Dic 9 2004
369 lecturas

Cultura

Mujeres: su andar entre la censura y el goce

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Licenciada en Literatura y Ciencias del Lenguaje, catedrática en la Universidad Autónoma de Centro América, cuyo consejo académico de filología preside; profesora asociada de la Universidad de Costa Rica, en la que coordinó el Foro de la Mujer -Programa Interdisciplinario de Estudios de Género-, no le faltan sólidos antecedentes para adentrarse en las aguas, a menudo espinudas, que plantean las cuestiones que atañen a las discusiones sobre género.

Tampoco le faltan herramientas para el manejo del lenguaje. En el campo de la comunicación, ha colaborado en su país con La República, y La Gaceta y en la actualidad integra la Comisión Nacional para la Defensa del Idioma.

Sobre la cuestión de la mujer en la sociedad pueden anotarse otras obras de su autoría, por ejemplo: A la mujer por la palabra -ganadora de los premios UNA-Palabra en 1989 y Aquileo Echeverría en 1990, que se suma, entre otras, a La mujer, víctimay cómplice, Literatura, mujer y sexismo, Angela Acuña, forjadora de estrellas y Las líneas torcidas del derecho.

fotoCitas y ortigas

Señala Alicia Guardián: “La idea que orientó a Yadira fue averiguar o conjeturar de qué modo, en medio de las muchas y variadas censuras y restricciones, las mujeres han conseguido -cuando lo han conseguido- vivir las experiencias placenteras del sexo, los afectos, la autonomía, el estudio, la creatividad y el amor y respeto a su propio cuerpo.

“Sin embargo, la autora trasciende esta idea orientadora. Ella logra trasladarnos a un terreno rizomático, nómada y ambiguo. Nos conduce hábil y certeramente a esa zona límite en la cual el yo es tanto una realidad biológica como una construcción cultural y social. (…) Paso a paso, tomamos plena conciencia de que la cultura que heredamos y que nos han forzado a internalizar nos limita, nos crea prejuicios pero, al mismo tiempo, nos abre ventanas”.

Y termina preguntándose “¿Cuáles estrategias podemos impulsar, desde nuestra cotidianidad, que nos permitan admitir la dimensión de la subjetividad y de
lo heterogéneo, para respetar las diferencias e integrarnos en lo diverso?”

Dice la autora en el comienzo de Éxtasis y ortigas, las mujeres entre el goce y la censura: “Desde los tiempos de Hamurabi, Dios quedó establecido como macho y las mujeres etiquetadas como cuerpo; y más que eso, como cuerpo deficiente y mal construido, en el cual se originaban grietas morales y zanjas intelectuales
insalvables”.

Y en el capítulo IV: “Dada la incontrolable lujuria de las mujeres, un marido tenía que andar con pies de gato para no despertar en la esposa a la bestia insaciable y
predadora que habitaba en su sexo”. Para rematar -porque el tiempo no parece haber corrido entre Mesopotamia y la Europa católica: “A finales del siglo VI, el concilio de Macon decide que para evitar los contactos impuros, ningún cadáver masculino debe ser enterrado al lado de un cadáver femenino”.

Eterna preterida por la costumbre, el derecho y otras manifestaciones culturales, Calvo deja sentado (capítulo VIII): “Deberes femeninos señalados por el Eco Católico: salir a la calle sólo lo necesario, hacer visitas sólo por deber imprescindible, no derrochar en lujos, no discutir aunque esté de su parte la razón, adular al marido discretamente, mostrarle admiración y confianza, interesarse en sus problemas y actividades…”.

Por ello, tal vez, recoje el pensamaiento del fundador del Opus Dei; para Escrivá, en efecto, la mujer es responsable del 80 por ciento de las infidelidades conyugales “porque no saben conquistarlos cada día con detalles amables, delicados”.

Publicó en Costa Rica Farben-Norma. Otra obra del pensamiento latinoamericano que Latinoamérica probablemente no conocerá, preocupados en general los medios por “acercarnos” el último partido de fútbol internacional, los asuntos del “play off” de la NBA o cuál mama de la “starlet” de moda en el Primer Mundo asomó en qué fiesta, recital o “evento” benéfico.

—————————

Fuente: Club de Libros de San José (www.clubdelibros.com).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario