Nov 13 2011
726 lecturas

CulturaOpiniónSociedad

Me indigno, luego existo

Camino por la Plaza del Sol en Madrid: Entre el vendaval de consignas, sobresalen algunos lemas: protesta pacífica, desconfiar de programas u organización, evitar relación con partidos o sindicatos, no votar por partidos del status.

Pero muchas de las peticiones parecen programas partidistas o sindicales: derecho a una vivienda digna, aplazamiento de hipotecas, reforma fiscal favorable para las rentas más bajas, sanidad pública, gratuita y universal.
 
Alguna vez señalé que las revoluciones arrancan cuando menos se las espera, son hechas por improvisados sin experiencia y avanzan con el motor de la praxis. Pero raramente llegan a ser revoluciones sin organización ni ideología revolucionaria.

Decía Einstein que el más evidente síntoma de locura era esperar resultados distintos de la misma conducta. Pretender que manteniendo el capitalismo eliminaremos los males del capitalismo es la más palmaria señal de esquizofrenia.

Me indigno contra los Indignados, que durante tanto tiempo se resignaron.

No se trata de suplicar a los parlamentos leyes que moderen la usura y cobren la modestísima Tasa Tobin de 0,1% sobre las ganancias del capital financiero: se trata de convertirse en legislador y prohibir como crimen de lesa humanidad la especulación y la explotación.

No se trata de implorar empleo al 1% que se ha apropiado de las empresas y bienes creados por el trabajo del 99% de la humanidad: se trata de expropiar a los expropiadores, asumir el control de los medios de producción y hacerlos funcionar en beneficio de quienes los crean y trabajan en ellos.

No se trata de suplicar educación gratuita, sino de garantizar que la formación profesional y científica que se imparta para todos sea además ejercida  en beneficio de todos.

El problema no es plantear peticiones al poder sino asumir el poder y cumplirlas.

El capitalismo no dejará de ser explotador, alienante y asesino cuando se lo pidan, sino cuando se lo impidan.

*Narrador, ensayista, dramaturgo, dibujante, explorador submarino venezolano, autor de más de 60 títulos
 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario