Jun 30 2009
284 lecturas

Política

Mujica / Astori / Vázquez: no es lo mismo, pero es igual

Andrés Capelán*

Con la realización de las elecciones internas en todos los partidos, este domingo comienza el largo proceso electoral uruguayo 2009/2010. Algo tenía que escribir yo al respecto, por más que la cosa no me entusiasme demasiado.

Aquí, hace meses que la mayoría de los operadores y los analistas políticos han dado por sentado que el próximo presidente será José Mujica, hasta el FMI lo ha asumido, poniéndose "desde ya a sus órdenes".[1]

Luego de cumplido con la formalidad del fin de semana y sean oficializadas las candidaturas de todos los partidos, se lanzará sin demora la carrera hacia la primera rueda de las elecciones presidenciales y legislativas de octubre.

Será entonces que la derecha –toda la derecha, desde la "heavy" de Lacalle hasta la "light" de Larrañaga– comenzará a disparar sobre el candidato del progresismo, advirtiéndonos sobre su pasado sangriento y sobre sus revolucionarias intenciones.

Seguro que nos asustarán con un Mujica marxista-leninista-chavista-castrista, y por si fuera poco, etarra; porque la derecha no sabe hacer campaña si no asusta con algo.

¡Ojalá tuviera razón la derecha, y Mujica resultara un presidente realmente izquierdista que condujera el país hacia la liberación nacional y el socialismo! Sin embargo no es ello así, y es Mujica mismo el primero en decirlo. Algunos, por ignorancia, se creerán esa fábula del Mujica radical y correrán desesperados a votar a la derecha (tan democrática ella, a pesar de estar llena de colaboradores de la dictadura). Otros, también por ignorancia, irán a votar a Mujica pensando que votan la revolución.

La derecha esconde, y esa otra gente olvida, el hecho concreto de que José Mujica fue ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca durante los primeros cuatro años de este gobierno, y no hizo ninguna revolución en el campo. Ni una pequeñita hizo. Nadita de revolución hizo. ¿Y por qué?

Pues por la sencilla razón de que Mujica no ad-ministró solo, sino que fue parte de un gobierno reformista neo-capitalista, que lo menos que se propuso fue hacer una revolución o cambiar en algo las relaciones de producción. Y así seguirá siendo durante los próximos cinco años, simplemente porque no puede ser de otro modo, pues los que gobernarán serán los mismos que ahora.

Pero además, aunque quisiera, Mujica no podría nunca hacer la revolución desde el gobierno al estilo Chávez, ya que no cuenta con las mayorías absolutas con las que sí cuenta el bolivariano. Pero tampoco hay nadie que pueda empujarlo hacia la izquierda, no ya dentro del mismo Frente Amplio, sino en ninguna parte. Porque en los últimos años, la central obrera uruguaya se ha convertido en el brazo sindical del Frente Amplio, y porque las organizaciones de izquierda son muchas, pero todas tienen poca gente, y mayormente están peleadas entre sí.

En fin, es el momento del progresismo, y la gente debe hacer su experiencia como la ha hecho en otros lados. Como en España, por ejemplo, donde luego de desilusionarse de González volvió a votar a la derecha, y luego de escaldarse con la derecha volvió al "socialismo" y votó a Rodríguez Zapatero pensando que era otra cosa, y al final se dio cuenta de que había terminado votando lo mismo.

Bueno, si, es verdad, estoy exagerando, no es lo mismo González que Zapatero, así como no es lo mismo Vázquez que Mujica o Mujica que Astori.

Sí, sí, no es lo mismo, pero es igual. Pasen y vean…

[1] Ver Comcosur al Día Nº 1706 del 03.06.09.

* Periodista.
En
http://alainet.org –que cita como fuente a Comcosur al Día (http://sitio.comcosur.org/web).

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario