Sep 7 2011
288 lecturas

Política

Néstor Francia / Hoja de ruta para parar a Chávez y los tiempos de crisis

El tejido mediático que persigue criminalizar a Venezuela no se detiene. Una muestra de ello es la forma en que se tergiversó declaraciones del embajador ruso en nuestro país, Vladimir Zaemskiy, quien desmintió rumores sembrados por la derecha en el sentido de que Rusia autorizaría a Venezuela a entregar misiles S-300 a Irán.

En casi todas las páginas Web informativas de la derecha, el desmentido del embajador fue titulado “Rusia no autoriza a Venezuela a entregar misiles S-300 a Irán”.

Dicho de esta manera, se inferiría que nuestro país solicitó tal autorización, y Rusia se habría negado. Pero la declaración del embajador no tiene nada que ver con tal titular. Zaemskiy calificó más bien de “mentira premeditada” las versiones de que Rusia permitiría la entrega de los sistemas de misiles antiaéreos S-300. Textualmente, el embajador dijo: “Se dijo que Rusia estaría dispuesta a autorizar a Venezuela a entregar los sistemas misilísticos antiaéreos S-300 que vendemos a Caracas. Es una invención, una mentira premeditada”.

La intención de la derecha es, por una parte, seguir echando leña al fuego de la satanización internacional de Venezuela con el objeto de seguir preparando el escenario para una intervención imperial de cualquier tipo, y por otro lado enlodar las relaciones con Rusia, país que no es considerado nuestro “socio natural”, que es el eufemismo que usa la derecha para referirse a Estados Unidos. En el fondo, este incidente mediático que requirió la declaración del embajador no es más que otra muestra de la abyección proimperialista que caracteriza a la derecha venezolana.

En nuestro análisis del 1° de septiembre pasado asentamos: “…poco después de conocerse que el presidente había superado los dos millones de seguidores, Globovisión trató de minimizar el impacto de la noticia con supuestos “hackeos” a cuentas de opositores”.

Y el día siguiente escribimos: “Desde la derecha siguen tratando de minimizar el gran impacto de la presencia de @chavezcandanga en Twitter, y ahora aparecen otras cuentas de escuálidos “hackeadas”, como una manera bastante evidente de desviar la atención del gran éxito chavista en la red. A los presuntos “hackeos” de las cuentas de Eduardo Semtei e Ibéyise Pacheco, se suman ahora los de Jesús Torrealba (el mismo que redactaba los “partes de guerra” de Ortega y Fernández durante el sabotaje petrolero) y el libretista de telenovelas Leonardo Padrón”.

Pues bien, el show continúa. Anoche anduvieron por Globovisión, en el programa “Buenas Noches”, el bufón de la corte Laureano Márquez; el conductor del programa Radar de los Barrios y golpista del sabotaje petrolero, Jesús Torrealba, y la periodista calumniadora (recordemos el caso del hijo de Alí Rodríguez) Ibéyise Pacheco, para hablar de los “hackeos” a sus cuentas de Twitter, insinuando, por supuesto, la responsabilidad del gobierno y batiendo lanzas, qué podía esperarse, por la “libertad de expresión” en las redes sociales. 

Según Laureano Márquez, las redes sociales como Twitter son más usadas en “sociedades oprimidas por gobiernos autocráticos”: “En estas sociedades la gente se expresa a través de redes que son más libres y menos controladas”. Aquí se ve muy clara la intención de equiparar a Venezuela con los gobiernos del Medio Oriente, seguramente dentro del sueño de una “solución” tipo Libia para nuestro país. Aquí cabe muy bien la expresión “@chavezcandanga los tiene locos”.

Quienes piensan que la derecha en Venezuela actúa coordinadamente en las acciones desestabilizadoras exageran las capacidades de ese saco de gatos que es la contrarrevolución en nuestro país, un sector lleno de contradicciones, indefiniciones, rivalidades y pare usted de contar. Una muestra de ello es lo que ha ocurrido con las varias y frecuentes “huelgas de hambre”, que siempre languidecen en medio de desolador aislamiento.

Por ejemplo, los jóvenes fascistas de la autodenominada “Operación Libertad” en el estado Zulia levantaron ayer la enésima huelga de hambre por la “libertad de los presos políticos”, con el triste pretexto de que la Organización de Estados Americanos prometió reactivar las mesas de trabajo para “lograr los beneficios humanitarios de los presos políticos”. Una manera bastante pueril de justificar una nueva derrota de quienes han banalizado y desvalorizado esa forma de lucha que han adelantado muchos, en estos y otros lares, por causas justas, y no en defensa de la oligarquía como lo hacen estos patéticos personajes.
 
Los fascistas, que se encontraban en la Plaza de la República haciendo la protesta, se retiraron del lugar, después que días antes rumiaron su amargura, cuando se mostraron molestos por la falta de interés que ha demostrado la ciudadanía y algunos factores políticos. Uno de ellos expresó que “A la Mesa de Unidad, que sabemos que están ocupados en el tema electoral, que vean que también hay puntos puntuales que atender y nuestros presos políticos, uno de ellos electo popularmente”.

Otra estudiante señaló: “Qué bueno fue el comisario Sánchez (Mazuco) para dar 94 mil votos a la tarjeta electoral, pero ahora que necesita apoyo nadie se pronuncia. No hemos tenido apoyo de nadie. El llamado es a la Mesa de Unidad Democrática, al gobernador (Pablo Pérez) que comenzará una campaña, esta debería ser su bandera”.
 
En realidad, muy pocos en la oposición partidista están de acuerdo con estas huelgas de hambre, pues en medio de su propia campaña electoral de primarias no quieren asociarse con causas perdidas. Por otra parte ¿Quién es Mazuco? ¿Un líder popular? ¿Acaso la ciudadanía que mencionan los fascistas está realmente preocupada por el destino de este delincuente? Lamentablemente hay que decirlo, porque es la verdad: esos carajitos son una sarta de idiotas.

La enfermedad avanza

La crítica enfermedad del capitalismo no encuentra cura. Ayer hubo un nuevo desplome de las bolsas europeas, siguiendo la fuertes caías del pasado viernes.

Fráncfort cayó más del 5%, debido a nuevos temores de recaída de la economía mundial y de agravación de la crisis de la deuda europea. La principal plaza alemana cerró con pérdida de 5,28%; la bolsa de París cayó el 4,73% y por debajo de los 3.000 por primera vez desde el 10 de julio de 2009. Milán cedió 4,83%, Madrid 4,69% y Londres 3,58%. Todas ellas habían terminado en negativo el viernes. En Asia, las bolsas siguieron la misma tendencia que los mercados europeos. Hong Kong terminó con pérdida de 2,95%, Shanghái de 1,96% y Tokio de 1,86%.

La semana pasada, las malas cifras estadounidenses sobre el empleo ya provocaron fuertes derrumbes bursátiles. Esos datos demostraron que la economía de Estados Unidos había dejado de crear empleos el mes de agosto, lo que alimentó el temor de que la primera economía del mundo entre en recesión.

Ayer no hubo malas noticias desde Wall Street. Claro, las bolsas estaban cerradas por ser día festivo en Estados Unidos.
    
El presidente Chávez hizo un llamado ayer a los países del grupo Bric (Brasil, India, China y Rusia) y de la Alba a iniciar un contraataque ante la barbarie del operativo internacional contra Liba: “Tenemos que ir a un contraataque más coordinado para contrarrestar esta barbarie”.   Chávez lanzó esta propuesta a los países del Bric porque, a su entender, se han manifestado “muy firmes” ante los ataques perpetrados por Estados Unidos y los viejos imperios de Europa contra Libia.

Aquí disentimos del presidente. Ni Rusia ni China se han mostrado para nada firmes. Aunque recientemente han criticado el papel de la OTAN, recordemos que Rusia ya reconoció a los rebeldes pro imperialistas, cosa que China ha hecho también en la práctica. Ambas naciones, al igual que Brasil, alcahuetearon al imperio en el Consejo de Seguridad, y sus críticas a los crímenes de la OTAN en Libia han sido más bien tímidas.

Sin embargo, es claro que Chávez anda en la dirección correcta, pues quienes están involucrados en el festín del reparto de los recursos de Africa, y aquí se debe incluir a Rusia y a China, tienen notable contradicciones entre sí, que se incrementan con relación con la situación en Siria, y esas contradicciones deben ser explotadas a favor de los pueblos. Chávez ha dicho: “Tenemos que ir en una contraofensiva. No podemos quedarnos de brazos cruzados”, tras destacar la propuesta de paz de la Unión Africana.

El papel que juega hoy nuestro presidente es importante y se orienta, como dijimos, en la dirección correcta.

Periodista.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario