Sep 24 2012
1544 lecturas

Política

Manipulación informativa: El Mercurio de Chile y las elecciones en Venezuela

Este lunes 24 de setiembre el periódico más derechista de Chile, El Mercurio, irrumpe como punta de lanza de la campaña internacional de desprestigio del proceso electoral venezolano. Con una clara intencionalidad de generar una matriz de opinión que deslegitime tanto al Consejo Nacional Electoral como los demás poderes del estado venezolano, El Mercurio afirma que no asistirán observadores internacionales a las elecciones presidenciales del próximo 7 de octubre, por falta de garantías.Albatv.*

 

El artículo publicado en el impreso y diario electrónico de El Mercurio (Enfoques internacionales), realiza una descripción de la situación previa las elecciones presidenciales en Venezuela, en la que se alude a supuestas falta de garantías por parte del Estado venezolano, indica que la OEA no fue invitada y que el Centro Carter habría indicado que no asistiría a esta contienda electoral:
“Por la falta de exigencia de los estándares internacionales de observación de un proceso electoral”.
El mismo ex presidente de los Estados Unidos Jimmy Carter señaló la semana recién pasada que el sistema electoral venezolano es el “mejor del mundo”. (Ver).

 

Asimismo se acusa al presidente Hugo Chávez de ejercer presiones a UNASUR para que envíe una comitiva que represente este organismo de integración y que el costo que esta delegación habría solicitado para asistir a estos comicios electorales en Venezuela, sería superior a los a los 200.000 dólares.

 

En cuanto a la participación de Chile con invitados u observadores de este proceso electoral, indican habría sido negado:
“El Servicio Electoral y el Tribunal Electoral chilenos tendrían justificadas razones para no enviar representantes, por la falta de garantías” —cita textual de cómo reseña el artículo del El Mercurio.

 

Otra de las informaciones desarrolladas en este artículo es una supuesta cercanía entre los posibles votos de Hugo Chávez y del candidato de la derecha Capriles, datos que no son fundamentados con el nombre de ninguna institución, empresa de encuestas o sondeos electorales.

 

Indica El Mercurio además que el programa de Capriles ofrece terminar con la inseguridad, mejorar la educación “poner fin a la distracción de los recursos petroleros en alianzas con gobiernos afines y de la Alianza Bolivariana”.
En cuanto al chavismo, El Mercurio, acusa al gobierno bolivariano de monopolizar los medios de comunicación, las Fuerzas Armadas y el aparato del estado.

 

El texto culmina citando un artículo del diario ABC sobre un supuesto entrenamiento por parte del chavismo de “militantes revolucionarios esto es, bandas callejeras armadas que pretenderían desconocer por la fuerza un resultado adverso”.

 

El Mercurio de Chile fue el principal medio de comunicación opositor al gobierno del presidente Salvador Allende, liderando una campaña mediática sin precedentes en la que llamó al sabotaje y la sublevación de los militares contra el gobierno democrático socialista.

La consigna que identificó este periodo de deslegitimación de la propuesta del gobierno popular fue ¡El Mercurio miente![1]
___
1] En rigor la consigna fue levantada en agosto de 1967 por estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Chile; con el paso del tiempo, en especial en referencia a informaciones de tipo político o relacionadas con movimientos ciudadanos se ha convertido en una suerte de apotegma social.
——
* http://albatv.org.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Antonio Casalduero Recuero
    4 octubre 2012 20:20

    Este diario fue uno de los cabecillas mediáticos que indujeron al golpe de estado en Chile. Lo mas sorprendente es que hasta el día de hoy sigue liderando la opinión politica del país. Difícilmente un político chileno deja de leer la “Entrevista del domingo en el Mercurio”, y del lado político que sea, éste sigue siendo el principal referente político, pese a su oscuro y tenebroso pasado reciente. Su propietario Agustín Edwards fue a hablar directamente con el entonces presidente Nixon para que los marines intervinieran en Chile para derrocar a Salvador Allende. Más aún, Manuel Caviedes, el director de la revista “Punto Final”, entabló una demanda en su contra para que respondiera ante la justicia por su actitud antichilena del pasado; simultáneamente, emprendió gestiones para que fuera expulsado del Colegio de Periodistas por graves faltas a la ética profesional. Huelga agregar que ninguna de estas iniciativas prosperó. Los poderes fácticos, operando tras las cortinas, siguen muy vivos en Chile. En consecuencia, El Mercurio mal podría ser un referente -ni objetivo ni moral- para criticar el proceso político actual en Venezuela.