Feb 7 2007
278 lecturas

Sociedad

Militares y mercenarios. – ESTADOUNIDENSES ARMADOS EN AMERICA LATINA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Tres jefes del Comando Sur de EEUU explican su misión en servicio de intereses económicos.

1. El general Bantz “John” Craddock, jefe del Comando Sur de los EEUU hasta noviembre del 2006, cuando fue nombrado jefe del Comando Estadounidense en Europa, en una intervención en la Conferencia de las Américas en Miami el 14 de septiembre del 2006, enfatizó la necesidad de la seguridad en cualquier país que quiere atraer inversiones extranjeras:

“El capital es un cobarde –dijo el general–. Solo se va a donde hay seguridad. No donde hay peligro e inestabilidad”.

La conclusión es evidente: “Países que se enfocan en aumentar la seguridad –mejorando la seguridad económica del ambiente empresarial– atraerán inversión privada y generarán ingresos”. El general citó un artículo de Latin Business Chronicle (8 de agosto de 2006): “La región debe recomprometerse al respeto a la propiedad, contratos, y la supremacía de la ley”.

Así es evidente que la seguridad para inversiones extranjeras (que vienen principalmente de los EEUU) es un objetivo principal de la estrategia militar de los EEUU. El acceso irrestricto a los recursos y mercados del mundo también es parte del concepto de la “democracia del mercado libre” (expresión del ex secretario de Estado Colin Powell y de otros oficiales) que EEUU busca imponer en América Latina, el Oriente Medio –y todo el planeta.

El 14 de marzo del 2006, Craddock había dicho ante el Comité sobre los Servicios Armados del Senado de los EEUU:

“Por toda la región, la pobreza, la corrupción, y la desigualdad contribuyen a un descontento creciente con la democracia y las reformas al estilo del mercado libre. Esto ha sido acompañado por la popularidad creciente de líderes que profesan ofrecer una alternativa por medio de la retórica anti-EEUU y anti-mercado-libre” (artículo de la sargento Sara Wood, American Forces Press Service, 14 de marzo del 2006).

Craddock también se dirigió al tema de la Ley para la Protección de Miembros de las Fuerzas Armadas, ratificada en el 2002 por el Congreso de EEUU.

Entre otras cosas, esta ley prohíbe la ayuda militar de EEUU a países que no hayan firmado un acuerdo bilateral bajo el cual el país signatario declara que no buscará someter a ciudadanos estadounidenses a la Corte Penal Internacional (llamado un Acuerdo del Artículo 98). La ayuda militar a aquellos países que se niegan a firmar y ratificar un Acuerdo del Artículo 98 fue suspendida el 1o de julio del 2003. Entre ellos hay 11 países en el hemisferio occidental, incluyendo al Ecuador.

Craddock observó críticamente que si EEUU no puede entrenar a los militares de estos países, otros países entrarán y ofrecerán el entrenamiento para conseguir influencia en América Latina, según la sargento Wood: “Vemos más y más que comandantes militares y oficiales se van a China para la formación y entrenamiento”, dijo el general. “Vemos más y más equipo chino no-letal llegando en la región, más representación, más militares chinos, así que es un fenómeno creciente”.

El dos de octubre del 2006 el presidente Bush firmó un acto suspendiendo la prohibición y así abrió la puerta para el reinicio de la ayuda militar a los 21 países que no podían recibirla: Barbados, Bolivia, Brasil, Costa Rica, Croacia, Ecuador, Kenya, Mali, Malta, México, Namibia, Niger, Paraguay, Peru, Samoa, Serbia, South Africa, St. Vincent y Granadina, Tanzania, Trinidad y Uruguay.

La Ley para la Protección de Miembros de las Fuerzas Armadas permite esta maniobra por “razones de seguridad nacional”. En este caso la razón fue la amenaza de perder influencia entre las fuerzas armadas de estos países.

2. El comandante del Comando Sur en 2001, el general. Peter Pace del Cuerpo de Marines, mencionó la cooperación en seguridad con Ecuador: “En el Ecuador el Comando Sur ha trabajado estrechamente con la embajadora estadounidense y con el gobierno del Presidente (Gustavo) Noboa para proveer ayuda al sistema militar del Ecuador, particularmente en el manejo de crisis nacionales (su testimonio ante el Comité sobre los Servicios Armados, Cámara de Representantes de EEUU, 4 de abril del 2001). El Gral. Pace es el actual Presidente del Estado Mayor Conjunto.

3. El general James T. Hill, predecesor de Craddock en el Comando Sur, dió un ejemplo de como la ayuda militar de EEUU fortalece la seguridad en Colombia: “Las fuerzas especiales de EEUU han estado entrenando a las fuerzas armadas colombianas en Arauca como parte de una estrategia de seguridad de la infraestructura para proteger una parte del oleoducto de 772 kilómetros y otros puntos críticos de la infraestructura, que han sido blancos frecuentes de ataques terroristas.

Este entrenamiento posibilitará que Colombia proteja áreas remotas bajo la influencia de los narco-terroristas donde se halla el oleoducto. El petróleo llevado por el oleoducto representa ingresos anuales de aproximadamente US$ 500 millones para el gobierno colombiano” (su testimonio ante el Comité sobre los Servicios Armados, Cámara de Representantes de EEUU, 12 de marzo del 2003).

El general describió en detalle los “lazos económicos y estratégicos” entre EEUU y América Latina y el Caribe:

“La región suministra más del 31% de nuestro petroleo importado, más que el total de todos los países de Oriente Medio. La volatilidad de Oriente Medio hace más crítico el acceso al petroleo de América Latina y el Caribe. El comercio anual de EEUU con América Latina y el Caribe llega a más de US $360.000 millones, casi igual al comercio con la Comunidad Europea entera.

Para 2010, se espera que el comercio con América Latina sea más que el total del comercio con Japón y la Comunidad Económica Europea.

Este intercambio se traduce en millones de empleos y negocios estadounidenses relacionados con esta región. Como nuestro acuerdo de libre comercio con Chile muestra, estos enlaces solo crecerán mientras progresemos hacia la visión del presidente de un Acuerdo de Libre Comercio de las Américas”.

Menciona también el recurso del agua y las fuentes de los productos farmacéuticos en América Latina.

Luego de dar unas estadísticas sobre la pobreza abismal en la región, el general vuelve al tema de la seguridad: “La falta de seguridad en la región inhibe la ayuda para el desarrollo y la inversión internacional”. Él asume, evidentemente, que estas últimas constituyen la clave para el mejoramiento de las condiciones de los pueblos y que necesitan su contribución militar.

El general Hill reconoce las raíces sociales y económicas de la inseguridad: “Las expectativas derivadas de elecciones populares y reformas de tipo ’mercado libre’, aparentamente tan realizables al cierre del siglo pasado, no se están realizando al amanecer de éste”.

Sin embargo, enfatiza la necesidad de aumentar la seguridad militarmente: “Las actividades del Comando Sur en la cooperación para la seguridad expanden la influencia de los EEUU, aseguran a amigos, y disuaden a adversarios potenciales (…) El Comando Sur va a jugar un papel crucial en el desarrollo de los tipos de fuerzas de seguridad que ayuden a proveer la capacidad para gobernar en la región”.

El 14 de mayo del 2004, en una conferencia ante el Consejo Nacional Cubano-Americano, Hill expresó más claramente los intereses económicos que motivan la política exterior de su país: “El argumento más convincente en favor de un compromiso activo de América Latina y el Caribe puede ser el impacto económico. El Canal de Panamá, estratégicamente importante, sigue siendo crítico para la salud económica de los EEUU. Dos tercios del comercio que pasa por el Canal está en camino a o procediendo desde los EEUU”.

Describe las ventas importantes de productos de los EEUU a América Latina y añade: “Las inversiones directas de EEUU en América Latina y el Caribe llegaron a más de US$ 270.000 millones en el año pasado, aproximadamente un 20% del total de las inversiones directas de EEUU en el exterior”.

Como en su testimonio en Washington el año pasado, el general menciona la pobreza: “Un 43% de la población de América Latina languidece en la miseria y la desesperación.” En este cultivo de pobreza, otras amenazas crecen, según el general: “amenazando la seguridad de nuestro comercio (…) La desesperación crea un suelo fértil para el brote del populismo radical” , que es una amenaza porque puede llevar hacia una “democracia no liberal”.

Se supone que ésto quiere decir una sociedad que restringe la libertad de la empresa privada, especialmente de las corporaciones multinacionales, en protección del bién común del pueblo. Esta «marea roja» ha subido significativamente en América Latina en los últimos años y en los últimos meses del 2006.

Remmy Herrera resume esta realidad en pocas palabras y con mucha claridad:

foto
“Ya sabemos que el neoliberalismo ha fracasado en todo el mundo, pero a pesar de este fracaso total, sigue siendo impuesto contra la voluntad de los pueblos tanto en el Sur como en el Norte, y eso de una manera increíblemente antidemocrática y violenta. Por ello, la característica esencial del neoliberalismo de hoy es su creciente militarización, su agresividad mundial, la implementación de bases militares en todo el mundo”.
(La Cultura de Paz en las Alternativas al Neoliberalismo, Servicio Paz y Justicia – Ecuador, agosto 2004).

El servicio de guardacostas de EEUU proclama el objetivo de prevenir
la “migración masiva ilegal” con ayuda del Ecuador y otros países

En agosto de 2006, el Servicio de Guardacostas de EEUU (ahora parte del Departamento de Seguridad Nacional) presentó su Guia Estratégica Internacional observando que América Latina, el Caribe, México y Canadá “son estratégicamente importantes a la seguridad nacional y vitalidad económica de los EEUU (…) América Latina y el Caribe son grandes proveedores de petroleo, mientras se espera que el comercio con América Latina vaya a exceder el comercio total con Europa y Japón al año 2010.” (Pag.12).

Después de este reconocimiento de los intereses económicos de los EEUU, la Guia añade varias metas regionales. La quinta es: “Prevenir la migración masiva ilegal en el Caribe y el Este del Pacífico desarrollando las capacidades profesionales, competencias, y sostenibilidad de los servicios marítimos de los Estados de las costas e islas, incluyendo los de Haití, República Dominicana, Bahamas, y el Ecuador, y desarrollando acuerdos y relaciones de socios que multiplican fuerzas para encontrar y repatriar rápidamente a los migrantes encontrados en el mar”.

(Pag. 13) (Ver www.uscg.mil/international seleccionando International Strategy).

El 15 de junio del 2005, el Subcomité sobre el Servicio de Guarda Costas de EEUU y Transporte Marítimo de la Cámara de Representantes de los EEUU recibió un documento que explicó el contexto (background) para el testimonio del Contraalmirante R. Dennis Sirois del Servicio de Guardacostas de EEUU. Según el documento, “el año pasado el Servicio de Guardacostas interceptó en el mar casi 10.900 migrantes sin documentos (…) Buques de Guardacostas de EEUU patrullando en el Este del Pacífico han experimentado un incremento significativo en el número de migrantes pasados a escondidas desde el Ecuador a Centroamérica y México antes de intentar entrar en los EEUU ilegalmente por tierra.” (Ver: aquí>).

En un artículo en el Boletín de Científicos Atómicos (Bulletin of the Atomic Scientists) de enero-febrero de 2005, Michael Flynn nota que “en el edificio principal de oficinas (en la Base de EEUU en Manta, Ecuador) se encuentra la oficina del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los EEUU…

Parecería que la presencia de esta agencia en la Base de Manta haga más creíbles las preocupaciones ecuatorianas sobre la base de que “está jugando un papel en ayudar a la intercepción de barcos partiendo de las costas del Ecuador y llevando a migrantes a escondidas.”

El autor había observado que “según el acuerdo entre el Ecuador y los EEUU, las actividades estadounidenses en la Base están limitadas a vuelos de monitoreo anti-narcótico”.

Flynn cita un informe del 2003 del «Instituto Transnacional de Amsterdam» sobre la Base de Manta y otras bases similares: “No deben ser subestimadas las posibles implicaciones de protección militar –sea oficial o contratada– para los intereses de las petroleras transnacionales operando en la región.” (Es de notar que el ejército ecuatoriano tiene contratos para este tipo de protección).

Además, la Base de Manta puede jugar un papel en la “guerra contra el terrorismo”. Flynn cita las palabras del entonces subsecretario de Estado Richard Armitage, que en 2002 alegó que células de Al Qaeda estaban operando cerca de las fronteras del Ecuador con Perú y Colombia. “Tenemos en el área de la triple frontera un pequeño problema con Al Qaeda mismo y algunos elementos de Hezbollah”, dijo al Subcomité sobre Operaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de los EEUU: “Seguramente necesitamos la cooperación”.

Según la Agencia EFE (17de agosto de 2006), “Manta (oeste de Ecuador) es muy importante dentro del Plan Colombia” , la estrategia anti-narcótico y anti-guerrilla de los EEUU y Colombia. El artículo cita las palabras del nuevo Comandante del Puesto de Avanzada de Operaciones de EEUU en la Base Aérea ecuatoriana de Manta, Javier Delucca: “Estamos muy bien ubicados para operar en esa área”.

El uso de la Base de Manta para posibles fines de inteligencia militar, además del monitoreo del narcotráfico, sería –de acuerdo con el Plan Estratégico de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) de EEUU– para los años 2006-2011.

La DIA tiene más de 7.500 empleados militares y civiles en el mundo.

El Objetivo 1.1 del Plan dice: “La DIA está aumentando la inversión en sus capacidades de recolección [de información] para expandir la cobertura global y para mejorar la penetración precisa de blancos duros. La Agencia empleará y entrenará a recolectores adicionales y expandirá las Oficinas de Agregados Militares en regiones emergentes”.

El Objetivo 1.3 sigue en la misma linea: “Establecer una presencia global robusta por medio del despliegue adelantado de las capacidades de la DIA”.

Mercenarios entran a escena

DynCorp International es una empresa privada que provee servicios técnicos (incluyendo militares) al gobierno de los EEUU en el Ecuador, Colombia, Iraq, Afganistán, y muchos otros países. En Ecuador administra la Base de EEUU en Manta.

Según el Informe Anual de DynCorp, la empresa tiene un contrato con el Departamento de Estado de los EEUU, en cooperación con el gobierno colombiano, para fumigar «plantas narcóticas» en Colombia.

La empresa informa que en 2001 fue puesta “una demanda en Washington DC, por US$ 100 millones por parte de 10.000 ciudadanos del Ecuador, quienes alegan daños a personas y propiedades y homicidio culposo como consecuencia de la fumigación en la frontera con el Ecuador (…) Según el contrato, el Departamento de Estado indemnizará a DynCorp International por obligaciones a partes terceras, siempre y cuando haya fondos a mano”.

Además de hacer fumigaciones, DynCorp ofrece entrenamiento de policías en muchos países.

La empresa dice: “El entrenamiento de policías se ha convertido en una herramienta esencial para consolidar la democracia y para avanzar con los intereses de los EEUU en el exterior, y DynCorp está orgullosa de que el Departamento de Estado nos confíe un rol mayor en su programa de policía civil”. Ni el entrenamiento de policías se escapa de la necesidad de “avanzar con los intereses de los EEUU en el exterior”.

El 17 de septiembre del 2006, según la empresa, un empleado que entrenaba a los policías en Iraq fue muerto por un francotirador. “DynCorp International, según un contrato con el Departamento de Estado, es responsable por reclutar, entrenar, suministrar, y apoyar a los 700 entrenadores estadounidenses”, explica la empresa. Hace el mismo trabajo en Afganistán. Varios empleados de DynCorp han sido asesinados, considerados enemigos extranjeros, en ambos países.

En cuanto a su filosofía política y económica, la DynCorp explica brevemente: “Apoyamos la privatización y re-diseño de facilidades de los gobiernos en todas partes del mundo.”

Robert B. McKeon, Presidente de la Junta Directiva de DynCorp y Fundador y Presidente de Veritas Capital, una firma de inversiones, es un hombre con una meta muy clara en la vida. En 1988 le dijo a un socio que “yo quería ser independiente un día. El deseo surgió de mi necesidad fuerte de ser mi propio jefe y no tener ningún límite con respecto a cuanto dinero podría hacer”

(Straight Talk from A Wall Street Wizard, por Rodney Reid, The Harbus Online, 12 de abril del 2004″).

Reid le preguntó: “Tu empresa invierte fuertemente en la industria de defensa, que ha crecido mucho durante el gobierno actual. ¿Crees que la industria siga creciendo?”

La respuesta fue: “Creo que la industria de defensa seguirá siendo un área de inversión atractiva como ha sido durante el último siglo. Como dijo Platón: ’Mientras haya hombres, habrá guerra.’ El mundo es un lugar más y más peligroso, y nuestro gobierno se compromete tanto a luchar agresivamente contra el terrorismo como a defender el mundo libre de cualquier tipo de amenazas que puedan molestar a nuestro país y sus aliados claves”.

Entre 1999 y 2002, según el Center for Responsive Politic», DynCorp donó US$ 226.865 en contribuciones políticas; de este total, 72% fue donado a miembros del Partido Republicano, el partido de Bush. En el ciclo electoral de 2004, DynCorp donó US$ 96.550; de esto, 65% fue donado a los republicanos.

Según el Center for Public Integrity, DynCorp ha recibido miles de millones de dólares en contratos con el gobierno de los EEUU, no importa cual de los dos partidos principales estén en el poder. “Entre 1990 y 2002, DynCorp tuvo contratos con el gobierno con un valor de casi US$ 11.8 miles de millones”.

El mismo Center for Public Integrity informa que DynCorp ocupa el lugar número 26 entre empresas que han recibido contratos del gobierno de los EEUU para su trabajo en Iraq y Afganistán entre 2002 y el 1o de julio de 2004. Con estos contratos DynCorp recibió US$ 93.7 millones.

Según The New York Times (21 de mayo de 2006): “Investigadores gubernamentales están examinando informes de fraude criminal por parte de empleados de DynCorp, incluyendo la venta de municiones destinadas para la policía iraquí, dijo un alto oficial del gobierno [de EEUU]…

Después de que uno de sus subcontratistas trabajando en la academia de entrenamiento de policía en Jordán robó combustible con un valor de US$ 600.000 en 2003, la empresa no instaló los métodos propuestos de controlar el fraude, según auditores federales. Anne W. Patterson, del Departamento de Estado quién asumió el monitoreo del trabajo de DynCorp y ex embajadora de EEUU en Colombia, en diciembre del 2005 dijo que ordenó una revisión “desde arriba para abajo’”de todos los contratos de DynCorp con el Departamento de Estado.

Oficiales de DynCorp dijeron que despidieron a los empleados involucrados en el robo del combustible y reembolsaron al gobierno y implementaron los controles. Dijeron que la empresa vigila las municiones cuidadosamente”.

(Cálculos equivocados dañaron los planes de EEUU para la policía iraquí, de Michael Moss y David Rohde).

Anteriormente, empleados de DynCorp fueron acusados por los medios de comunicación de “comprar a mujeres y muchachas como esclavas para el sexo en Bosnia durante el despliegue de los militares estadounidenses allá en los últimos años de los noventas”, según el Chicago Tribune

(«U.S. stalls on human trafficking», por Cam Simpson, December 27, 2005).

“Luego, la empresa despidió a ocho empleados por su involucramiento alegado en traficar para el sexo y en negocios ilegales de armas”.

En 2003 Computer Services Corp., que ocupa el lugar número 141 en la lista de las corporaciones estadounidenses más grandes según la revista Fortune, compró DynCorp por 950 millones de dólares. Un 24% de los ingresos de la CSC viene del Departamento de Defensa de los EEUU.

La empresa se identifica como “un mayor proveedor de servicios de tecnología informática a los mercados mundiales comerciales y gubernamentales”. La CSC ayuda a las corporaciones en proceso de su propia globalización. “En el pasado, las limitaciones de tiempo y distancia hacían imposibles las operaciones globales”, explica la corporación.

“Nuestros clientes operan en un ambiente en que los procesos tienen que ser compartidos (…) por todo el mundo con sus distintos husos horarios. Para competir con éxito en este mercado global, las empresas necesitan de un socio en la tecnología informática que puede proveer soluciones globales”.

En 2005 DynCorp fue comprado por Veritas Capital.

fotoAcademias internacionales para la aplicación de la ley
al servicio de los mercados libres

Además de contratar con empresas como DynCorp para el entrenamiento de policías en varias regiones del mundo, el Departamento de Estado de los EEUU ha establecido «Academias Internacionales para la aplicación de la ley» (ILEA sus siglas en inglés) que entrenan a policías, fiscales, y oficiales judiciales para la “guerra contra el terrorismo” y otros fines. La ILEA para América Latina funciona en El Salvador.

El propósito de las ILEA fue definido en 2003: “Además de ayudar en la protección de ciudadanos y negocios estadounidenses por medio de una cooperación internacional fortalecida contra la delincuencia, la misión de las ILEAs es: apoyar la gobernabilidad democrática por medio del Estado de derecho, mejorar el funcionamiento de mercados libres por medio de legislación mejorada y una aplicación mejorada de la ley, y aumentar la estabilidad social, política, y económica por medio del combate contra el narcotráfico y la delincuencia”.

(Se puede ver este propósito, en inglés, en aquí).

El movimiento antiglobalización es analizado como fuente del terrorismo

Un documento parcialmente desclasificado por el gobierno de los EEUU declara el movimiento contra la globalización como una posible fuente de terrorismo. El 26 de septiembre del 2006 el gobierno de EEUU desclasificó una parte del Estimado Nacional de Inteligencia titulado “Tendencias en el Terrorismo Global: Implicaciones para los EEUU” Este documento oficial, elaborado en abril de 2006, representa una visión de consenso de los 16 servicios especiales de espionaje.

Según el Estimado: “Mientras Irán, y en un grado menor Siria, siguen siendo los más activos auspiciadores del terrorismo, muchos otros Estados serán incapaces de prevenir que su territorio o recursos sean explotados por terroristas. El sentimiento anti-USA y anti-globalización está en aumento y está echando leña a otras ideologías radicales. Esto podría impulsar a algunos grupos izquierdistas, nacionalistas, o separatistas a adoptar métodos terroristas para atacar intereses estadounidenses”.

Matthew Rothschild en un artículo del 28 de septiembre en el New York Daily News observa que este aspecto del Estimado es “especialmente alarmante para progresistas –la inclusión de ’anti-globalización’ como una fuente del terrorismo (…) Los que somos ’izquierdistas’ y miembros del movimiento anti-globalización ya estamos notificados: somos sospechosos de terrorismo a ojos de la comunidad estadounidense de inteligencia”.

Podríamos notar también que no solamente “izquierdistas” sino también “nacionalistas” están considerados como potenciales terroristas. Los nacionalistas en América Latina, con cualquier grado del izquierdismo o socialismo, están exigiendo que los recursos naturales de sus países beneficien a sus pueblos y no sigan enriqueciendo a las corporaciones multinacionales y sus países (ricos) de origen.

(Se pueden ver estos párrafos desclasificados, en inglés, en la página web del Director de Inteligencia Nacional, John D. Negroponte: www.dni.gov).

En suma:

La conclusión de todos estos datos es evidente: toda la política militar y de “seguridad” del gobierno estadounidense está orientada a promover la politica exterior, y ésta se define claramente en servicio y protección de los intereses económicos de las corporaciones multinacionales y bancos con base en EEUU.

Esta conclusión no es ninguna sorpresa.

Lo que he tratado de aportar en este artículo son las declaraciones y documentos oficiales que demuestran que ésta es la finalidad de la política militar de Wáshington, frecuentemente camuflada en términos de seguridad nacional, estabilidad o guerra contra el terrorismo y el narcotráfico.

————————–

* Sacerdote jesuita nacido en EEUU, trabaja en Nicaragua desde 1986 con las Comunidades Eclesiales de Base y es miembro del Comité Coordinador de la Convocatoria Mundial a acciones no violentas de resistencia civil para poner fin a la ocupación de Iraq.

Despacho de ALTERCOM, Agencia de Prensa de Ecuador. Comunicación para la Libertad.

www.altercom.org.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario