Sep 23 2006
236 lecturas

Política

Manuel Cabieses. – SABOR A PODRIDO TIENE LA TORTA DE LA PUBLICIDAD ESTATAL

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Al cumplirse 41 años de su fundación, en carta dirigida al fiscal Enrique Vergara, el periodista director de Punto Final sostuvo en la edición Nº 624 de la revista (www.puntofinal.cl), del 22 de septiembre: “Si bien es cierto que existe el sistema ChileCompra, en el cual Punto Final y otros medios independientes se encuentran inscritos, la publicidad estatal se canaliza a los grandes medios por vías que no se corresponden con la igualdad de oportunidades y la libre competencia.

“Una investigación como la que esperamos lleve a cabo la Fiscalía Nacional Económica seguramente demostrará la colusión entre empresas periodísticas, agencias publicitarias y servicios del Estado, que han establecido verdaderas “trenzas” para controlar la publicidad estatal mediante tarifas y descuentos especiales, tratos y convenios directos con las empresas, porcentajes de comisiones que se reparten entre agentes de empresas publicitarias y funcionarios encargados de distribuir la publicidad fiscal, diversidad de obsequios y viajes, para estos últimos, etc”.

El fiscal que deberá investigar esta denuncia, que ejerce el cargo en carácter de subrogante, se desempeñó anteriormente como sub fiscal de esa repartición. Tiene 38 años, es abogado de la Universidad Diego Portales, máster en Estudios Europeos de la Universidad Autónoma de Barcelona, y especializado en libre competencia.

El duopolio de la prensa

Afirma Cabieses que el mercado de la prensa escrita está dominado por dos cadenas periodísticas, la de El Mercurio, que controla Agustín Edwards Eastman, y la de Copesa, encabezada por el diario La Tercera , controlada por Alvaro Saieh Bendeck. Ambas empresas controlan entre un 85 y un 95 por ciento de la prensa escrita –diarios, periódicos, revistas, de circulación nacional, regional y comunal–, siendo ampliamente mayoritaria la de El Mercurio.

Recuerda el denunciante que ambos diarios gozaron de los favores de la dictadura militar:

“Liberados de toda competencia se fortalecieron gracias al avisaje, la publicidad oficial y los créditos preferentes así como su renegociación. Al final de la dictadura, emergieron como cadenas periodísticas poderosísimas, que ahogaron a la prensa independiente que había logrado desarrollarse en los últimos años de la dictadura, así como a otros medios independientes que circularon después sin contar con ningún apoyo de los gobiernos de la Concertación.”

El director de Punto Final argumenta que las infracciones a la libre competencia, a través de la discriminación o la concentración empresarial –que detalla en su demanda–, no solamente afectan a la libertad económica y al libre fluir de bienes y servicios, sino también dañan gravemente la libertad de expresión y con ello, las bases mismas de la democracia. Sostiene que las empresas periodísticas independientes no pueden ser discriminadas económicamente por el Estado y sus organismos en materia económica.

El periodista informa al fiscal que la situación descrita ha motivado a la Cámara de Diputados a aprobar, el 20 de junio de este año, la constitución de una comisión especial para investigar el avisaje del Estado, a petición de más de cincuenta diputados. En su denuncia, Cabieses alude a “relaciones políticamente incestuosas” aludiendo a la participación de ministros, parlamentarios y dirigentes de partidos de gobierno en la fundación Paz Ciudadana creada por El Mercurio, y a la presencia de los presidentes de la república y ministros de los gobiernos democráticos en eventos sociales de El Mercurio y La Tercera.

fotoPF de hoy y PF histórico en internet

La portada de esta edición (de Punto Final) habla de tiempos de “bronca social” y se pregunta “¿Qué ocultan las capuchas?”; analiza las motivaciones de los grupos que utilizan la violencia en las manifestaciones públicas. Hay reportajes a la Operación Milagro, gracias a la cual 269 chilenos han recuperado la visión al ser operados en Venezuela, y artículos sobre luchas sociales con entrevistas a pescadores de Mehuin y un reportaje a una comunidad mapuche de Los Sauces, asediada por las empresas forestales.

Asimismo se informa que ahora es posible hallar en www.pf-memoriahistorica.org, los 20 ejemplares de la revista publicados el año1973, hasta el número 192, del 11 de septiembre de 1973, (“Soldado: la patria es la clase trabajadora”). Mes a mes los acontecimientos de ese año crucial pueden seguirse en portadas tales como “Libreta o Mercado Negro”, “Reformismo se farrea el 43%”, “El capo del complot se llama Frei”, “Nadie desarma al golpismo”, “Marinero torturado, el pueblo está contigo”.

La edición de las revistas de ese año va acompañada de un artículo de Manuel Cabieses que describe los objetivos PF: “Sintetizando, la función de PF hoy consiste en hacerse parte de un nuevo proyecto político socialista y latinoamericanista para lo cual debe seguir manteniendo sus páginas abiertas a todo el arco de opiniones que confluye en ese propósito y que paulatinamente va tomando forma política, social e ideológica.

Si uno revisa la colección histórica de Punto Final (1965-1973), lo cual hoy es posible gracias al trabajo desplegado por los compañeros y amigos de Berlín, puede comprobar que en lo esencial y profundo la función de la revista ha sido siempre la misma. Todas las personas que en ella participaron y que hoy lo hacen, más allá de las diferencias en su forma de expresar sus visiones y sueños, seguimos compartiendo una opción muy fuerte por la justicia; tan fuerte que ni las peores adversidades han logrado acallar nuestra voz”.

Culmina así un generoso proyecto que permite ahora ubicar en internet revistas imposibles de encontrar en Chile luego de las quemas de libros y allanamientos en tiempos de la dictadura.

El proyecto de digitalización de la colección de PF tuvo su partida oficial en Berlín el 4 de noviembre de 2005, en un acto público realizado en el local de los obreros metalúrgicos. El objetivo era que este material estuviera al alcance de todos los interesados, como un instrumento de análisis histórico o un puente entre las luchas de entonces, y las luchas sociales y políticas actuales. Se presenta también como fuente de análisis para las discusiones actuales de la izquierda. La obra está bajo la licencia “Creative Commons” que sólo limita el uso con fines de lucro.

La recuperación

Para digitalizar la colección, según informó desde Berlín el equipo de trabajo, fue necesario escanear y procesar más de 10.000 páginas correspondientes a las 194 revistas. Los textos están en formato PDF. Fue una de las tareas más demorosas, puesto que debieron limpiar y recuperar revistas en diverso estado de conservación.

La iniciativa surgió cuando los jóvenes visitaron el archivo del Centro de Documentación Chile-Latinoamérica (FDCL), una organización nacida en 1974 en solidaridad con Chile. Ellos descubrieron allí muchos números de Punto Final. Las ediciones que faltaban en el FDCL, fueron ubicados en el Instituto Iberoamericano (de la Fundación Patrimonio Cultural Prusiano), que posee la mayor biblioteca pública especializada en Europa.

foto
En la recuperación trabajó un equipo heterogéneo, de jóvenes profesionales y estudiantes del área científica y de las ciencias sociales chilenos y también alemanes. Varios de ellos han vivido en distintos países de Europa o de América y éste fue su primer contacto con la recuperación de la memoria histórica. El colectivo dedicó este esfuerzo a los integrantes de la revista que ya no están con nosotros: Jaime Barrios, Augusto Carmona, José Carrasco, Mario Díaz, Jaime Faivovich, Máximo Gedda, Julio Huasi, Alejandro Pérez, Augusto Olivares, y también a Jane Vanini.

El proceso chileno y la guerrilla

No sólo la historia de Chile sino también la de América Latina y la lucha guerrillera y antiimperialista pueden seguirse en las páginas de Punto Final. Un descarnado análisis del gobierno de Frei, los escándalos y la represión de la época, el apoyo a la revolución cubana, a Vietnam y a los movimientos guerrilleros están presentes desde los primeros años de la revista. En 1967, Bolivia fue portada del número 30 (“Bolivia: la mecha en el polvorín”), en el 36 “Juicio a Debray: una farsa” y en el 43: “La guerrilla boliviana: experiencia sin derrota”, con crónicas sobre los hechos que rodearon la muerte del Ché.

En cuanto a Chile, el número 43 de ese mismo año señalaba en portada “Sangre del pueblo ahogó la ‘revolución en libertad’ y daba cuenta de la represión a un paro nacional realizado el 23 de noviembre de 1967, durante el gobierno de Eduardo Frei Montalva, con 5 muertos y numerosos heridos.

El diario del Che

En 1968 la revista publica en forma exclusiva el Diario del Ché. En el número 53 Miguel Enríquez, Secretario General del MIR, habla sobre “terrorismo y revolución”, en su primera entrevista pública. La edición 61, de agosto de 1968, incluye un artículo titulado “La batalla de San Miguel”, la primera toma ocurrida después de la Ley de Sindicalización Campesina. En 1969, en el número 73, Punto Final pone en el debate la interrogante “el voto o el fusil”. Informa sobre la matanza de pobladores en Puerto Montt (número 77) con el titular :”Señor Frei, usted es el responsable”. La revista es clausurada temporalmente y reaparece con el nombre de Prensa Firme. El quiebre del PDC se informa ampliamente en el número 79 de ese mismo año. En el número 93 el reportaje a fondo es sobre “El escándalo de las torturas” de la policía política.

Las ediciones del año 1970 dan cuenta de la polémica de las “vías” al socialismo, que poco antes de la elección del presidente Allende reformula con la portada “ Los Votos más el fusil” (número 112). En el número 117 la portada anuncia un documento exclusivo: “El MIR revela quienes mataron a Schneider”. En 1971, la revista publica la entrevista de Regis Debray al Presidente Allende (número 121) y realiza ediciones especiales con la visita de Fidel a Chile, en los números 145 y 146.

La polémica MIR-Partido Comunista

En 1972 el número 149 titula “ La vía chilena al golpe de Estado”. En el número 151 la portada plantea: “Liberación de la mujer, una tarea de hoy” y en el 155 aparece Eduardo Frei: “Los que están detrás del golpe”. La polémica MIR-PC ocupa el centro de la edición 159, con sendos documentos escritos por Miguel Enríquez y Luis Corvalán. El ERP argentino ocupa la portada 165, en tanto que en el número 167 se adelanta que “Nixon maneja el complot”. En el último número de 1972 la portada muestra los rostros de Allende y Fidel, con la leyenda “Chile no está solo”, y reproduce el discurso del presidente chileno en la plaza de la Revolución.

La revista recibió este regalo “por entregas” desde Berlín, con reconocimiento, consciente que sus más probables destinatarios son los jóvenes que buscan respuestas en internet, y que muchas veces escriben a Punto Final para indagar sobre nuestra historia reciente.

—————————————

* Periodista.

Addenda
No es la primera vez que Cabieses se ocupa de un asunto tan grave. El 26 de abril de 2004 dirigió al ministro Secretario General de Gobierno de entonces, Francisco Vidal, una carta pública, cuyo tenor puede leerse aquí, recordándole un compromiso del gobierno que ya tenía 13 meses. Y que nunca se cumplió.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario