Sep 18 2011
622 lecturas

PolíticaSociedad

Narco-columnistas colombianos, cómplices del genocidio paramilitar

, debido a las alusiones que varios ex funcionarios del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) han hecho de esta periodista como partícipe de la campaña de desprestigio que ese organismo de inteligencia adelantó contra la Corte Suprema de Justicia.

Ahora, a dichas acusaciones se suma el hallazgo de unos correos de comienzos de 2003 que la columnista intercambió con el entonces comandante de los grupos paramilitares, Carlos Castaño, y que fueron encontrados en la USB que H.H. le entregó a la Fiscalía. Le decía Castaño: “Apreciada Salud. Reciba mi saludo con afecto. Le ruego suavizar mi respuesta a la pregunta sobre cómo financiar las Autodefensas abandonando el narcotráfico”: Carlos Castaño”. Como respuesta, el jefe  paramilitar recibía: “Estimado comandante, comprendo su su precisión y así la haré.”

La hispano-colombiana, quien ya tomó un avión a Madrid, llegó hasta el punto de prologar el libro “Mi confesión” del ¿asesinado? narco-paraco Carlos Castaño (fue “oficialmente” declarado asesinado en 2004).

¿La prensa cómplice silenciará todo ésto también?

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario