Sep 24 2007
310 lecturas

Cultura

México: la universidad piensa en todos. – UNA REVISTA PARA LA SOCIEDAD

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El 27 de septiembre de 2007 se presentará el número seis de la revista Inventio, en el campus central de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM). La cita es en la Sala de Rectores a las 13:30 horas. Después de dos años de posicionar a Inventio entre la comunidad universitaria, finalmente, en 2007, se postuló a un financiamiento del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Correo del Sur presenta una entrevista con la doctora Lidia Elizalde, directora de la publicación, integrante de Comité editorial y de la Junta de Gobierno de la UAEM. Investigadora de tiempo completo sobre artes visuales y asuntos culturales, en específico, de las publicaciones en diversos géneros literarios de Iberoamérica.

Célebre por ser un polo intelectual en Latinoamérica, Cuernavaca y el estado de Morelos cuentan con una Universidad a la altura de las circunstancias. Aquí han vivido Alfonso Reyes, Gabriel García Márquez, Iván Illich, Sergio Méndez Arceo, Paulo Freire, Erich Fromm, Javier Sicilia, José Agustín, Ernesto Cardenal, Ricardo Garibay, Elena Garro, Poli Délano, Siqueiros y Rius, entre otros escritores y artistas. Pero luego del abandono de pasadas administraciones, por fin la UAEM tiene su propia revista de difusión cultural y académica.

Conversando sobre Inventio, recordamos que la UAEM ha distinguido como doctor honoris causa a Adolfo Sánchez Vázquez, Pablo González Casanova, Joan Manuel Serrat, José Emilio Pacheco, Carlos Monsiváis e Iván Illich, entre otros. La doctora Elizalde, en exclusiva, nos adelanta el sumario del trámite para el próximo honoris causa al poeta y periodista argentino Juan Gelman.

foto
–¿Cómo hacer atractiva una revista universitaria si su perfil es académico e investigativo?

–El trabajo que se ha hecho en Inventio, desde su primer número, en marzo de 2005, ha sido incluir artículos de la investigación que se gesta en la UAEM, y en otros centros de investigación de Morelos y de universidades nacionales y del extranjero, con un lenguaje no especializado, dirigido a un público amplio, educado. Esto ha tenido una resonancia especial en la comunidad universitaria y en la sociedad morelense.

Por medio de artículos breves se puede conocer la diversidad de las líneas del conocimiento que se estudian en los espacios académicos, y que tienen como finalidad, a mediano y largo plazo, su aplicación para beneficio de la sociedad. Algunos artículos pueden resultar poco atractivos para alguien que está distante a determinada disciplina, pero también pueden motivar a conocer más de ella.

Como atractivo visual, como anclaje del espectador, la solución gráfica propuesta en Inventio responde a la optimización de los recursos para su publicación. Se invitó a reconocidos artistas plásticos y visuales, profesores creadores de la universidad para ilustrar cada número. En las páginas interiores se presentan obras del artista en turno en blanco y negro, una por página, siguiendo una narración visual con la función adicional de separar los artículos, y se insertan fragmentos de las imágenes seleccionadas en las páginas de texto; además se incluyen cuatro páginas a color con la obra plástica del artista invitado a manera de portafolio.

–¿Con el financiamiento de Conacyt se corre el riesgo de volver a Inventio una publicación exclusivamente científica y tecnológica?

–De ninguna manera, el apoyo de Conacyt o del Ccytem no solamente es para proyectos de investigación de las ciencias exactas y naturales, apoya por igual investigaciones de las humanidades: letras, antropología, historia, ciencias de la educación, de la historia y el análisis de expresiones artísticas, de las ciencias sociales, además de las disciplinas que tienen un impacto directo en la tecnología como son las ciencias agropecuarias, exactas e ingenierías, de la salud y las naturales con el fuerte y necesario vuelco hacia los estudios ambientales.

–¿Qué ventajas traerá Conacyt a Inventio?

–La principal es el reconocimiento de este Consejo y el siguiente es su financiamiento. Además, hemos tenido una respuesta positiva de investigadores de las ciencias exactas para colaborar en Inventio, quienes por lo general están acostumbrados a publicar en revistas especializadas. Ahora tienen interés en difundir algunos aspectos de su investigación en esta revista de divulgación.

Los criterios editoriales para el dictamen de los artículos no cambian, se definen por un cuerpo colegiado compuesto por la directora de la revista, la editora y el consejo editorial con representantes de cada una de las Direcciones de Escuela Superior.

–¿Cómo solucionan el problema de la distribución de Inventio?

–La distribución de Inventio ha sido amplia: en ferias universitarias y comerciales, nacional e internacionales; librerías locales y nacionales. Además hemos iniciado convenios de distribución de las publicaciones universitarias con Conaculta, a través de la Librerías Educal, y con el Fondo de Cultura Económica.

–¿Están en comunicación o tienen convenios publicitarios e informativos con otras revistas universitarias de México o del extranjero?

–Todavía no. En Inventio número seis presentaremos la publicidad del Fondo Editorial Borda (del Instituto de Cultura de Morelos). Además, la revista se encuentra en la hemeroteca virtual de Dialnet y próximamente estaremos en Latindex. Pero ya se presentó en el Congreso de Editores Universitarios Españoles, la UNE, por los 20 años de esta asociación de editores, celebrada en Barcelona, España, el pasado 23 de junio.

–José Emilio Pacheco, Juan Gelman, Gonzalo Rojas, Javier Sicilia y Hugo Gutiérrez Vega son poetas que han publicado inéditos en Inventio. ¿Fue difícil conseguir los poemas de cinco influyentes personajes de las letras continentales?

–Mario, tú bien sabes, obtener poemas de reconocidas personalidades es una cuestión coyuntural. En casi todos estos casos ha sido porque los poetas han estado cerca de la UAEM, y en otros, directamente se lo hemos solicitado. Acercarse a estos poetas es una experiencia que enriquece, entre más reconocidos son, resultan ser más sencillos y abiertos para contribuir con su trabajo, en casi todos los casos poemas inéditos, y así conformar las páginas de una revista editada desde un espacio universitario.

–Hablando de poetas, usted colaboró con un buen amigo de nuestra casa editorial: Hugo Gutiérrez Vega, director de La Jornada Semanal. Doctora Lidia, ¿bajo qué circunstancias llegó a Difusión Cultural de la UNAM?

–Conocí a Hugo Gutiérrez Vega cuando dirigía Casa del Lago en Chapultepec, en donde yo realizaba mi servicio social y él además de dirigir este espacio cultural promovía las letras y en este periodo ya era un convincente actor. Al concluir estudios de Artes Visuales fui becada por el programa de formación de personal académico de la UNAM a realizar estudios de posgrado en Holanda y cuando regresé a México, Gutiérrez Vega dirigía Difusión Cultural y me incorporé a su equipo de trabajo a cargo de la publicidad de esta dirección.

–¿Hace cuánto tiempo que trabaja en la UAEM? Comparando con la UNAM, ¿cómo ha sido su experiencia en Cuernavaca?

–Durante el rectorado del ingeniero Sergio Figueroa Campos (a fines de la década de 1971/80) llegué a la UAEM y por mi formación y experiencia apoyé en la recién formada dirección de Difusión Cultural. Desde ahí iniciamos la publicación de la revista Expresión Universitaria que duraría seis años. Finalmente, en 2003, se iniciaron las primeras reuniones para conformar un programa de ediciones universitarias, a partir de las iniciativas de algunos académicos.

La formación de este proyecto editorial es el resultado de la participación de universitarios con experiencia y gusto en las ediciones por nombrar algunos, el maestro César Carrizales, Enrique Álvarez, Gustavo Martínez, Juan Pascual, Juan Pablo Picazo, Alejandro Chao, entre otros, con los que me sumé para consolidar el programa de las publicaciones universitarias.

–Tal vez no sea la persona indicada para la siguiente pregunta, pero dada su estratégica ubicación al interior de la Universidad, ¿qué trámite falta para que la UAEM distinga a Juan Gelman como doctor honoris causa?

–Sí, esta pregunta debe hacerse directamente al director de Humanidades, el doctor Luis Anaya Merchant. Desde el consejo técnico de esta facultad se propuso el nombre del poeta Juan Gelman para recibir la distinción, sin embargo esto no ha sido presentado al Consejo Universitario para su aprobación, pues todavía no se han agendado estos reconocimientos. Como bien sabes, cuando hay cambio de rectorado tienen que tratarse asuntos que requieren soluciones inmediatas. Sabemos que hay una intención de retomar en 2008 la entrega de estas distinciones a destacados intelectuales nacionales y del extranjero.

–¿Quién es el próximo colaborador poético de Inventio?

–Invitamos a la poeta mexicana Elsa Cross, destacada académica de la UNAM y del Cidhem, quien actualmente reside en Rodas, Grecia. Desde una relación a distancia envió el poema inédito, Bomarzo. Ella escribió para Inventio la siguiente nota al pie de página:

“Este poema forma parte de Bomarzo, libro que permanece inédito y fue escrito entre junio y septiembre de 2005. El libro tiene como referencia, no sólo en el título sino a lo largo del texto, un lugar que nunca he visitado: los jardines de Bomarzo, que se encuentran cerca de la ciudad de Viterbo, en Italia. Estos jardines, construidos en el siglo XVI por el Duque Pierfranceso de Orsini, contienen esculturas de una serie de seres mitológicos y de símbolos que se hacen presentes de diversas maneras en el libro. Lo que implican es una pregunta radical sobre el sentido de la existencia”.

————————-

foto
* Periodista.

Artículo publicado en Correo del Sur del diario La Jornada Morelos, de Cuernavaca, México, el domingo 23 de setioembvre de 2007.
Se reproduce aquí por gentileza del autor.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario