Jun 23 2009
285 lecturas

Opinión

Néstor Francia / El alcalde de Caracas viaja, ¿para qué?

Antonio Ledezma, Alcalde Metropolitano de Caracas y uno de los principales dirigentes opositores, anda por Estados Unidos arrastrándose para pedir “solidaridad oportuna” con la oposición venezolana ¡Después se asombran cuando Chávez los llama pitiyanquis!

Sería bueno saber quiénes son los dos personajes mencionados en la ruta del frustrado delfín de Carlos Andrés Pérez, aparte de Insulza, con quien supuestamente se va a reunir, aun cuando no sabemos que haya ninguna confirmación por parte del Secretario General de la OEA.

Uno de los interlocutores de Ledezma será Ileana Ros-Lethinen, representante en el Congreso de Estados Unidos por el Partido Republicano. Nacida en La Habana de padres cubanos que emigraron a Miami, es una de las principales lobbystas  de la gusanera antifidelista de Florida, y se opone decididamente a las políticas actuales del gobierno de Obama que apuntan a una limitada apertura en las relaciones con Cuba.

Una de sus campañas trata de convencer a los factores de poder de que Cuba tiene planes para establecer instalaciones nucleares en la isla.

La otra cita del Alcalde Metropolitano es con el alcalde de Nueva York, Mike Bloomberg, quien renunció al partido republicano en 2007 pensando en la posibilidad de lanzarse por su cuenta como candidato a la presidencia de Estados Unidos, como alternativa a los partidos tradicionales.

Bloomberg es fundador de la compañía de información financiera Bloomberg LP, una de las más poderosas del mundo. Tiene vínculos con el "lobby" judío de Wall Street. En febrero de 2009, se publicó en la revista norteamericana Forbes el "ránking" de los 20 millonarios más poderosos del mundo, que no sólo considera el tamaño de la fortuna sino también el nivel de influencia que tiene el seleccionado. Quien cumplió a cabalidad con las características fue el alcalde de la ciudad de Nueva York, quien obtuvo el primer lugar.

Las entrevistas de Ledezma dejan en claro adonde apuntan las intenciones de la oposición venezolana. Por una parte, no hay duda de que ante su debilidad interna tratan de promover la intervención extranjera. Además, queda en evidencia qué política exterior instrumentarían de acceder al poder: relación con la flor y nata de la ultraderecha norteamericana, el lobby judío y el antifidelismo más feroz. 

Ledezma también anda mendigando recursos al Banco Mundial. Y mientras todo esto ocurre, otro sector del imperio, al frente del cual está el gobierno de Obama, realiza una acción de acercamiento diplomático con Venezuela, al reestablecer la presencia en cada país de los embajadores –Bernardo Alvarez y Patric Duddy–. Una noticia nada buena para la oposición, y que sus medios ocultaron, y no les pareció que merecía ni siquiera una nota en primera plana.

En todo caso, las contradicciones en el imperio juegan en nuestro favor y complican aun más la ya difícil situación de la oposición venezolana.


Néstor Francia es analista político.
Este análisis se publica en Venezuela, destinado básicamente a integrantes del poder legislativo, autoridades y dirigentes políticos de ese país; es un "análisis del entorno" de corte situacional. Se transcribe en este portal por gentileza del autor.

 

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario