de Bolivia, Evo Morales; de Paraguay, Fernando Lugo y de Uruguay, Tabaré Vázquez, analizaron -al encontrarse en Nueva York, donde participaron de la asamblea anual de la ONU (Organización de las Naciones Unidas)- de la posibilidad de reactivar el acuerdo denominado URUPABOL (Uruguay, Paraguay y Bolivia).
La idea de los mandatarios sería la de convertir a este acuerdo trinacional en un organismo de consulta política y económica; con miras a reforzar las relaciones diplomáticas.
 
Es preciso señalar que este convenio fue suscripto en Caracas, República de Venezuela, el 25 de abril de 1963, a los efectos de “constituir un bloque regional permanente para los efectos relacionados con los fines y objetivos del BID (Banco Interamericano de Desarrollo).
 
En junio del mismo año, los gobiernos de los tres países firmaron en Asunción, República de Paraguay, un acuerdo para la constitución de una Comisión Permanente para estudiar el régimen del comercio internacional.
 
La declaración mediante la cual se hizo pública la firma del convenio, puntualizaba, como los objetivos centrales: coordinar la representación ante el Banco Interamericano de Desarrollo y otros organismos internacionales de crédito; intensificar el intercambio comercial, cultural, artístico y científico; promover acciones para el mejoramiento de las condiciones de navegabilidad de los ríos, como también procurar la armonización de las legislaciones sobre navegación; proponer el mejoramiento de las interconexiones viales, ferroviarias, fluviales, áreas y de telecomunicaciones, y estudiar proyectos y realizar otras acciones de interés común.
 
A partir de entonces, las reuniones entre los representantes de los tres estados, fueron avanzando en proyectos vinculados -entre otros temas- a la mejor utilización de las vías naturales de acceso al océano Atlántico; la creación de una flota multinacional mercante fluvio-marítima, y la realización de ferias de URUPABOL.
 
A pesar de los 13 años de promisorios debates y a poco de institucionalizarse, el URUPABOL naufragó, a raíz de la decisión del dictador paraguayo Alfredo Stroessner.
 
Hoy, el proyecto resurge dispuesto a retomar el diálogo respecto de cuestiones importantes para el desarrollo de los tres países, y lo hace en el marco de las voces críticas que se levantan -precisamente de las naciones más pequeñas- respecto de las posibilidades concretas que les ofrece el Mercosur, hoy signado por las alianzas comerciales entre los estados económicamente más fuertes, como Brasil y Argentina.
 
La reunión en la que se volvió a hablar del URUPABOL, tuvo lugar la semana pasada en Estados Unidos, en la que intervinieron los cancilleres David Choquehanca por Bolivia; Gonzalo Fernández por Uruguay y Alejandro Hamed, por Paraguay.
 
Tras la cumbre, los funcionarios dieron a conocer un comunicado en el que esbozaron los objetivos prioritarios relacionados a la posibilidad de reflotar el proyecto geopolítico.
 
En dicha declaración, se consignó que la idea es convertir al URUPABOL en “un mecanismo flexible de consultas políticas, que permita la consideración de temas de particular interés para los tres países”; al tiempo que se afirma la intención de “oficializar esta iniciativa en una próxima reunión internacional”.
 
En este marco, el canciller paraguayo remarcó la necesidad de impulsar un "nuevo" Mercosur; que apunte, sobre todo, a minimizar las asimetrías.
 
El funcionario de Lugo manifestó que la integración no es solamente arancelaria o comercial e instó a reducir las disparidades existentes entre las economías de Brasil y Argentina, que ponen en situación de desventaja a los países más pequeños.
 
Por eso, para Hamed es trascendente reactivar el grupo URUPABOL, al tiempo que reconoció que el gobierno de Fernando Lugo está dispuesto a promover con fuerza el proceso para establecer una comunicación fluvial entre Bolivia, Paraguay y Uruguay.
 
El resurgir de este viejo sueño de integración, obliga a una reflexión respecto del rumbo del Mercosur y sus verdaderas concreciones respecto de su espíritu originario de constituirse en un “proyecto común”, que articule acciones, ideas y procesos en los cuales todos los estados miembros, con sus respectivas particularidades, puedan complementarse,
 
Si bien con el gobierno de Fernando Lugo, los reclamos de Paraguay hacia los Estados principales del Mercosur (Argentina y Brasil), se han hecho más contundentes; las necesidades no satisfechas o las expectativas no cumplidas por el bloque hacia los países más pequeños, datan desde el principio. (Ver: “Paraguay, Lugo y el Mercosur”. APM 01/08/2008).
 
La idea es que los países más chicos ejerza una presión para que el proceso de integración en el Cono Sur se materialice en avances concretos y la ecuación suena atractiva: Bolivia tiene una posición privilegiada en materia de recursos gasíferos; Paraguay -si fuesen atendidos sus reclamos por los excedentes de la energía de Itaipú- podría abastecer a Bolivia y Uruguay. (Ver: “Relaciones energéticas desiguales”. APM 29/08/2008).
 
Por su parte, Uruguay reúne inmejorables condiciones portuarias para centralizar el comercio ultramarino y ha anunciado inversiones para optimizar aún más el rubro. (Ver: “Uruguay como “el centro logístico” del Mercosur”. APM 19/09/2008).
 
Quizá la decisión de los países más pequeños a conformar alianzas para promover la complementariedad, llame el interés de los grandes y se propugne, definitivamente, un proceso de integración real y cuyas dimensiones no se reduzcan a una cuestión meramente comercial o arancelaria. También existe una historia y una identidad común que, en tanto pueblo, no puede admitir fronteras entre los países.
 
*Publicado en APM

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. José Aparecido Rolon
    13 noviembre 2016 14:48

    Olà, sou professor e pesquisador. Estou estudando a formação, constituição e retomada do URUPABOL. E não tenho encontrado material a respeito dos primeiros treze anos desse projeto até a sua interrupção por Alfredo Stroessner do Paraguai. Existe algum livro ou artigo a esse respeito? Se puderem me ajudar, agradeceria muito.
    Prof. José Ap. Rolon – pós-doutorando na Universidade de São Paulo – Brasil