Oct 29 2010
653 lecturas

Política

Multitudinario y espontáneo adiós a Néstor Kirchner

Stella Calloni*

 Miles y miles de personas continuaban esta mañana formando colas de hasta 25 cuadras, a lo largo de avenidas que rodean a la Casa Rosada y ocupando la histórica Plaza de Mayo, para despedir los restos del ex presidente argentino Néstor Kirchner, fallecido el miércoles último. Entre lágrimas, aplausos y cánticos se escucha una consigna conmovedora: “fuerza Cristina, te acompañan millones. Aquí está el pueblo”.

La multitud forma mareas por momentos y es muy difícil acercarse o salir del lugar y esta presencia popular, que desbordó todas las expectativas, causó un impacto político aquí y en la región.

El velorio comenzó a las 10 de la mañana en el emblemático Salón de los Patriotas Latinoamericanos en la presidencial Casa Rosada y desde el mediodía, cuando llegaron la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y sus hijos Máximo y Florencia, acompañados por familiares cercanos, el desfile de dolientes no cesó en ningún momento.

El rostro de la presidenta, vestida de negro y semioculto por grandes gafas oscuras, se notaba surcado por el dolor y se le vio en muchos momentos contener el llanto, tomada de las manos de sus hijos, acariciando el cajón que se fue cubriendo con banderas, pequeños ramos de flores y mensajes que le dejaban especialmente los jóvenes, cuya multitudinaria presencia tiene una lectura política que cambia el escenario local.

Al principio, el desfile ante el féretro transcurrió en silencio, pero muchos al pasar comenzaron a vitorear al ex mandatario y especialmente a alentar a la presidenta con consignas como: “fuerza Cristina”, “adelante presidenta del pueblo”, “vivan Argentina y América del Sur”, “gracias por devolvernos la dignidad”, “el pueblo está con vos”.

La mandataria se llevaba la mano al corazón para agradecer el gesto, mientras todos los que estaban en el lugar aplaudían en forma constante cada expresión popular.

Hacia la Plaza de Mayo, adonde se mantuvieron centenares de personas toda la noche, sembrada en algunas zonas por mensajes alentadores y creativos y humildes ramos de flores, convergieron las columnas de trabajadores de la Confederación General del Trabajo, otros gremios, movimientos sociales y partidos políticos. Al atardecer comenzaron a llegar miles de personas que salían de sus trabajos y se incorporaban a la multitud que continuó creciendo durante las primeras horas de la noche.

El féretro con los restos de Kirchner estaba rodeado de los retratos del general Juan Domingo Perón y del ex mandatario chileno Salvador Allende, y alrededor de la mandataria fueron ubicándose ministros, funcionarios, gobernadores, intendentes y dirigentes políticos.

Una enorme pantalla instalada mirando hacia Plaza de Mayo reproducía lo sucedido en el interior para los miles que se mantenían en el lugar.

Uno de los momentos conmovedores fue el abrazo de la presidenta con las Abuelas de Plaza de Mayo. Estela de Carlotto le entregó el pañuelo de las Madres de Plaza de Mayo, con el nombre de Néstor Kirchner, quien alguna vez se declaró hijo de todas ellas.

“Nuestro hijo Néstor está ahora con los 30 mil y es infinito el agradecimiento a lo que hizo por ayudarnos en el camino de la verdad y la justicia”, dijeron las madres.
 
Cristina Fernández permaneció ante el féretro de su esposo, Néstor, acompañada de sus hijos, Florencia y MáximoFoto Ap
También Hebe de Bonafini y sus compañeras de la Asociación que preside se fundieron en un conmovedor abrazo con la mandataria y no se pudieron evitar las lágrimas.

Lo mismo sucedió cuando entró el dirigente de la CGT, Hugo Moyano, y otros que le manifestaron todo su apoyo y respaldo.

La llegada de Diego Armando Maradona para presentar sus condolencias causó fuerte impacto. El ex futbolista comparó al ex presidente con Perón y Eva Perón “en otro tiempo”, y sostuvo que con el paso de los días la figura de Kirchner “se va a agigantar ante el pueblo”.

Fue una jornada agotadora, pero de una fuerza política y humana asombrosa.

 Rememoró cómo habían sido los primeros pasos que unieron a Venezuela con Argentina y Brasil, en una línea de acción que llevaría a profundizar la integración del área sudamericana.

El mandatario venezolano recordó el papel preponderante de Kirchner en esos momentos y remarcó el importante papel negociador del ex gobernante, especialmente durante su misión de mediar entre Venezuela y Colombia. “Hoy estamos en un camino cercano a la paz”, admitió.

“El trabajo de Néstor fue hacer hombres. Su trabajo fue hacer una patria nueva”, finalizó el líder venezolano.

Por su parte, el presidente Lula llegó al país por pocas horas ya que se encuentra en la recta final de la campaña para la segunda vuelta electoral en Brasil.

Al llegar al velatorio pudo ver junto a Chávez, a Lugo y también al presidente colombiano Juan Manuel Santos. Todos ellos destacaron “el enorme fervor popular” que acompañaba a la mandataria argentina en estos difíciles momentos.

Al salir, el presidente brasileño reseñó la importancia de la llegada de Kirchner al gobierno que “en su momento permitió superar barreras” y toda clase de preconceptos y que condujo al más importante acercamiento entre ambos países.

Calificó como “extraordinaria” la relación actual entre Brasil y Argentina. “Kirchner construyó la idea más importante para su país que fue recuperar el orgullo, la autoestima y el empleo”, y destacó que “esto continúa bajo el gobierno de Cristina Fernández. Tengo la certeza de que ella va a superar ese dolor y va a continuar en el camino que ha emprendido”, agregó.

Ya durante la noche se anunció la llegada de la secretaria de Relaciones Exteriores mexicana, Patricia Espinoza, y de la delegación cubana, encabezada por el vicepresidente Esteban Lazo.

Este viernes se espera la llegada del ex presidente del gobierno español Felipe González, quien asistirá al sepelio en representación del Ejecutivo de España, arribo que seguramente se producirá al terminar el funeral, después de lo cual los restos de Néstor Kirchner serán llevados a su provincia natal.

Quizás como corolario de este este día pleno de emociones, quede el recuerdo del abrazo entre los presidentes Chávez y Santos junto al féretro con los restos de Kirchner, todo un símbolo, como la presencia en los funerales de la senadora colombiana Piedad Córdoba junto a la presidenta Fernández de Kirchner.
 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario